“Gana cada vez más peso el crédito al consumo: ya es 46,5% del total”

 Gana cada vez más peso el crédito al consumo: ya es 46,5% del total

La búsqueda de los individuos y familias por ganarle a la inflación y aprovechar el atraso cambiario siguió impulsando los préstamos personales, con tarjeta de crédito y prendarios, para captar las promociones, adelantar consumos y viajar, para hacerles ganar tres puntos porcentuales hasta representar el 46,5% del total a fines de octubre.

La contracara es el retroceso de medio punto en los créditos a empresas, pese a los incentivos oficiales, ya que los adelantos en cuenta corriente y los descuentos de documentos alcanzaban el 36,8% a esa fecha, según datos del Banco Central.

El aumento en la participación del crédito al consumo en el total es una característica de la economía kirchnerista. “Es la consecuencia de un régimen de alta inflación que se establece en el negocio bancario: a corto plazo y redituable con morosidad baja. Es lo que les permite a los bancos obtener rentabilidad. También porque la mayor parte del fondeo es de corto plazo, ya que el 70% es de un plazo menor a 30 días, y los plazos fijos remunerados ganan participación”, explicó Martín Polo, economista Jefe de Analytica.

El crecimiento del 53,5% anual (7,7% mensual en octubre) en tarjetas de crédito se debe principalmente al impulso del programa fomentado por el gobierno Ahora 12, sobre todo en el área de indumentaria, las campañas de marketing y promociones que ofrecen los bancos y la fuerte demanda en turismo, según explicó el responsable del sector en un banco privado. A fines de octubre los plásticos ya abarcaban el 22% del total.

Le acompañan un alza de un 36% (3,7% mensual) en préstamos personales hasta alcanzar el 21,8% del total. Y de la suba del 16,1% en prendarios (aunque un 50% se considera corporativo), un 5,4% de la masa prestada.

Para las empresas, las altas tasas de interés, la falta de inversiones y una economía que no crece no deja lugar para que el crédito crezca demasiado. Y aunque el gobierno creó varias líneas que incentivan el financiamiento subsidiado, como la Línea de Crédito para la Inversión Productiva, los adelantos en cuenta corriente crecieron 25,8% anual (1,7% mensual) y los descuentos de documentos, 37% (4,4% mensual).

Algunos de los balances al tercer trimestre presentados por los bancos cotizantes en la Bolsa muestran esta tendencia. En el Galicia, los préstamos a empresas bajaron del 44,9 al 41,5% de los $ 86,2 mil millones prestados respecto del tercer trimestre de 2014 y a individuos subieron de 54,3 a 57,8%. En el Francés sucedió algo similar: los corporativos bajaron de 33 a 31% de los $ 49,9 mil millones otorgados y los de consumo subieron de 46,9 a 51%. El Patagonia, en cambio, elevó un punto el crédito a compañías al 63,3% del total de $ 30 mil millones.

Se estima que 2015 será un buen año para el consumo, pero que en 2016 dependerá del ajuste económico -si se resiente el nivel de actividad, se retiran los subsidios, se devalúa y eleva la inflación-, lo que puede afectar el poder adquisitivo de las personas y el empleo.

“Este año vamos a terminar bien. Pero hay un cambio de gobierno. El año que viene depende mucho de las medidas que se tomen después de diciembre”, dijo el responsable de Tarjetas. “El consumo se siguió activando y la morosidad se mantuvo estable porque todos los años hubo paritarias, el sueldo fue acompañando a la inflación y permitió pagar lo que consumiste. Si no se sigue con el mismo esquema, la economía se va a resentir”, agregó.

Consumo en dólares con tarjeta marca otro récord en la víspera del ballottage

 Consumo en dólares con tarjeta marca otro récord en la víspera del ballottage

El consumo en dólares con tarjeta de crédito cruzó una nueva marca, que podría ser una de las últimas si la existencia del “dólar tarjeta” comienza a diluirse una vez pasadas las elecciones. Según datos del Banco Central, a fines de octubre, –último dato relevado por la entidad que conduce Alejandro Vanoli– el stock promedio se ubicó en u$s 505 millones, 16% por encima del dato promedio registrado el mes previo. Sin embargo, una comparación anual muestra un incremento del 49% contra el mismo día y mes del año previo.
Según un informe de la consultora Wait & See, el promedio de u$s 505 millones de stock que marca el mes es el más alto para un período desde noviembre de 2013, cuando el promedio ascendió a u$s 479 millones. Desde entonces, el consumo promedio en dólares con tarjeta de crédito vino descendiendo hasta que en 2015 comenzó nuevamente a elevarse.

A la hora de apuntar los motivos que impulsan el fenómeno, puede distinguirse por un lado, el atraso cambiario, “que parece haber incentivado a buena parte de los tarjeta-habientes, ya que el tipo de cambio que se aplica a esas compras resulta de la cotización oficial sumado al 35%”.

Por otro lado, sostienen que la cotización del dólar tarjeta sigue siendo inferior a la del dólar paralelo o blue. En rigor, mientras el dólar tarjeta (con el 35% adicional incluido) se ubica en $ 12,96, el blue ya marca valores cercanos a $ 14,70 aunque podría volver a escalar algunos centavos en las próximas horas.

“La demanda de dólares turistas a la AFIP se utiliza muchas veces para realizar el ‘puré’, es decir, comprar en el oficial y vender en el paralelo. Esta estrategia se aplica junto a un consumo importante con la tarjeta de crédito que reemplaza a las divisas”, señalan.

En este sentido, varios analistas de mercado marcan la existencia de una fuerte especulación de muchos argentinos que buscan anticiparse a un potencial ajuste en los valores que se manejan en el tipo de cambio a partir de diciembre y que también parece haber impactado en las compras realizadas con plásticos. De esa forma, muchos tarjeta-habientes adelantan sus consumos en moneda extranjera a niveles que son similares a los que empujaron a imponer un recargo del 35% a los pagos con plásticos. “Si no estuviéramos muy cerca de evidenciar cambios en el sistema, seguramente el Gobierno ya hubiera instrumentado algún tipo de restricción adicional”, dijeron en la City.

Como se mencionó más arriba, uno de los elementos más llamativos del repunte del consumo de dólar turista es que prácticamente ha hecho desaparecer el efecto de disuasión que en diciembre de 2013 tuvo la imposición de un recargo del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales por cada dólar consumido fuera del país hecha por la AFIP.

Otro aspecto del fenómeno a tener en cuenta según el equipo de Wait & See es la pérdida de divisas por turismo. Este flujo amenaza con agravarse a medida que se acerca la temporada de verano, si bien las recientes restricciones podrían marcar una pausa en la tendencia. Es que uno de los principales destinos internacionales para los consumidores locales, Brasil, ha devaluado su moneda hasta llegar a las 4 unidades por dólar (más de 40% interanual), lo que coloca a la relación peso argentino – real brasileño en niveles de la década del 90.

Sólo en el primer semestre las salidas brutas de divisa por turismo crecieron 29% interanual hasta sumar u$s 4199 millones en el período.

Cronista

Anuncios

0 Responses to ““Gana cada vez más peso el crédito al consumo: ya es 46,5% del total””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: