“Esperan un repunte del consumo antes de que termine el año”

La reactivación del consumo llegará y lo hará más temprano que tarde. El pronóstico no salió de boca de alguno de los tantos ministros y secretarios de Estado que participaron ayer del Foro de Inversión y Negocios de Argentina, sino del número uno de Molinos Río de la Plata, la mayor productora de alimentos de la Argentina.

A grandes rasgos, la proyección del ejecutivo es compartida por la mayoría de los empresarios con una actividad importante en el sector relacionado con el consumo masivo, que después de una primera mitad de año muy dura y un segundo semestre que se demora en arrojar buenas noticias, a contramano de lo que en algún momento sostuvo el Gobierno, ahora tienen un moderado optimismo acerca de lo que puede pasar con la venta de alimentos y bebidas en los últimos meses del año.

Si bien las mayores esperanzas siguen puestas en 2017, la sensación compartida por los fabricantes de alimentos y los grandes supermercados es que lo peor ya pasó y que en la medida en que se mantenga la desaceleración de los precios, algo que evidencian los últimos números de inflación, la demanda empezará a recuperarse de tal manera que el cambio de tendencia podrá verse antes de que termine 2016.

“Nosotros tuvimos un agosto un poco por encima, en unidades, que el mismo mes del año pasado, aunque no se puede decir que sea algo generalizado. Creo que es un momento de tener paciencia porque la reactivación va a llegar más temprano que tarde”, aseguró Amancio Oneto, CEO de Molinos, que controla marcas cercanas al corazón del consumidor argentino, como Lucchetti, Matarazzo, Gallo y Exquisita.

“Al igual que lo que pasó en 2009 y 2014, este año está mostrando una baja en el consumo especialmente en el segundo trimestre del año. Ahora se ven algunos brotes de recuperación y esperamos un cuarto trimestre mejor”, coincidió Antonio Mosteiro, gerente general para el Cono Sur de la multinacional Mondelez, la dueña de Oreo, Milka, Tang y los chocolates Cadbury, entre otras marcas.

Acuerdo en las góndolas

La idea de que el peor momento para el consumo se dio en el segundo trimestre del año es compartida por los supermercadistas. “Tuvimos un segundo trimestre del año muy difícil, pero en julio se vio una pequeña reactivación y somos optimistas para lo que resta del año por varias razones. La primera es que están llegando los nuevos salarios. En segundo lugar, está bajando la inflación núcleo. Y el tercer dato positivo es que algunas medidas del Gobierno, como la devolución del IVA o el arreglo con los jubilados, están empezando a tener efecto en el consumo”, explicó Federico Braun, dueño de la cadena de supermercados La Anónima, que lidera el mercado en toda la Patagonia.

“A partir de noviembre o de diciembre esperamos una reactivación del consumo, por eso tomamos la decisión de encarar un plan de aperturas muy agresivo. Y en 2017 vamos seguir con un programa de inversiones muy fuerte, no sólo en nuevos locales, sino también en una ampliación de nuestro frigorífico”, aseguró Braun.

En la industria láctea -que fue una de las más golpeadas por la recesión y factores externos- también esperan un cambio de tendencia, aunque explican que las señales más fuertes de reactivación llegarán en 2017.

“En el caso puntual de la lechería se dieron varios factores que terminaron un combo perverso para el sector comenzando por un tema climático y siguiendo por un mercado internacional en el que se desplomó la demanda al igual que los precios. A esto se sumó una reforma impositiva que también tuvo un impacto en el sector a partir de la reducción de las retenciones a las exportaciones. Frente a este panorama, esperamos un crecimiento de la demanda en el mercado interno para 2017”, explicó José Moreno, presidente de Mastellone Hnos.

Moreno precisó que la recuperación económica que vislumbran para el año próximo los llevó a reactivar sus planes de inversión. “Estamos con proyectos de corto, mediano y largo plazo, incluyendo para antes de fin de año la inauguración de la planta de secado en Trenque Lauquen y en paralelo seguimos con las obras para ampliaciones de nuestra planta de quesos de San Luis y del centro industrial que tenemos en General Rodríguez”, aseguró el número uno de La Serenísima.

La sensación de que 2017 será un año con una marcada reactivación en el consumo también es compartida en Mondelez.

“Para 2017 no hay mucha magia: en la medida en que la inflación baje y el poder de compra de los salarios se recupera, el consumo tira. El argentino es marquista y consumista, y cuando tiene un peso de más, consume y consume bien”, aseguró Mosteiro.

La Nación

Anuncios

0 Responses to ““Esperan un repunte del consumo antes de que termine el año””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: