“Cuatro años sin crecer: el cambio de humor de la clase media desde la elección de 2011 a la de hoy”

Si hubo un sector de la sociedad que se posicionó como el gran ganador del modelo kirchnerista, este fue sin lugar a dudas aquel conformado por la clase media.

Si bien este segmento ocupó las calles con cacerolas en momentos de fuertes desacuerdos con el oficialismo y le quitó gran parte de su apoyo en las estas últimas elecciones al Frente para la Victoria, lo cierto es que el centro de la pirámide ha sabido dsifrutar de lo que propuso“el modelo”.

Guillermo Oliveto, director de W Consultora, uno de los principales referentes a nivel nacional en temas vinculados con el consumo, es categórico al afirmar que “la clase media, vote o no al Gobierno, aprovechó todos estos años la posibilidad de viajar al exterior y de comprar dólares“.

A pesar de que obtuvieron grandes ventajas del modelo K, los sectores medios de la pirámide hoy apuestan más por el “cambio” que por la “continuidad“.

Uno de los principales motivos por los cuales aquellos que no son ni “clase alta” ni “clase baja”restaron apoyo al oficialismo tiene que ver con el estancamiento de los sectores medios y el freno al ascenso social que había tenido lugar en los últimos tiempos.

En este sentido, Oliveto es claro: “Hace cuatro años que la clase media no crece“.

Si se compara el porcentaje de argentinos que se ubicaban dentro de este segmento once años atrás con el escenario actual, se advierte que se produjo un incremento del 10%. No obstante,de 2010 a esta parte la clase media creció apenas un 1,5% (ver cuadro).

Hay que tener en cuenta que, de acuerdo con el último informe publicado por W Consultora, 5 de cada 10 argentinos forman parte de este segmento, a pesar de que la sensación depertenencia a este estrato es mucho más alta.

Signos de estancamiento
Si bien es cierto que desde los inicios de la era K a esta parte se sumaron nuevos integrantes al centro de la pirámide social, el director de W Consultora indica que de 2011 a esta parte se produjo un freno en el ascenso social.

“Entre 2002 y 2015 la clase media creció en 11 millones de habitantes, pero desde 2011 hasta ahora, hay un claro estancamiento”, puntualiza Oliveto.

La explicación a este fenómeno está vinculada con la dura batalla entre los incrementos de precios y los salarios que se desató en los últimos años. “Los sueldos vienen peleando mano a mano con la inflación. En 2015 ganaron 5 puntos, pero es una lucha que se da todos los años“, señala el consultor.

Así, mientras que allá por 2011 los argentinos vivían aún el “boom” de consumo, este año se despedirá con un incremento en las compras de apenas un 1% en relación con 2014, según se desprende del último informe de supermercados presentado por la consultora Kantar Worldpanel.

Aspiraciones

Además de los cambios que protagonizaron los sectores medios vinculados con la batalla contra la inflación, durante la “década ganada” también se fueron modificando algunos de los aspiracionales típicos de este segmento social.

En este punto, Oliveto destaca que “hace diez años que los argentinos se dedican a comprar bienes y servicios que, en términos de precio, van desde autos hacia abajo”.

Las dificultades para acceder a los créditos bancarios y los consumos de tipo más cortoplacista son dos factores que explican por qué fue quedando cada vez más rezagado el sueño de la “casa propia”.

Habrá que ver si, con el cambio de Gobierno, se genera un cambio en esta tendencia al consumo de shopping y viajes para volver al ahorro en pos del techo propio, una de las grandes asignaturas pendientes que deja la “década ganada” en el país.

“Un factor que resultará decisivo es si en la próxima gestión se da la vuelta de los grandes créditos hipotecarios, algo que podría modificar mucho el escenario de consumo“, dice Oliveto.

Si bien en la actualidad, de acuerdo con los datos relevados por W Consultora, la clase media representa un 50% de la pirámide poblacional argentina, una característica propia de este país es que un 80% de las personas consideran que integran este estrato social.

Este es un punto que tanto Mauricio Macri como Daniel Scioli comprenden a la perfección y que deberá tener en consideración quien resulte elegido para ocupar el sillón de Rivadavia a partir del 10 de diciembre.

En este sentido, las palabras de Oliveto resultan más que claras: “En este país, históricamente, los problemas empiezan cuando se toca a la clase media“.

Iprofesional

Anuncios

0 Responses to ““Cuatro años sin crecer: el cambio de humor de la clase media desde la elección de 2011 a la de hoy””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter


A %d blogueros les gusta esto: