“Los hogares ‘stockean’ para cubrirse de un shock”

A los aumentos de precio estacionales de diciembre se suma la llegada de un nuevo gobierno, por lo que los consumidores aplican “economía de guerra” y compran “para guardar” a través de ofertas o yendo al mayorista.
Así, en la última edición del Black Friday, que para los supermercados tuvo lugar hace dos semanas, los principales productos vendidos fueron una vez más los electrónicos y electrodomésticos –que podrían encarecerse frente a una eventual devaluación por los componentes importados–, pero en segundo lugar hubo una sorpresa: los alimentos no perecederos, según indicaron desde Walmart.
“Hay una compra más especulativa pero en parte es estacional, por la expectativa de las fiestas y como protección ante las subas de precios”, indicó el presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guida. Entre los productos más demandados están los enlatados y las pastas. “Todos los años a fin de año aumenta todo y hay una tendencia a cubrirse de eso”, recordó.
Según TrialPanel, consultora de investigación de mercado, los mayoristas siguen ganando terreno. El 20% es habitué de los supermercados mayoristas y va al menos una vez por mes. Los productos de higiene (papel higiénico, desodorantes, shampoo, acondicionador, toallitas y protectores), los productos secos (latas, arroz, fideos y galletitas) y los de limpieza para el hogar son los más demandados. Los productos frescos, como carnes rojas, pescados y pollos, no son el fuerte de compra en este canal. El consumidor “busca ahorrar e intenta stockearse, ya sea por temor a una devaluación o para ganarle a la inflación”, explicaron desde la consultora.
Además, el 60% reconoció que compró al por mayor porque al por menor los precios no son tan competitivos, y el 35% afirmó que las compras en el canal mayorista las hicieron con otras personas para después poder dividir los productos. De acuerdo con Kantar Worldpanel, en el último año la preferencia se centró en mayoristas y supermercados “de descuento”.

Reposición. Por otra parte, las promociones más agresivas y el financiamiento en cuotas sostuvieron el consumo. “No hubo grandes faltantes este año”, recordó además el presidente de GS1, Alejandro Rodríguez. “Cuesta mantener las ventas, y las empresas no pueden permitirse que el producto no esté” en góndola, explicó.
En ese marco, el índice que mide los faltantes cayó del 13% al 7,6% en el segundo trimestre del año, en comparación con 12 meses atrás.

Perfil

Anuncios

0 Responses to ““Los hogares ‘stockean’ para cubrirse de un shock””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 61 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: