Posts Tagged 'Banco Francés'

“Menú ahorro: volver al colegio sin que colapse el presupuesto familiar”

Marzo es un mes de muchos gastos familiares

Marzo no se salva nunca de los golpes al bolsillo. Pero este año, el impacto viene más intenso: la suba de tarifas de servicios públicos e impuestos provinciales/municipales y peajes entre otros, se combinan en un mix bastante explosivo con las compras de uniformes, libros y útiles ahora sin las “salvadoras” cuotas sin interés que aliviaban o, al menos, repartían la carga en varios meses.

En promedio, equipar a un chico para volver al colegio demanda a los padres unos $ 1.500, de acuerdo con los datos de una encuesta realizada por D’ Alessio IROL a la que tuvo acceso exclusivo LA NACION. “El 41% de quienes participaron dijeron desembolsar más de $ 2000 por cada uno de sus hijos para comprar útiles, libros, calzado y uniforme; el 24% entre $1000 y $1500; y el 24%, gastará en torno a $2000”, señala Nora D’ Alessio vicepresidenta de la consultora .

Con 2 o 3 tres hijos en edad escolar, la cuenta para una familia tipo se convierte en un número que desequilibra el presupuesto. Y eso, claro, sin contar las cuotas de los colegios privados que llegarán puntales los primeros días de marzo con el correspondiente incremento.

El primer mandato de la economía doméstica es estar atento al calendario de descuentos de los bancos con tarjetas de crédito y de débito, que si bien este año tardaron un poco más de lo usual en llegar, finalmente aparecieron. Incluso algunos bancos mantuvieron esquemas de 3 o 6 cuotas sin interés para sus clientes en días y comercios preestablecidos que son más que aprovechables. Imprescindible: leer la letra chica para no llevarse sorpresas, especialmente con los topes de descuento que algunas veces son por compra (es decir por cada ticket, pero en ese caso nada impide volver a hacer uso del beneficio al día siguiente) y en otros casos es un límite mensual de reintegro. También hay que abrir los ojos a si el beneficio es con cualquier plástico (Visa, MasterCard, American Express) emitido por el banco o sólo con alguno de ellos. Las promociones son por pocos días y las suelen anticipar por mail o mensaje de texto a sus clientes.

En Banco Santander explican que los clientes pueden canjear sus puntos Superclub por mochilas o luncheras. También pueden cambiar puntos por los llamados “comodines”, con los que acceden a descuentos de 10%, 20% y 30% en útiles escolares, librerías y uniformes, comprando con débito o crédito y un tope de reintegro $ 300.

Banco Francés, mantuvo todas las promociones que suele lanzar para esta época del año y le sumó un beneficio extra a sus clientes: “No se eliminan las cuotas sin interés y el costo financiero es asumido en su totalidad por el banco, es decir que en las operaciones con promoción se cobra sobre el precio de contado, más allá que la compra se realice en cuotas”, explican desde el BBVA.

Carlos Canova, gerente de Producto y Beneficios de HSBC Argentina, asegura que el banco mantiene “la misma intensidad que en años anteriores en las acciones de vuelta al Cole”. “Establecimos acuerdos que contemplan hasta 25% de descuento y cuotas sin interés, es decir, con costo financiero total del 0,00% (de acuerdo a la regulación vigente de la Secretaría de Comercio).

Una política similar en el tema de las cuotas tiene Citibank con 20% y 25% off en librerías y casas de uniformes y tres pagos sin interés. Banco Comafi también mantuvo descuento y pagos a tasa 0%, en días y locales específicos.

Otra opción para pagar en cuotas es el Ahora 12 o Ahora 18. El recargo es de 10% sobre el precio de contado, pero el costo financiero total (CFT), que es lo que realmente paga el cliente después de sumar impuestos es del 27%/30%. Es válido de jueves a domingo solamente, y la tasa de interés está parcialmente subsidiada por el Estado. Si la idea es financiarse con el banco, la tasa de interés depende de cada entidad y de cada emisor de tarjeta: el CFT en algunos casos supera el 45% anual, de acuerdo a las tablas que están obligados a mostrar en los comercios desde la entrada en vigencia del Programa Precios Transparentes .

El pago en efectivo o en una sola cuota de tarjeta de crédito o débito, en tanto, es más protagonista que otros años ya que incentivo por pagar cash en algunos comercios es bastante importante. De acuerdo con los resultados de la encuesta de D’ Alessio, el 42% dijo que pagará sus compras para el inicio del año escolar en efectivo, y el 24% con tarjeta de débito. Pero más allá de la forma de pago, las estrategias y tips para sobrevivir financieramente al comienzo de clases se multiplican en las familias. Los datos de D’ Alessio revelan que uno de los tips más repetidos es ir de compras solos y no con los chicos.

Comprar en mayoristas para aprovechar precios más económicos, solos o con un grupo de padres (32% de los encuestados); recurrir a segundas marcas (21%) y reutilizar las cosas que quedaron del año anterior o lo que se puede “heredar” de primos o amigos (59% de los participantes), son las estrategias que más mencionan los padres de hijos en edad escolar. “En un contexto de suba de precios, el 30% de los consultados optan por adelantar sus compras, sea aprovisionándose de útiles y uniformes en diciembre, o comprando en febrero/marzo un stock que les permita a compra quizá pasar todo el año sin necesidad de volver a comprar cuadernos u hojas”, revela la ejecutiva.

La Nación

Anuncios

¿El final para los descuentos con tarjeta?: puertas adentro, los bancos se replantean su estrategia promocional

Era algo que se venía comentando hace meses en el sector bancario casi como un secreto a voces, pero hoy está cada vez más cerca de convertirse en una realidad: el esquema promocional de consumo apalancado por los descuentos con tarjeta se puede cortar.

¿A partir de cuándo? “Todavía no tenemos una fecha definitiva de corte, pero estamos evaluando qué hacer con este tema porque nos dimos cuenta de que las promos con los plásticos no nos están redituando”, confiesa a iProfesional, off the record, el gerente de Marketing de uno de los cinco bancos líderes del país.

Según explica, las rebajas- que hoy promedian un 15% en indumentaria, y un 20% en el caso de los clientes Premium- ya están dejando de ser “negocio” para las entidades financieras.

Este no es un dato menor si se tiene en cuenta que, según un informe de la consultora especializada en consumo CCR, en la actualidad tres de cada cuatro argentinos toman una decisión de compra en función de los descuentos que se ofrecen en el mercado.

Pero este esquema podría llegar a su fin. Al desplome en las ventas minoristas de más de 9% en términos interanuales (según datos de la CAME) se suma que, dado el contexto recesivo, los bancos argumentan tener menor margen para destinar a las acciones promocionales y atrás quedan aquellas generosas rebajas de hasta un 35% que solían ofrecer en momentos de “boom” de consumo.

Por otra parte, de no ser por el programa oficial Ahora 12, las cuotas también serían reducidas, dado que las entidades financieras habían achicado sus planes de financiamiento hasta limitarlos a tres cuotas sin interés.

Cuando se les consulta sobre este tema a quienes toman las decisiones vinculadas con estrategias de Marketing sobre los motivos por los que piensan en “bajarse del tren” de los descuentos, estos señalan que son principalmente dos:

• Les resulta más conveniente realizar promociones “one shot”
A diferencia del esquema actualmente vigente, que consiste en promociones con un descuento fijo un determinado día de la semana, las entidades financieras hoy prefieren las rebajas esporádicas.

En el caso de BBVA, por ejemplo, la apuesta es por las “alertas de descuentos”: son rebajas muy fuertes -de hasta un 40%– que se avisan el día anterior a través de las redes sociales y la web del banco y duran entre uno y cinco días.

Galicia y Santander Río son otros de los bancos que también apelan a esta estrategia.

• Se sienten “traicionados” por las marcas
Desde los bancos -sin dar su identidad- admiten que la estrategia de las famosas promos con tarjeta consistía en “inflar los precios en función de los descuentos”, de manera que el cliente que fuera en busca de un producto en un shopping sin un plástico en la mano pagaba un valor “extra” (el del porcentaje de la supuesta rebaja), mientras que aquel otro que comprara el día del descuento, abonaba en verdad el valor real de la mercadería.

Hasta ahí el negocio iba “sobre ruedas” para ambas partes: las marcas tenían más afluencia de público en sus locales, y los bancos ganaban en fidelización, dado que las rebajas son uno de los principales factores de decisión a la hora de elegir una entidad financiera por sobre otra.

Pero esto cambió. En los últimos meses, los bancos empezaron a advertir con desagrado que algunas firmas “se cortaban solas”.

“Ahora, el día que no ofrecen descuento en conjunto con nosotros, empiezan a otorgar rebajas las marcas por su cuenta“, dice enojado el gerente de Marketing que eligió preservar su identidad.

Y agrega: “Eso nos complica mucho, porque la gente no elige ir el día en que tenemos el acuerdo”. Un ejemplo de esto son las rebajas que algunas firmas con presencia en varios centros comerciales como Vitamina, que se ofrecen en conjunto con el plan “Ahora 12” determinados días de la semana.

Lo cierto es que los bancos están reconsiderando hasta qué punto tiene sentido continuar con esta estrategia. Cabe recordar que el esquema de descuentos con plásticos bancarios se instaló en la Argentina poco después de la crisis de 2001, en tiempos en que los bancos habían perdido fuertemente credibilidad a causa del “corralito” y sus terribles efectos sobre la economía personal de los argentinos.

En ese momento, las promociones resultaron el negocio salvador, cuando el tradicional negocio de la intermediación financiera se redujo a su mínima expresión y las entidades apelaron a facturar por las comisiones de los servicios, tales como la tarjeta.

Pero eso no fue todo, sino que además esas promociones se volvieron un punto estratégico en términos de marketing, en un escenario en el cual la publicidad tradicional estaba vedada, ya que las palabras típicas que suelen utilizar en sus campañas -tales como “confianza”, “seguridad”, “futuro”- sonaban a una mentira para los argentinos, poco después de que estos hubieran perdido sus ahorros.

Con el paso de los años, la modalidad de los fuertes descuentos con tarjeta quedó en pie, pero el contexto del negocio bancario cambió.

¿Quién tira la primera piedra?
La decisión de ir retirándose de a poco de la alianza permanente con los shoppings está casi tomada, pero desde el sector bancario admiten que lo difícil es ser el primero en animarse a cortar con este sistema de descuentos tan encarnado entre los argentinos.

“El costo de mantener este esquema de promociones es demasiado alto, pero alguno de los bancos tiene que ser el que tome la iniciativa y se baje primero“, confiesa el gerente de Marketing que no quiso difundir su identidad.

Sin embargo, algunas señales de que las relaciones entre bancos y shoppings no van de viento en popa se han hecho notar en los últimos años.

Por ejemplo, en la actualidad el BBVA ya no tiene alianzas con ningún centro comercial en particular, sino que optó por negociar puntualmente con determinadas marcas para hacer promos del estilo “one shot” en determinados días de la semana.

En la misma línea, es notorio cómo se han ido reduciendo paulatinamente los porcentajes de ahorro que se ofrecían en el mercado. Mientras que cinco años atrás, los descuentos promediaban un 25%, hoy las rebajas permanentes entidades financieras se ubican cerca de un 15%. Y sólo los clientes VIP pueden acceder a un generoso 20%.

Dejando afuera a los shoppings
Debido que el esquema promocional habitual -integrado por el trinomio bancos, shoppings, marcas adheridas- empieza a resultar no rentable para algunas entidades financieras, según admiten desde el sector, la clave de aquí en adelante consiste en dejar por fuera del “círculo de las promos” a uno de estos tres actores: los centros comerciales.

Sucede que las negociaciones directas con las firmas resultan una opción más atractiva para los bancos, que hoy apuestan por evitar la intermediación de los shoppings.

“Nos conviene negociar con la empresa, sin tener que hacer alianzas con todo el mall“, dicen aiProfesional desde una de las entidades financieras líderes del mercado.

Y agregan que “las favoritas” para los bancos a la hora de ofrecer alguna rebaja y fidelizar al cliente son, principalmente, tres: Legacy, Kevingston y Mimo.

Otras de las desventajas de sus alianzas con shoppings, según explican, es que no siempre las “marcas adheridas” a las promociones que vienen en el “combo” que ofrecen los centros comerciales son las que ellos elegirían para ofrecer sus descuentos.

Frente a la pregunta acerca de cómo se financian los descuentos, los gerentes de Marketing de los bancos explican que “eso depende de la negociación que se haga con cada empresa”.

“Con cada marca, el negocio es distinto. Muchas veces la rebaja es cubierta por el banco, pero si baja la afluencia de público al local, ellos mismos participan del descuento. En el caso de las marcas internacionales, por lo general los ahorros que se ofrecen corren por su cuenta”, describen.

Un lento despegue
Como con el paso de los años las promociones con tarjeta se han vuelto casi un “commodity”para los argentinos, desde los bancos admiten que un corte tajante de este sistema es prácticamente imposible. Es por eso que han optado por dos caminos más sutiles, para evitar una retirada abrupta:

Espaciarlas
Una de las ideas que se discuten en estos momentos es la progresiva huida de las “promos semanales” y la apuesta por acciones más esporádicas

Reducir los porcentajes de descuentos
Desde los bancos admiten que es posible que, en sus próximas negociaciones con marcas y shoppings, las rebajas que se otorguen sean aún más pequeñas.

Otros de los “cambios” que se prevén ya de cara al 2017 tiene que ver con un plan que la gestión macrista heredó del Gobierno anterior y que algunos comerciantes describen como una “pesada mochila”: el plan Ahora 12.

Si bien este programa fue el plan vinculado con el consumo que tuvo mejor recepción entre los argentinos -dado que hoy permite financiarse en 12 pagos en un contexto en el que la inflación supera el 40%, según admitió el Ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay-, las entidades financieras “se quieren bajar”.

“Nos complica el negocio”, reconocen desde uno de los bancos.

Por ahora, el Gobierno nacional aseguró que este plan estará vigente hasta el 30 de septiembre de este año, pero de allí en más no está asegurada aún su continuidad.

Iprofesional

 

“Nuevo round a puro descuento: estas son las rebajas que proponen bancos y tarjetas para el Día del Padre”

Se acerca el Día del Padre y las marcas se preparan para sacar rédito de esta fecha especial.

Y lo hacen de la manera que los argentinos prefieren: lanzando una batería de descuentospara aprovechar a la hora de ir en busca del regalo para el próximo domingo.

En esta carrera, los centros comerciales y las empresas saben que cuentan con los bancoscomo sus grandes aliados para estimular el consumo.

Santander Río, Banco Francés, Galicia, Citi, Macro, Santander, HSBC, ICBC y Supervielleson algunas de las entidades que han puesto toda su batería de beneficios.

En un escenario en que las ventas vienen flojas, entre otras cuestiones porque el frío este año tardó mucho en llegar (algo que complicó la colocación de las prendas de esta temporada, según cuentan los mismos comerciantes) las fechas especiales cobran unaimportancia especial como un estímulo al gasto.

Sucede que “las empresas tienen menos margen para ofrecer beneficios y el público estácuidando más el bolsillo. Por esos motivos, las rebajas se están volviendo cada vez más puntuales“, dice a iProfesional Emiliano Schwartz desde la consultora especializada en consumo Tomadato.

Es por eso que apoyarse en este tipo de eventos resulta fundamental para las marcas. Y ninguna quiere quedarse afuera.

La pelea por los descuentos ya arrancó y se extenderá hasta el próximo domingo. Losahorros que se ofrecen en el mercado promedian un 25% para la cartera general y aquellos poseedores de los plásticos premium pueden acceder a opciones más tentadoras.

“Las fechas especiales son muy importantes porque son los momentos en donde nuestrosclientes más utilizan nuestros productos para regalar a sus seres queridos o regalarse algo a sí mismos. Queremos acompañar a quienes nos eligen día a día”, dice Martin Nascimbene, Gerente de productos Activos del banco Supervielle.

Para ahorrar en la compra del regalo
Uno de los bancos que se prepara para el evento del próximo domingo es el Galicia.

Abonando con sus plásticos, se puede acceder a un 15% y cuotas en determinadas marcas de indumentaria el día jueves.

Algunas de las firmas asociadas a esta promoción son Legacy, Kevingstone, Lacoste y Cacharel.

A su vez, cuenta con una acción que se extiende del 18 al 20 de junio y que ofrece un 25%menos en diferentes centros comerciales y marcas específicas.

También el BBVA Francés aprovecha el evento del próximo domingo para acercarse a sus clientes con promociones y beneficios.

Propone un 25% en distintos shoppings tales como Unicenter, Portal Palermo y Factory, bajo el slogan “El mejor regalo para el Día del Padre está en tus shoppings favoritos”.

Otra de las entidades que ya presentó su batería de beneficios es el Citi, bajo la consigna “La experiencia de sorprenderlo en su día”.

Ofrecerá un 25% en shoppings el viernes 19.

Los lugares ya establecidos para acceder a ese beneficio son Alto Palermo, Dot Baires Shopping y Alto Avellaneda.  La acción se complementa con un 30% en determinadasmarcas (como por ejemplo Levis y Hugo Boss).

Además, sus clientes de plásticos premium podrán sacar rédito de un 5% extra.

El Macro es otro de los jugadores que apuesta fuerte.

Entre el 15 y el 18 de junio otorga un 25% de descuento en distintos centros comerciales:Alto Palermo, Dot Baires Shopping y Alto Avellaneda.

“Apuntamos a incentivar a nuestros clientes y a hacer más atractivas las tarjetas con el valor agregado que otorgan nuestros beneficios”, indican.

Otro de los que pisa fuerte es el HSBC con beneficios también orientados al rubro electrodomésticos.

En el marco de esta fecha especial, permite pagar un 20% menos y hasta 15 cuotas sin interéshasta el 21 de junio.

Para los clientes de plásticos vip, el ahorro llega al 25% y se financia hasta en 18 meses.

El Supervielle es otro de los que se ha sumado a la batalla de promos en estos días.

Su propuesta es de un 25% y cuotas (30%, en el caso de los clientes premium) para las compras realizadas entre el 17 y el 19 de junio en distintos centros comerciales. Entre ellos,Unicenter y Palmas del Pilar.

El ICBC no se queda atrás a la hora de otorgar beneficios.

Brinda un 25% y hasta 3 cuotas sin interés en shoppings entre el jueves 18 y el sábado 20para quienes abonen con sus plásticos comunes y un 30% para su “cartera exclusive”.

Esta promoción se puede aprovechar en Recoleta Mall, Solar y Paseo Pilar, entre otros centros comerciales. Además, el banco otorga beneficios en perfumería, joyería y turismo.

“Los presentes más tradicionales son indumentaria o electrodomésticos, pero también desde ICBC ofrecemos más alternativas”, cuentan a este medio desde la entidad financiera.

Esas opciones abarcan “turismo, vinotecas, artículos deportivos, y, sobre todo, ampliamos la variedad través de nuestro programa de recompensas ICBC Club, donde los clientes tienen cientos de productos de diversos rubros, giftcards, canjes de pasajes y hoteles hasta el 18 cuotas sin interés”, completan.

También el Santander cuenta con alternativas para aquellos que quieran ahorrar en la compra del regalo para el próximo domingo.

Ofrece, entre el 17 y el 20, rebajas del 25% (y 30% en el caso de los clientes Select) a quienes abonen con sus plásticos en Dot Baires Shopping, Alto Palermo y Patio Bullrich, entre otros centros comerciales.

Además, otorga el mismo porcentaje de ahorro hasta el 21 de junio inclusive para quienes abonen con sus tarjetas en Falabella. El nombre de la campaña es “Para papá”.


El Banco Provincia también se ha sumado a la fiesta de promociones que tiene lugar en estos días.

Abonando con sus plásticos, es posible pagar un 25% menos en shoppings entre el 17 y el 20de junio.

Descuentos en electro
Las promociones del Día del Padre no se limitan a las que otorgan las entidades financieras en conjunto con shoppings y marcas de ropa. Las empresas del rubro electro también lanzaron una serie de beneficios.

Garbarino presentó una propuesta para esta fecha y decidió extenderla a todo el mes.

El slogan de la campaña es “Pensamos en vos, pensamos en él” y propone serie de descuentosen determinados artículos de tecnología y electrodomésticos.

Todas estas son opciones que quienes vayan en busca del regalo del Día del Padre pueden aprovechar, de acuerdo con los plásticos que tengan en sus billeteras.

La “guerra de promos” y marcas ya está planteada y ahora cada argentino comparará las opciones disponibles en el mercado para así seleccionar aquella que le sea más conveniente de acuerdo con la ya instalada costumbre de hacer una “compra inteligente”.

IProfesional

Rancho aparte: cada vez más marcas de ropa premium se bajan de los descuentos y promociones

Los cambios en materia de consumo obligan a las empresas a redefinir sus estrategias de Marketing para poder acomodarse a un panorama signado por mayores restricciones presupuestarias.

No sólo los particulares debieron adaptarse a un cambio de contexto. También las empresas, ya que ahora el margen de rentabilidad bajó mucho y les cuesta más sostener los descuentos

Algunas, se ven obligadas a mantenerlo y hablan de un “mal necesario”. Sienten que quedaron atrapadas de un sistema del que no se pueden bajar -por temor a que la competencia le quite facturación- pero tampoco les suma demasiado.

Tal como diera cuenta iProfesional, observan que antes las rebajas ofrecidas se traducían en mayores ventas. De modo tal que el margen de ganancia unitario que perdían por cada producto despachado lo recuperaban por el llamado “efecto escala”.

Ahora, eso cambió. Los comercios venden lo mismo o menos que antes y encima más barato. Prueba de ello es que este año se están ofreciendo rebajas más agresivas, de hasta un 35% y el volumen de venta viene en caída libre desde el arranque del año.

En este contexto, comienza a observarse una división entre aquellas marcas que mantienen sus promos, otras que las hacen por fuera del “efecto manada” de los acuerdos con shoppings y las que se han bajado.

Estas últimas, en particular, pertenecen al grupo de las llamadas Premium, que cuentan con su propia clientela que les compra independientemente de que no ofrezcan rebajas.

A varias marcas, ya no les es negocio sostener las promociones que venían ofreciendo en conjunto con los bancos”, admite en diálogo con iProfesional Ariel Schale, director ejecutivo de la fundación ProTejer, entidad que agrupa a las principales firmas del rubro textil.

Lo que ocurre, explica el empresario, es que en un contexto de fuertes reducciones en los márgenes de ganancia y de menores ventas (el INDEC reconoció que en septiembre las ventas en shoppings siguieron en baja)- mantener a flote el sistema de promociones se hace cuesta arriba.

La oferta de beneficios resulta muy costosa para las marcas del rubro”, indica Schale.

Vale una distinción: una cosa son las reducciones de precios y otra los planes de pago en cuotas.

¿Descuentos o cuotas? Qué prefieren los argentinos
Si bien varias no ofrecen descuentos, lo que sí hacen es mantener el pago en varios meses. Esto tiene su razón de ser.

Los gerentes de Marketing de las entidades señalan que las restricciones presupuestarias y las mayores dificultades para llegar a fin de mes han hecho que buena parte de la sociedad valore más el poder pagar en cuotas que las rebajas en sí mismas.

Esto claramente marca otra diferencia respecto a lo sucedido tiempo atrás y también explica en parte por qué las quitas del 35% ya no resultan tan efectivas como antes si no van acompañadas con planes de pago.

“Con una inflación del 40% y con menos dinero en sus bolsillos, la gente ‘cuotea’ todo lo que puede”, destacan desde una entidad financiera.

En esto coincide el economista Tomás Bulat: “Hoy, si la gente tiene que elegir entre obtener un descuento sin cuotas o poder pagar con financiación, aunque sin acceder a una rebaja, se queda con la segunda opción”.

Y agrega que esto “es algo que va más allá de un artículo determinado, ya que se trata de una tendencia que se extiende a todos los rubros”.

Ésta la razón por la cual cada vez son más las marcas que mantienen las cuotas pero, en materia de descuentos, “se cortan solas” o se despegan de las alianzas con entidades.

¿El ABC “se baja del tren”?
En un recorrido por los principales shoppings se puede advertir que se multiplican los casos de los negocios que no ofrecen rebajas.

Rapsodia, Chocolate, Jazmín Chebar María Vázquez, Zara, Adidas, Etiqueta Negra yMishka son algunos de los que forman parte de la lista.

Sobre esta última, al consultar en su sucursal de El Solar Shopping, su encargada admite: “No tenemos descuento con ningún banco”.

Desde el sector afirman que tiene todas tienen su público ya constituido y que se “conforma” con el pago en cuotas.

Si bien esta tendencia se advierte con mucha más fuerza que en otros años, los empresarios señalan que se da en mayor medida en las marcas “Premium”.

“Principalmente, existe una retracción de las promociones en el segmento ABC1“, confirma a este medio Schale desde ProTejer.

Algunas pegaron en sus vidrieras los stickers que indican que adhieren al plan oficialista“Ahora 12”, mientras que otras ofrecen las cuotas sólo para algunos productos.

Una de ellas es Zara del shopping Alto Palermo. “Las 12 cuotas sólo se aplican a los productos nacionales”, confirma una de las empleadas.

Cambios

Además del “no” a las rebajas en el caso de varias marcas premium, los analistas detectanotras tendencias en relación con el esquema de promociones.

En este sentido, señalan que en la actualidad tienen lugar dos grandes cambios:

1. Las marcas “se cortan solas”
Se multiplican las firmas que están lanzando acuerdos puntuales con bancos por fuera de las negociaciones que éstos hacen con los grandes shoppings.

“Muchas de ellas hoy están eligiendo negociar por fuera de los convenios que firman los centros comerciales”, apunta Schale.

Las ventajas que obtienen son la posibilidad de ofrecer un porcentaje de reducción distintodel que propone el shopping y el poder elegir el día de la semana.

Además, el hacer “rancho aparte”, les da mayor flexibilidad en diseñar promos semanales y otorgar, en cambio, descuentos sólo determinados días del mes.

2. Se renegocian los porcentajes
Como las empresas hoy tienen menos margen para ofrecer beneficios, en el caso de las marcas que aún los sostienen, se modifica el grado de aporte que hacen la firma por un lado y el banco por otro.

En este punto, Schale señala que “en el esquema de las promociones, antes estaban repartidas 50-50, pero ahora los comercios están más complicados para cubrir la mitad”.

3. Se imponen las acciones “one shot”
Un caso intermedio entre el de las empresas que tomaron la difícil decisión de eliminar beneficios y aquellas que no pueden bajarse del esquema es el de las rebajas “sólo por hoy”,que se hacen cada vez más frecuentes.

Esta estrategia les permite a las firmas hacer descuentos sólo los días en que les es conveniente.

Uno de los bancos que apela a esta estrategia es el BBVA Francés, que lanza promos puntuales en conjunto con determinadas marcas.

Las marcas giran el timón
Los analistas ya no hablan de compradores compulsivos, un concepto que fuera tan utilizado en años anteriores.

En su reemplazo, hacen referencia a “consumidores eficientes”, entendiendo como tales a aquellos que buscan hacer rendir sus ingresos.

La necesidad de cuidar el bolsillo los ha llevado a desarrollar una suerte de “ingeniería logística”: identifican dónde conviene comprar, qué días hacerlo y qué elegir, según las promociones ofrecidas y la estacionalidad de los productos.

Guillermo Oliveto, director de la consultora W, define al nuevo perfil de comprador, que trajo el actual escenario de estanflación, como “exigente y racional”.

Además, los expertos detallan otras características particulares:

1. Compra cuando tiene y no cuando quiere: según explica Otálora, en un escenario de restricciones presupuestarias “el consumo aspiracional queda relegado ante la necesidad de ajustar el bolsillo”.

2. Abandona o espacia los “gustitos”: a diferencia de los tiempos en los que primaba el consumo impulsivo, hoy se tiende a bajar las compras de todo aquello que no resulte imprescindible.

3. Se compra si hay descuento: el perseguir las promociones ya “no pone colorado” a ninguna persona de clase media-alta. Por el contrario, éstos comparten sus experiencias, para ver quiénes han logrado obtener los mejores beneficios, hasta haciendo alarde de sus consumos de tipo “inteligente”.

4. Precio “mata” fidelidad: los lazos que se crean con una determinada etiqueta o puntos de venta tienden a ser más efímeros y la relación “cliente-marca” depende cada vez más del beneficio en precio que otorgue esta última.

5. Apuesta por las segundas marcas: mientras que en otro contexto las líderes mantenían un gran margen en ventas respecto de las segundas líneas, ahora ganan más espacio las de menor precio.

6. Se buscan los formatos de cercanía: las limitaciones presupuestarias llevan a una gran mayoría de personas a particionar sus compras y adquirir lo justo y necesario en losnegocios cercanos.

Una “luz” en el verano
La caída en ventas también prende el alerta entre los empresarios de indumentaria, que sufren las consecuencias de un consumo más gasolero.

Algunos se esperanzan con los precios de la ropa veraniega que al ser menos elevadospueden ayudar a empujar las ventas.

Sin embargo, los economistas se muestran menos optimistas, dado que observan que se consume menos por la caída del salario real.

Por otro lado, “hay incertidumbre en el mercado y se va a poner aún más difícil el escenario“, explica a este medio Guillermo Barbero, socio de First Corporate Finance Advisors.

El miedo a perder el empleo es otro de los factores que empieza a tener un peso cada vez más sustancial en la conducta de los argentinos y se transforma en un freno importante para el gasto.

Esto resta efectividad a las acciones de Marketing que poco pueden ayudar a levantar las ventas.

En este punto, Schwartz concluye: “El escenario de incertidumbre pesa demasiado y le tuerce el brazo a los descuentos y las cuotas”.

IProfesional

“Relanzan los descuentos y las cuotas sin interés para intentar reactivar el consumo”

 A la espera que se despierte la demanda tras el cierre de las paritarias, y con el Mundial de Fútbol como argumento de venta, comenzó la oferta de promociones por parte de las tarjetas en los distintos comercios del país. La falta de reacción del consumo obligó a los bancos, las grandes marcas y las cadenas minoristas a reflotar las promociones, las cuotas sin interés y los descuentos.

“La verdad es que las ventas de televisores por el Mundial no vienen tan bien como esperábamos. Posiblemente porque mucha gente todavía está pagando las vacaciones y el presupuesto no le da para tanto”, reconocieron en una cadena líder de electrodomésticos.

Si bien todavía se está muy lejos de la fiebre que generaron los planes de 50 cuotas sin interés previos al Mundial de Sudáfrica 2010, una de las primeras señales de que algo está cambiando la acaba de dar Tarjeta Naranja, que ayer anunció el lanzamiento de un plan de 25 cuotas con tasa cero. La promoción está limitada a las compras online realizadas a través de su portal Tiendanaranja.com y para la línea de televisores de Newsan (Noblex, Sanyo, Philco, JVC y Pioneer), aunque no se descarta que sus competidores se vean obligados a seguir sus pasos.

En este sentido, el recuerdo que sobrevive en el sector es lo que pasó en marzo de 2010, cuando el banco Santander Río y la cadena Garbarino lanzaron las 50 cuotas para la compra de televisores LCD y rápidamente sus rivales se tuvieron que plegarse con propuestas similares.

“Hoy no es fácil ofrecer 25 cuotas sin interés, y el costo financiero lo estamos compartiendo con la gente de Newsan. Igual, es difícil que se repita lo que pasó en Sudáfrica 2010, básicamente porque hace cuatro años las facilidades de las cuotas acompañaron a un recambio tecnológico muy grande, porque a la gente le ofrecíamos la posibilidad de pasar de la vieja TV de tubo a un LCD. Hoy, en cambio, no es tan fácil convencer a la gente que se pase de su LCD a un televisor smart”, explicó Juan Pablo Mon, gerente de Marketing de Tarjeta Naranja.

““La venta de ropa está todavía esperando a despegar. Hubo algunos temas de abastecimiento en algunos artículos, como camperas por ejemplo, que donde hay poca fabricación local y cuesta encontrar variedad. Hay algunos problemas para que la colección esté plena””, señaló al matutino Álvaro Pérez Esquivel, gerente Comercial de Mazalosa, propietaria de las marcas Portsaid, Desiderata y System. “

“Hay un consumidor que está expectante, que entra al local y pregunta qué promoción tenés. Lo que no quiere decir que no compren sin promoción. También frena el panorama económico, con aumentos y paritarias, y la gente quiere tener más claro cómo va a ser su situación económica de ingresos y gastos””, describió el ejecutivo.

TIEMPO DE REGRESOS

En el caso de las grandes casas de electrodomésticos, hace tres semanas decidieron reflotar los pagos en 12 cuotas sin interés que habían sido suspendidas en medio de la disparada del dólar de enero pasado. En forma paralela, cada cadena está trabajando con promociones especiales. “A medida que aumenta la flexibilidad en las condiciones de pago se reactiva la demanda. Y en nuestro caso, además, los fines de semana estamos ofreciendo bonos de descuento de hasta 4000 pesos en modelos puntuales, que están funcionando muy bien”, explicaron en Garbarino.

Los bancos también están reflotando antiguas promociones para reactivar el consumo con sus tarjetas. El Santander Río concretó ayer los regresos de los “Súper Miércoles Mujer”, con hasta 20% de ahorro y tres cuotas sin interés para más de 120 marcas de indumentaria en los shoppings, y los descuentos del 25% en Falabella (con la excepción del rubro electrodomésticos).

En forma paralela, el Galicia apostó a la vuelta de su promoción “Vamos los jueves”, con descuentos que llegan hasta el 30% para la compra de ropa. El regreso de la propuesta será acompañado por un nuevo capítulo de las publicidades protagonizadas por la pareja de “Marcos y Claudia”. “Esta campaña nos permitió reforzar la imagen del banco como proveedores de servicios y a la vez apoyar el lanzamiento de propuestas como «Vamos los jueves», que ahora estamos retomando”, explicó Fernanda Medina, gerenta de Publicidad del Banco Galicia.

El regreso de estas propuestas se produce en un momento en que se multiplican las señales de recesión en cada vez más mercados. Las ventas en los supermercados cerraron febrero con la segunda baja consecutiva medida en unidades. La caída en la demanda además se siente con más fuerza en los rubros más sofisticados, como alimentos congelados y artículos de perfumería.

El panorama es peor en la compra de bienes durables. Los electrodomésticos acumulan en algunos rubros bajas de hasta 40%, mientras que en marzo los patentamientos de autos O km cayeron 35 por ciento y los de motos se derrumbaron 45%.

EL REGRESO DE LOS ANABÓLICOS

Descuentos

Los bancos están volviendo a ofrecer descuentos que oscilan entre 20 y 30% para las compras de indumentaria en los shoppings

Cuotas sin interés

Las casas de electrodomésticos retomaron las doce cuotas sin interés y una tarjeta acaba de lanzar la posibilidad de comprar televisores en hasta 25 cuotas

Objetivo Mundial

En el caso de los televisores, el objetivo de las marcas es repetir el boom de ventas que se vivió en Sudáfrica 2010 con los LCD en 50 cuotas

Supermercados

Las principales cadenas de supermercados también están retomando los descuentos y las promociones con tarjetas.

La Nación / Iprofesional

Bancos “patean el tablero”: dejan de lado “promos light” y ofrecen rebajas del 30% por el Día del Padre

En un contexto en que los descuentos son cada vez más acotados y los argentinos se muestran más cautos a la hora de gastar su dinero, los beneficios que puedan conseguir al ir de compra con sus tarjetas bancarias valen oro.

Más aún cuando se trata de rebajas que superan ampliamente en porcentaje a las que las entidades financieras ofrecen durante el resto del año, como ocurre en vísperas del Día del Padre.

Mientras que habitualmente las promociones con estos plásticos rondan el 15%, en esta semana es posible llegar a ahorrar hasta un 30% del valor del producto si se apela a esta herramienta.

Por eso -y como vienen haciéndolo desde que se inició este esquema de compras-, losargentinos acomodan su agenda a los beneficios y prefieren gastar sus pesos aquellos días en que su entidad financiera les permita ahorrar más.

A su vez, los bancos también consideran a las fechas especiales como una gran apuesta por estimular el uso de sus plásticos.

Es así que, conscientes del valor que tienen para sus clientes las promociones, ponen todas sus fichas en estos días y salen a pelar entre sí en los principales shoppings del país a través de fuertes descuentos.

En este punto, desde el Banco Francés señalan a iProfesional que “las acciones más valoradasson las de rebajas y cuotas en diferentes rubros, donde los clientes cuenten con la posibilidad de comprar obsequios para los distintos miembros de la familia”.

Y agregan: “Por ello, trabajamos con propuestas en centros comerciales que brindan un abanico de posibilidades para el consumidor”.

Por su parte, Sonia Scalisi, responsable de beneficios del Banco Itaú indica que “el Día del Padre es, sin duda, uno de esos festejos en los que una propuesta de ahorro es bien valorada y donde desde la entidad nos interesa incentivar el uso de nuestras tarjetas de crédito”.

Con diferentes promociones y seleccionando determinados días de la semana, las principales entidades financieras brindan herramientas que conviene aprovechar para comprar el regalo para el domingo 16 sin gastar una fortuna.

Para ahorrar en la compra del regalo
Uno de los que ofrece rebajas para la compra del obsequio del Día del Padre es el Banco Francés.

Según se puede ver en su página de Internet, la misma ofrece un 30% de descuento para los consumos realizados con tarjeta el 10 y 11 de junio en los locales adheridos de Unicenter, Plaza Oeste, Palmas del Pilar y Portal Rosario.

Desde el banco explican que eligen los dos primeros días de la semana para otorgar descuentos porque esto les permite seducir a aquellos que prefieran comprar el regalo para el domingo con cierta antelación.

“Principalmente, trabajamos sobre el concepto de la anticipación y tenemos dos días de promoción (lunes y martes) para que el cliente pueda realizar con tiempo las compras para esta fecha”, señalan a iProfesional desde la entidad.

Una vez que se buscan más detalles sobre la promoción, en la web del banco se aclara que las rebajas son sólo para aquellos que paguen con tarjeta de crédito y, si no se está registrado en el sistema Fracés Go, sólo se puede acceder a un 25% de ahorro.

Los clientes del Santander Río también pueden aprovechar grandes descuentos si compran el regalo del Día del Padre con sus plásticos.

Quienes cuenten con las tarjetas de débito o crédito de esta entidad financiera tienen beneficios cualquier día de la semana y tienen tiempo, inclusive, hasta el sábado para disfrutar de la promoción.

El banco otorga un ahorro general del 25% y un 30% si se trata de clientes Infinity Platinum o Infinity Black.

El descuento es para los que compren en locales adheridos de Alto Palermo, Paseo Alcorta, Patio Bullrich, Dot Baires Shopping, Abasto Shopping y Alto Avellaneda, entre otros centros comerciales.

Aquellos que cuenten con plásticos del Galicia también tienen descuentos en la semana previa al domingo.

En este caso, la promoción se extenderá por tres días: tendrá vigencia desde el jueves (día en que tradicionalmente ofrece las rebajas el banco) hasta el sábado anterior al 16.

La entidad financiera ofrece para la ocasión un 25% de rebaja para quienes abonen con sus plásticos de crédito o débito en los locales adheridos de Alto Palermo, Dot Baires Shopping, Paseo Alcorta, Abasto Shopping, Patio Bullrich y Soleil.

Los clientes del Itaú también cuentan con los beneficios utilizando sus plásticos bancarios.

“Una de las cosas que más valoran nuestros clientes son los beneficios para la compra de indumentaria y ropa deportiva. Por eso mantenemos una variada propuesta de ofertas en locales de ropa, que incluye desde marcas de este rubro hasta otras más formales”, señala Scalisi.

Y agrega que “los beneficios y oportunidades son acciones de valor agregado, que el cliente percibe y sabe apreciar“.

La entidad financiera les ofrece un 20% de ahorro y 25% (si son clientes Platinum) en Wrangler, Ufo, Bensimon, Prototype, New Man, Kevingston, Dexter, Rever Pass y Stock Center, entre otras marcas.

Así puede verse en su página web:

En el caso del Citi, la apuesta para el Día del Padre es original.

Además de los descuentos del 25% y 30% (para clientes Citigold) que la empresa ofrece a sus clientes el viernes 14 en centros comerciales –Unicenter y Solar, entre otros- y el sábado 15 en locales de Palermo Viejo, la entidad apuesta a las famosas “noches de shoppings”.

Durante la noche del martes 11 de junio, los clientes del banco que visiten Paseo Alcorta yCórdoba Shopping podrán acceder a estos mismos beneficios.

El HSBC, por su parte, brinda descuentos a quienes se acerquen a comprar el regalo del Día del Padre durante el fin de semana.

Con sus plásticos, el sábado 15 y domingo 16, los clientes podrán acceder a un 20% de ahorro o un 25% -si tienen Visa Advance o Premier Mastecard – en Paseo Champagnat y Paseo Pilar, entre otros centros comerciales.

El Banco Ciudad es otro de los que brinda descuentos con sus plásticos en estas fechas.

Quienes compren el regalo para el próximo domingo este martes en Abasto Shopping, Dot Baires Shopping, Alto Avellaneda, Galerías Pacífico, Recoleta Mall o El Solar con sus tarjetas de crédito podrán aprovechar un 25% de ahorro o un 30%, si son clientes Gold, Platinum, Black o Signature.

Los descuentos, más acotados
Los beneficios a los que se puede acceder con las tarjetas bancarias son un componente clave del esquema de consumo actual, ya que constituyen uno de los principales incentivos a la compra.

Sin embargo, en los últimos años, estos fuertes motivadores se fueron reduciendo a razón de un 5% anual.

Es así que en el año 2010 el promedio de rebajas que se brindaban en el mercado era del 25%, el año pasado estas rondaban el 20% y desde principios de 2013, los argentinos vieron que la mayoría de los jugadores del mercado ofrecían apenas un 15% (Lea más Descuentos “light”: bancos se ajustaron el cinturón y las rebajas “adelgazaron” diez puntos en menos de dos años).

La explicación de este fenómeno que daba Fabián Castillo desde Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) es la siguiente: “Lo que está ocurriendo con las promociones es el resultado de una ecuación. Los bancos ahora están analizando qué gastos recortar porque no quieren ganar menos. Por eso, acortan los descuentos“.

Otros analistas señalan también que, en la percepción de los consumidores, existen grandes diferencias entre las rebajas oscilan entre un 25% o 30% -como es el caso de las que se ofrecen hoy para las fechas especiales- y un humilde 15%.

En este sentido, Emiliano Schwartz desde la consultora Tomadato apuntaba que, a diferencia de los porcentajes de descuento más alto, “un 15% no es un número que genere un gran impacto en el consumidor”.

IProfesional

“Ya no habrá descuentos de bancos en la compra de electrodomésticos”

Después de 11 años, las promociones de los bancos en el rubro electrodomésticos tienen las horas contadas. Las principales entidades alcanzaron un principio de acuerdo para que mañana sea el último día en el que ofrezcan los descuentos por el uso de sus tarjetas de crédito y débito en cadenas y casas de electrodomésticos. Así, a partir de pasado mañana los bancos dejarían de hacer las promociones y serían las emisoras de tarjetas Visa, MasterCard y Cabal las encargadas de mantener los planes de 12 cuotas sin interés, pero sin el descuento de 10 o 20%.

El nuevo esquema incluiría, además, la posibilidad de comprar en planes de 18 y 24 cuotas sin interés, aunque focalizada sólo en algunos productos. Al acuerdo podría sumarse American Express , que ya viene ofreciendo las 12 cuotas sin interés desde hace unas semanas.

La medida implica el fin de las alianzas que supieron armar los principales bancos con las cadenas minoristas del rubro, como en los casos de BBVA Banco Francés con Frávega, Santander Río con Garbarino y Galicia con Falabella. Igualmente, en principio la decisión también sería adoptada por los bancos que apuntan a la franja más alta de clientes, como HSBC (tiene un convenio con Musimundo), Citibank (también con Musimundo) y el ICBC (con Garbarino).

Con esta iniciativa, el objetivo de los bancos es dejar atrás un modelo de negocios que consideran agotado. El primer intento lo habían hecho a principios de año, después de la decisión del Banco Central de limitar el aumento de las comisiones que les cobran a sus clientes.

En principio, la iniciativa se limitaría a los electrodomésticos y no alcanzaría a los descuentos y las promociones que tienen los grandes bancos con shopping centers y las casas de indumentaria.

Consultados por LA NACION, en los bancos se negaron a hacer comentarios sobre la iniciativa, pero en off the record algunas entidades reconocieron que el fin de los descuentos era una idea que venían barajando desde hacía varios meses y que por distintas razones hasta ahora no habían podido ponerse de acuerdo para llevarla a cabo.

“Lo que había comenzado como una medida para salir de la crisis en 2002 se extendió demasiado en el tiempo y terminó absorbiendo gran parte de la rentabilidad del negocio”, explicaron en una entidad que apunta a los consumidores de más altos ingresos.

El gran interrogante que se abre es qué puede pasar con las ventas, tomando en cuenta que las promociones y los descuentos de los bancos jugaron un papel esencial en el boom del consumo de electrodomésticos que se vivió en la última década. “Nadie sabe cómo va a responder la demanda y si las ventas se van a resentir. Igualmente, lo que está claro es que este modelo ya estaba agotado y los descuentos se habían commoditizado . La gente no elegía el lugar de compra por la oferta de la cadena sino por el banco que le ofrecía el descuento”, explicó el director de una de las principales cadenas de electrodomésticos.

Menos optimista es la visión de Emiliano Schwartz, responsable de Marketing de la consultora Tomadato, que sostiene que tantos años de promociones dejaron su huella en el consumidor argentino. “Después de años de movilizar a buena parte de la clase media a puro anuncio de cuotas y descuentos, se gestó un consumidor oportunista compulsivo, que compra sólo si siente que tiene una oportunidad, más que una necesidad”, advirtió.

El panorama para las empresas del rubro ya se presentaba complicado antes de la eliminación de los descuentos. De acuerdo con la última medición de la consultora GfK, las ventas de electrodomésticos acumularon en los últimos nueve meses una baja de 1,4%, con caídas muy pronunciadas en informática (-18,5%), aires acondicionados (-9,2%) y línea blanca (-8,6 por ciento).

El otro punto que todavía es una incógnita es cómo van a comunicar los bancos y las cadenas de electrodomésticos las nuevas reglas de juego. Por más que la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila Colombo, haya asegurado en las últimas horas que el cepo publicitario no existe, en los hechos las grandes cadenas de supermercados y electrodomésticos siguen teniendo prohibida la publicación de avisos en los principales diarios.

Las promociones de los bancos acaban de cumplir once años en el mercado argentino. En el sector precisan que la fecha de nacimiento de esa modalidad comercial fue el 20 de mayo de 2002, cuando el entonces Banco Río se asoció con los supermercados Norte para ofrecer un 10% de descuento en todas las compras. “Cuando comenzamos no existía el concepto de descuento a nivel masivo en el mercado y lo hicimos porque necesitábamos ofrecer un gancho para que la gente volviera a confiar en los bancos después del corralito”, explicó Roberto Rípari, que fue el responsable de lanzar la primera promoción de este tipo cuando se desempeñaba como gerente de Marketing del Banco Río.

10% DESCUENTO

  • Es el promedio que hasta pasado mañana ofrecen los bancos con el uso de sus tarjetas de crédito y débito

UNOS QUE SE VAN Y OTRA QUE LLEGA

El fin de los descuentos en la compra de electrodomésticos podría coincidir con el lanzamiento de la Super-Card, si finalmente se cumple la promesa de Guillermo Moreno de que la tarjeta oficial será presentada el 1° de junio.

De acuerdo con la información oficial, la nueva tarjeta no sólo podrá ser utilizada en las grandes cadenas de supermercados que están nucleadas en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), sino también en las casas de electrodomésticos y en los autoservicios chinos.

Inicialmente, serán emitidas 100.000 tarjetas Super-Card, y Cristina Kirchner será la titular número uno del plástico.

La Nación


Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter