Archivo para 31 agosto 2015

¿Adiós a los “híper”?: los supermercados redefinen su modelo de negocios ante la caída de la rentabilidad

Las aguas bajan turbias para los principales jugadores del negocio supermercadista en la Argentina. 

Variables que van desde la inflación local hasta un cambio de formato a nivel global están obligando a las compañías de mayor peso a repensar el modelo de las grandes superficies. 

En los últimos años, los súper chinos y los comercios mayoristas (que ganaron share entre los propios consumidores) comenzaron a minar la rentabilidad de los peso pesados del sector.

Esto obligó a compañías como Cencosud o Carrefour a tener que acelerar la apertura de bocas de venta de proximidad en detrimento de los “híper“, un modelo que durante mucho tiempo había demostrado ser exitoso.

Un dato que aporta la consultora especializada en consumo CCR resulta revelador: más del 60% de los argentinos actualmente prefieren los formatos “exprés” a la hora de ir de compras.

Este cambio no sólo se traduce en un mayor peso de los autoservicios más chicos: también tiene su correlato en recortes de horas de trabajo o, directamente, despidos. De hecho, recientemente Carrefour cesanteó empleados en provincias como Entre Ríos, Santa Fe Tierra del Fuego.

Carrefour está bajando el nivel de contrataciones y mutando a la versión exprés, porque le resulta más barata”, aseguró a este medio Diego Virgili, delegado gremial de la empresa en Rosario.

Por el lado de Cencosud, la situación muestra algunos puntos en común. Según el Sindicato de Profesionales de Comercio, la firma “ha estado realizando algunos ajustes internos, en medio de la desaceleración del consumo”.

En un comunicado, el gremio sostuvo que la firma desvinculó a 600 trabajadores que estaban empleados en locales de Jumbo, Easy, Vea, Disco y Blaisten.

“En los últimos meses, desde el consorcio empresarial chileno lanzaron una ofensiva importante para flexibilizar el empleo y reducir puestos de trabajo. Por ello, en las sucursales la falta de personal es una constante”, afirmaron.

Según datos de CCR, el volumen de ventas se contrajo más de un 5% en los últimos dos años y fueron los hipermercados, justamente, los que más contribuyeron a esa tendencia negativa.

En términos de facturación, de acuerdo con la consultora, los locales de proximidad y losautoservicios este año vienen imponiéndose con una participación cercana al 77%, frente al 23% que ostentan los “híper”.

Para los expertos del sector, el “efecto achique” que viven las grandes superficies obedece, en gran medida, a cambios de hábito por parte de los propios consumidores.

“La gente ya no está yendo a hacer la compra del mes como sucedía en otros tiempos. Ahora elige ir por cosas puntuales. Eso genera que los negocios grandes tengan problemas en términos de facturación. Eso explica por qué los hipermercados están tan interesados para que se les permita seguir estando abiertos los domingos”, comentó a iProfesional Fernando Aguirre, referente de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), en relación al proyecto de ley que busca limitar el trabajo los fines de semana.

“De lunes a viernes es cada vez más común ver que las grandes superficies están prácticamente vacías. La receta de combinar compras con paseo dejó de darle resultado a las cadenas. La propuesta comercial más efectiva es la cercanía. Además del tema costos, lo que cambió es el comportamiento del que compra”, añadió.

Para dar una idea de cuán relevante se volvió para las principales empresas del sector apostar por minimercados, desde CCR indican que en los últimos cincos años se inauguraron unos 200 “híper” en todo el país, mientras que en igual lapso los puntos de cercanía sumaron 700 locales.

Según Primbas, los que más se expandieron en este último tiempo fueron los “formatos exprés y las opciones tipo discount, como Día, que atrae clientes por los precios bajos de sus marcas propias”.

Día cuenta con alrededor de 600 puntos de venta y opera a través del modelo de franquicias, algo que viene explorando Carrefour a través de “5 Minutos”. Esta última alternativa ya viene sumando varios locales en distintas localidades bonaerenses.

Pero donde más fuerte pisa Carrefour es en el segmento de negocios “exprés“, con unos 400 puntos de venta; en tanto que Walmart acumula más de medio centenar a través de Changomás.

El factor inflación
El gerente de Kantar Worldpanel, Juan Manuel Primbas, sostuvo que, además de la decisión de los consumidores de destinar menos tiempo a las compras, el factor inflación también aleja a los clientes de los hipermercados.

“La gente se ‘stockea’ menos que hace unos años y eso responde no sólo a los costos. También obedece a cuestiones de orden social, como el menor tamaño que ahora tienen las familias”, explicó a iProfesional.

Además, sostuvo que “ya no es tan común que se realice la gran compra para todo el mes. Ahora se privilegia la cercanía. Y muchos de los que mantienen la costumbre cada vez se vuelcan más por los mayoristas, que ofrecen mejores precios”. 

En el marco de esta tendencia por la cual cambiaron los hábitos de consumo, se suma que ahora más argentinos buscan concentrar su compra en aquello que realmente necesitan, dejando de lado los comportamientos impulsivos.

Atrás quedaron las largas listas del súper. Hoy, en cambio, se imponen los tickets cortos.

Desde CCR definieron al comprador actual como “agnóstico” y explicaron que hay una gran desconfianza hacia las clásicas estrategias de las empresas para vender más.

En este punto, resulta claro que los formatos más pequeños ofrecen a los consumidores menores oportunidades de tentarse y favorecen la concreción de compras más planificadas.

Para Guillermo Oliveto, de W Consultora, “la innovación más importante que se dio en el retail del consumo masivo luego de la irrupción de los chinos es la de los mini supermercados de cercanía”. 

Algunas de las claves del éxito de este formato, según enumera el experto en consumo, son:

1. La tendencia global a hacer un uso más efectivo del tiempo.

Para el consultor, “la gente, en estos días, tiene muchas actividades y la compra de productos masivos no es precisamente la más placentera sino que tiene que ver con una necesidad”.

2. Practicidad y racionalidad

Sobre este punto, Oliveto destaca que los formatos “mini” satisfacen dos necesidades puntuales: no se resigna del todo la variedad y, en muchas gamas de productos, se puede acceder a precios más bajos que el de los de autoservicios asiáticos.

3. El crecimiento de los hogares unipersonales

El director de W Consultora pone el foco en esta variable y la vincula con la “urbanización y la mayor densidad de población” que impulsaron la necesidad de abrir bocas nuevas y satisfacer las necesidades de compras más individualistas, alejadas del “changuito lleno”. 

4. El “walking distance

Según Oliveto, hoy en día los consumidores prestan atención al factor denominado “distancia caminable”. ¿Qué significa este concepto? Es cuando la gente procura hacer las compras apoca distancia de la casa o del trabajo, especialmente para no mover el auto.  

Hipermercados y chinos
La evolución de este escenario ¿debe leerse como la extinción de los hipermercados? Primbas relativizó esta opción.

“Habrá lugar prácticamente para todos los actores. Las grandes superficies deberán reorientar parte de su negocio a vender más a través de los canales online. Los supermercados de cercanía crecerán fuerte mientras que los almacenes tradicionalesquedarán acotados a determinados productos”, vaticinó.

“Hacia adelante hay que leer estos cambios como una tendencia que seguirá profundizándose. La competencia ya no es por vender para todo el mes si no captar la compra del día a día. Esto es algo irreversible“, completó.

Claro que este nuevo modelo de negocios tiene sus desafíos: “Para las cadenas, operar conopciones exprés implica enfrentar el grave problema de la distribución. Porque una cosa es abastecer un hipermercado y otra a cientos de puntos en toda una ciudad. Los costos ahí sedisparan y eso es algo que ya están entendiendo las empresas más grandes”, afirmó.

En este contexto, la amplia red de locales comandada por ciudadanos chinos y coreanostambién es responsable de este incremento en la competencia que sacude a lossupermercados, si bien el formato sintió la recesión y hubo varios puntos de venta que debieron bajar las persianas.

Desde Cedeapsa, entidad que nuclea a los autoservicios asiáticos, su titular, Yolanda Durán, se vanaglorió de haber “empujado” a los grandes a competir por cada cliente prácticamente en todas las veredas de la Ciudad de Buenos Aires.

“Ahora ves a las cadenas haciendo todo lo posible por sacarnos del mercado pero fuimos los que realmente nos interesamos por el comercio en los barrios. Como la competencia es más fuerte en Capital estamos más enfocados en el interior. Abrimos algunos locales en la Patagonia y la idea es irnos cada vez más al sur”, sostuvo a iProfesional.

Para Durán, la venta a precios accesibles, con puertas abiertas de lunes a domingo y una oferta fresca y variada de carne y verduras “son elementos que nos mantienen en la pelea”.

“Los supermercados asiáticos suman más de 8.000 en toda la Argentina y, de ese número, unos 3.000 integran nuestra cámara. Incidimos para que muchos bajen precios o mejoren sus servicios. El plan también es profundizar otros canales”, aseguró.

Como parte del nuevo modelo de negocios en el segmento de productos masivos, la directiva anticipó a iProfesional que “estamos trabajando para avanzar y lanzar una plataforma decomercio online“.

“Estamos desarrollando un canal de ventas por Internet que estará disponible tanto en Capital como en las provincias”, disparó, dejando en claro que los súper chinos también están dispuestos a sumar nuevas herramientas para dar pelea.

IProfesional

Anuncios

Incertidumbre: expertos en consumo se preguntan si se podrá mantener el nivel de compras

El consumo, acompañado por una suba moderada de precios, muestra una recuperación de un 1,2% en el primer semestre del año en comparación con el mismo período del año pasado.

Así lo refleja el análisis Consumer Insights, que realiza la consultora especializada en consumo Kantar Worldpanel.

“La recuperación se apoya en el aumento de la cantidad que los argentinos compran en cada ocasión -la que sube un 3% en los primeros seis meses del año-, aunque la frecuencia con la que se realizan las compras es cada vez menor, disminuyendo en un 5%”, explica Ariel Martinez, country manager de la firma.

Y agrega que “esta tendencia también se ve apalancada en que hay más categorías que están sumando hogares”.

Sin embargo, Martínez se pregunta si esto representa una recuperación real o si es simplemente una cuestión estacional.

En este punto, señala que “la gran incógnita será si se podrá mantener este nivel de consumo en el corto y mediano plazo, siendo en un año electoral”.

La canasta de “cuidado personal” se elevó un 5% en términos de volumen. Además, la mejora se apoya en que estos productos son adquiridos de manera más frecuente, luego de un 2014 negativo.

En el ranking le siguen bebidas y cuidado del hogar -con un aumento de un 2%-. En contraposición, alimentos, lácteos e infusiones permanecen sin grandes cambios.

Según el estudio, las categorías consideradas “prescindibles” -aquellas que tienen menor cantidad de compradores y que engloban a artículos variados como cereales, sopas, cremas corporales y faciales, entre otros- están revirtiendo las tasas negativas del primer semestre del 2014.

Sin embargo, son las categorías básicas -aquellas que tienen más del 70% de penetración- las que impulsan la recuperación de la canasta.

Cambios en la base
De acuerdo con la consultora, la base de la pirámide está recuperando su poder de consumo. 

El nivel bajo superior viene incrementando su volumen principalmente en las categorías prescindibles -aquellas con menos de un 40% de penetración-, mientras que el bajo inferior pierde un 5% de volumen en este tipo de categorías.

Del estudio se desprende que todas las regiones del país mejoran, salvo el Litoral, que tuvo un 3% de variación negativa en términos de volumen en comparación con el mismo período del año anterior.

La clave es segmentar
Los discounts y mayoristas siguen creciendo, y son los dos canales que suman más “lealtad” entre los hogares.

Además, en el formato discount aumentan las compras que suman una mayor cantidad de categorías, que son las de reposición y abastecimiento.

“Segmentar a los consumidores para enfocar esfuerzos y obtener resultados positivos es clave frente a un escenario de incertidumbre“, explican desde Kantar Worldpanel.

IProfesional

“El consumidor argentino y su relación con los marcas de retail”

Havas con su Laboratorio de Marcas revela que Carrefour, Farmacity, Easy y Supermercados DIA son las cadenas que más aportan a la calidad de vida personal y comunitaria para los argentinos.

El Laboratorio de Marcas entiende que vivimos en un mundo de marketing orgánico, en el que hay más personas conectadas que nunca. En el que la tecnología transforma la manera de vivir de las personas. Para ser relevantes y crear valor, las marcas tienen que mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas. Y, cuando las marcas se vuelven más significativas, también se vuelven más valiosas. Y eso aumenta los resultados comerciales.

Ficha Metodológica 

Investigación Cuantitativa con recolección de datos por Panel online. Tipo de encuesta: Cuestionario estructurado compuesto por preguntas cerradas. Fechas de trabajo de campo: Junio de 2015. Target: Hombres y mujeres de 18 a 70 años de todos los NSE a nivel nacional. Tamaño de muestra: 600 casos, margen de error del 4% con nivel de confianza del 95%. Los datos fueron ponderados para obtener una muestra representativa de la población seleccionada para participar del estudio. Los entrevistados respondieron sobre los isologos de cada uno de los retails sobre los que se les requería información.

Familiaridad, apego y contribución a la vida comunitaria de las cadenas de retail.

Del análisis del cuarto estudio del “Laboratorio de Marcas” by Meaningful Brands se desprende que de las 4 cadenas de retail más familiares a los argentinos, 3 son cadenas de venta de electrodomésticos. El retail con mayor vinculación con los argentinos es Carrefour. Si estudiamos el liderazgo en el apego, la marca que más les importa a los argentinos que siga estando ya que entienden que más les aporta a la calidad de vida personal, es Farmacity. En lo que respecta a la mayor contribución a la calidad de vida comunitaria, lideran 4 marcas muy diferentes entre sí: Carrefour, Farmacity, Easy y Día.

Familiaridad con las cadenas de retailers.

Carrefour se destaca como líder en familiaridad, se despega bastante de los otros supermercados. Un total de 7 cadenas de supermercados son consideradas familiares para más de la mitad de los entrevistados. Carrefour lidera en AMBA, en todos los estratos socioeconómicos con un 85% de familiaridad. Además recoge la mayor cantidad de menciones. Sólo, si analizamos las respuestas de personas mayores de 55 años, es levemente superado por Garbarino. En los niveles socioeconómicos más altos, Falabella y Jumbo tienen valores altos de familiaridad. Podemos destacar que, casi todas las cadenas, performan mejor a mayor nivel socioeconómico. La cadena Día concentra una mayor adhesión en los niveles socioeconómicos más bajos. Coto que tiene alto índice de familiaridad, se hace muy fuerte en AMBA, llegando en esta zona al segundo puesto en el ranking.

En general todas las cadenas de supermercados obtienen mejores valores en AMBA frente al valor de familiaridad que le dan en el interior del país. Si bien esto también sucede para las cadenas de electrodomésticos, la diferencia de valores de familiaridad entre el interior y AMBA es menor.

havasuno

Apego con las cadenas de retailers.

Cuando analizamos la importancia que le darían a que una cadena de reptil desapareciera aparecen diferencias considerables con respecto a la familiaridad de las marcas mencionadas en el punto 1. Farmacity, lidera este índice. Es muy elegida por mujeres de todos los niveles socioeconómicos, sobre todo en AMBA, seguida por Supermercados DIA y EASY. En el interior del país se destacan La Anónima, Garbarino y Vea. En los sectores socioeconómicos más bajos el gran líder es Día. Más allá de la familiaridad y vinculación con las cadenas de supermercados, hay un interés uniforme porque todas se mantengan y sigan existiendo, es decir 2 de cada 3 personas tienen fuerte apego al 75% de estas cadenas. En la apertura por edad hay variedad en quien lidera. Por ejemplo de 18 a 25 el líder es Farmacity; de 26 a 35 es Supermercados DIA; de 36 a 45 es VEA; de 45 a 54 es Carrefour y más de 55 es EASY. Para las cadenas de electrodomésticos, salvo por las 3 cadenas líderes: Garbarino, Fravega y Musimundo, el resto de los comercios del rubro no presentan fuerte apego con los encuestados.

havasdos

Contribución de las cadenas de retail a la calidad de vida personal.

En un paso siguiente se requirió a los entrevistados que respondan sobre cuáles son las cadenas de retail que contribuyen a mejorar su calidad de vida personal. Para este indicador, el ranking de las primeras 5 cadenas es muy similar al índice de Apego. Si avanzamos al sexto lugar, aparecen las cadenas de supermercados chinos que no estaban mencionadas en el Apego. Se concluye entonces que, si bien no tienen buena performance en familiaridad y apego, tienen fuerte valor como facilitadores en la mejora de la calidad de vida personal.

Si bien en un resultado general Farmacity es el líder, cuando se analiza la contribución a la calidad de vida personal en diferentes segmentos vemos los siguientes resultados: Para los hombres el líder es Easy; en Niveles Socioeconómicos bajos, la cadena que mejor rankea es Supermercados DIA; en el interior del país, la cadena que más contribuye es La Anónima.

havastres

Contribución de las cadenas de retail a la calidad de vida comunitaria.

Luego de responder sobre las marcas que más aportan a su calidad de vida personal, se requirió a los entrevistados que elijan las marcas que mayor aporte brindan a la calidad de vida de la sociedad en conjunto. Las mismas marcas consultadas obtienen peores valores en performance. Sólo superan el 50% Carrefour (con 52%) y Farmacity (con 51%), liderando el ranking; le siguen EASY (49%) y Supermercados DIA (45%).

Si se analiza este índice en los diferentes grupos sociales aparecen algunas diferencias. Por ejemplo, para las mujeres las marcas performan mejor en esta variable que los valores que le otorgan los hombres.

havascuatro

Debora Goldschmidt, Directora de Comunicación Corporativa de Havas, indica que “El estudio define el bienestar en base a tres aspectos fundamentales de los beneficios humanos: beneficios para el mercado, personales y colectivos. En el caso de los beneficios para el mercado, nos referimos a los beneficios funcionales que un producto aporta a la vida de las personas. En el caso de los beneficios personales, la pregunta es qué hace una marca por mí como consumidor. Por ejemplo, si me ayuda a aprender nuevas habilidades o si me ayuda a destacarme. Y los beneficios colectivos se refieren a lo que las marcas aportan a la comunidad de la que soy parte y lo que hacen por las personas importantes para mí. Es muy notoria la diferencia con la que evalúan los entrevistados a la contribución de una marca a la calidad de vida personal versus el valor que le dan a esa misma marca en referencia a la contribución a la calidad de vida comunitaria. Si bien los órdenes en que aparecen las marcas son similares, todas las cadenas presentan descensos fuertes entre un indicador y otro. Los supermercados chinos contribuyen a la calidad de vida personal en un 54%, mientras que el aporte a la calidad de vida comunitaria es de un 21%. Esto es un descenso del 61% entre un indicador y otro. Por el análisis de las respuestas, no se percibe que las cadenas de retail sean importantes contribuyentes a la calidad de vida comunitaria. Todas las marcas tienen peor performance en cuanto al aporte a la calidad de vida comunitaria versus la personal. ”

Revista Actualidad

Día del niño recargado: bancos y marcas lanzan una “guerra” de promos para impulsar ventas

En los siete primeros meses, el consumo está registrando una expansión que se ubica un 2% por encima de igual lapso del año pasado.

Se trata de una cifra positiva, pero no suficiente. Básicamente porque las expectativas entre los comerciantes era que este 2015, de la mano del clima electoral, el ritmo de compras se moviera a tasas mucho más elevadas.

Más aun considerando que el año pasado había cerrado con una fuerte caída del 7% en el nivel de demanda. Es decir que el rebote acumulado entre enero y julio no está alcanzandopara recuperar parte del terreno perdido en 2014.

A esto se suma que el rubro juguetería acumula tres meses consecutivos con tasas negativas. 

En efecto, mientras que el resto de los sectores relevados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) exhibieron variaciones positivas, este segmento enfrenta unpresente complicado. 

Es en este contexto en el que los comerciantes se están preparando para dar pelea en una de las fechas que más ayuda a traccionar las ventas: el Día del Niño. De la mano de estas acciones, el consenso entre empresarios del sector es que están en condiciones de revertir el bajón de los últimos tres meses e, incluso, incrementar el nivel de ventas alrededor de un 10%(en términos de volumen) respecto del año pasado.

De acuerdo con la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA), las expectivas para este domingo es que las ventas alcancen un total de 5.000 millones de pesos.

Cabe destacar que el negocio del juguete mueve en la Argentina más de u$s450 millones anuales, de los cuales u$s130 millones corresponden a productos de fabricación nacional.

Según datos de la cámara del sector, el 70% de las ventas se concentra en las vísperas de Reyesy del Día del Niño. De ahí la importancia de esta última fecha. 

Para ello, las principales jugueterías del país salieron a tejer numerosos acuerdos con bancos y tarjetas de crédito, lo que está desatando una verdadera “guerra” de promos. 

Pero los beneficios no se limitan a ese rubro en particular: cadenas de indumentaria y deartículos tecnológicos también se anotaron en esta pelea para incrementar el nivel defacturación.

El BBVA Francés, el Galicia, el Citi, el Ciudad, el HSBC y el ICBC son algunas de las tantas entidades que están ofreciendo importantes descuentos e, incluso, la posibilidad de cancelar la compra en hasta doce cuotas sin interés. 

Las rebajas promedian el 25%, en tanto que los clientes “Premium” tienen un beneficio extra y pueden aspirar a lograr un ahorro de hasta el 35%.

De la mano de estas acciones, el consenso entre empresarios del sector es que están en condiciones de revertir el bajón de los últimos tres meses e, incluso, incrementar el nivel de ventas alrededor de un 10%(en términos de volumen) respecto del año pasado.

Cada banco con su propuesta
Una de las entidades financieras que ya arrancó con las ofertas propias del próximo fin de semana es el BBVA Francés.

“Cerramos un convenio con doce cadenas de jugueterías que nos asegura presencia a nivel nacional para poder llegar con el beneficio a casi toda nuestra cartera de usuarios de tarjetas de crédito”, aseguraron a iProfesional desde la entidad financiera.

“Es una fecha importante dado que está en la consideración de todos nuestros clientes, con expectativas de que el banco los acompañe con una oferta determinada”, agregaron.

Como puede verse en la siguiente imagen, la entidad financiera otorga descuentos del 20% en jugueterías y hasta seis cuotas sin interés. 

Algunos de los comercios adheridos a esta promoción son Apio Verde, Giro Didáctico, Compañía de Juguetes y Tío Mario.

Otra de las entidades que apuestan con fuerza al Día del Niño es el Banco Galicia. En este caso, el banco pone el foco de la campaña en algunas acciones tipo “one shot”, desarrolladas en conjunto con determinadas marcas.

Un ejemplo de esto es la  acción que la entidad financiera llevó a cabo la semana pasada con la firma Grisino. En este caso, se otorgó un generoso descuento de un 35%.

En esta semana, además, la entidad de los “clientes” Marcos y Claudia otorga ahorros de hasta un 25% en conjunto con diferentes marcas.

La promoción está vigente hasta el 17 de agosto e incluye un amplio listado de jugueterías, firmas de indumentaria y hasta la tienda departamental Falabella.

Desde el banco indicaron a este medio que “la entidad financiera siempre diseña acciones promocionales que acompañan este tipo de fechas especiales (como el Día del Niño, los Día de la Madre y del Padre y Navidad) acercándoles beneficios diferenciadores a los clientes”.

 

Y agregan que “dentro de los beneficios más valorados se destacan los rubros jugueterías, indumentaria y calzado“.

Además, la entidad otorga otros ahorros con su clásico sistema Quiero.

El Citi tampoco se queda atrás a la hora de otorgar beneficios a sus clientes en esta fecha especial.

La entidad financiera brinda a quienes cuenten con sus plásticos un 25% de descuento y 3 cuotas sin interés en más de 16 jugueterías de todo el país.

Este beneficio estará vigente todos los días, desde el lunes 10 hasta el domingo 16 de agosto.

Por otro lado el día 14 de agosto, el banco sube la apuesta y brinda hasta un 35% de ahorropara los clientes Platinum, Black y Signature de CitiGold.

En el caso del ICBC, los descuentos alcanzan al 30% del valor de los artículos y aplica a distintas jugueterías del país, tales como Compañía de Juguetes y Giro Didáctico.

La promoción también aplica a marcas de indumentaria, como Cheeky y Creciendo.

Otro de los jugadores que salió a promocionar sus beneficios para la compra del obsequio del Día del Niño es el HSBC. La propuesta consiste en rebajas de un 25% y hasta seis cuotas sin interés en distintos comercios como Cresciendo, Planeta BB y Osito Azul.

El Ciudad no se queda atrás a la hora de brindar beneficios a sus clientes para que vayan en busca del regalo del Día del Niño.

Este martes 11 de agosto, la entidad otorga hasta un 30% de ahorro a quienes abonen con los plásticos de la entidad financiera.

Las promociones aplican para distintos centros comerciales entre los que se encuentran Alto Palermo, Alto Avellaneda, DOT Baires Shopping, Recoleta Mall y El Solar.

Otro de los que ponen todas sus fichas es el Banco Hipotecario.

El slogan de campaña que eligió el banco para esta ocasión es “Niños cancheritos”.

Hasta el 16 de agosto, la entidad otorga 25% de ahorro y cuotas sin interés en Walmart y Changomás en bicicletas, rodados, indumentaria, juguetes, consolas, tablets, notebooks y calzado infantil.

Los usuarios de los plásticos del Itaú también cuentan con una serie de beneficios y descuentos en estos días.

La campaña reza “un día del niño lleno de sonrisas” y consiste en rebajas de hasta un 30% entre el miércoles 12 y el viernes 14 de agosto.

Algunas de las jugueterías adheridas a esta promoción son El Mundo del Juguete, Planeta BB y Creciendo.

Todas estas son alternativas que hoy tienen los argentinos al alcance de su mano para aprovechar y poder ahorrar unos pesos en la compra del regalo del Día del Niño.

Por supuesto, ahora es momento de revisar la billetera y fijarse cuáles son las alternativas de las tarjetas con las que se cuenta y seleccionar la opción más atractiva.

Iprofesional

“El 90% de los argentinos busca promos y rebajas”

Juego de seducción. Los negocios sacan ofertas cada vez más agresivas para captar la atención de los compradores. La mayoría sólo compra si hay descuento. GUILLERMO RODRIGUEZ ADAMI

Llega el fin de semana y Victoria ya hizo todos los planes. Al salir del trabajo, comprará un jean y una blusa aprovechando que hoy la marca ofrece un 30% de descuento en 3 cuotas. Mañana, con su novio, irán al cine con un cupón de 2×1 y cenarán en un restorán que rebaja un 20% a los socios de su club de beneficios. El domingo irá a un súper que le ofrece 15% de ahorro en toda la compra y 70% en la segunda unidad de varios productos que necesita. Y en el camino cargará nafta porque ese día le reintegran el 10% si paga con tarjeta de débito.

Cualquier parecido con la vida cotidiana de los argentinos no es mera coincidencia. Porque en los últimos años, al crecer la inflación, los consumidores pasaron a estar cada vez más pendientes de las promociones. Tanto que hoy son lo que más se mira para definir cuándo comprar, en qué comercios, qué productos llevar, de qué marcas y en qué cantidades. Casi todo.

En el estudio Pulso Social 2015 de la consultora CCR, el 97% de los argentinos admitió estar empleando estrategias que los definen como compradores “oportunistas”. El 89%, por ejemplo, dijo ser un buscador de ofertas, promociones y descuentos. Además, 4 de cada 10 contaron que están eligiendo qué día ir a comprar y qué marcas llevar en función de los descuentos. A su vez, un tercio manifestó que, al ver una oferta conveniente, suele llevar en cantidad para almacenar, un hábito que crece. Y si en 2014 el 15% ya consultaba los beneficios en la web para elegir dónde comprar, ahora lo hace el 20%.

“El consumo de oportunidad aumenta año a año en todos los niveles sociales y en muchos rubros la gente ya no está dispuesta a pagar el precio normal. Si no hay promo, posterga la compra hasta que aparezca”, destaca Mónica Di Pretoro, directora de proyectos de CCR.

“Las empresas acostumbraron al consumidor a comprar ante oportunidades. Y se llegó a un punto en el que, ahora, para atraerlo, lo único que está funcionando son las promociones, los descuentos, las liquidaciones anticipadas y la oferta de cuotas. Sin eso, la demanda no reacciona”, confirma Damián Di Pace, experto en comercio minorista y director de la consultora Focus Market. “Mucha gente –ejemplifica– aprendió que los descuentos más agresivos aparecen en fechas como el Día del Niño o las Fiestas. Ahora esperan hasta ese momento para comprar lo que desean.”

En la misma línea, el plan oficial Ahora 12, una suerte de promoción para comprar en 12 pagos sin interés que sólo rige de jueves a domingo, ya trajo un hábito nuevo. Notan en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que ahora “muchos compradores reservan los productos para pasar a retirarlos a partir del jueves”.

Lo que también impulsó esta “adicción al descuento” fue que las promociones, antes ocasionales y para grupos limitados, se volvieron un recurso comercial de uso cotidiano y alcance masivo. Las tarjetas bancarias, las propias de los súper y los plásticos “VIP” de muchas marcas, los “clubes” de beneficios de los diarios y otras empresas, y cuponeras como Groupon o Cuponstar son sólo algunos de los canales para acceder a crecientes oportunidades. Pero también se consiguen rebajas al comprar online, al pagar en efectivo e incluso, desde abril, mostrando tarjeta SUBE, que tiene 8 millones de usuarios.

El resultado es que hoy cualquier consumidor puede conseguir rebajas cotidianas. En cines, por ejemplo, hay 50%. En heladerías, lo “habitual” ya es comprar con 20 a 50% de descuento. En indumentaria, fuera de la liquidación, el beneficio estándar va de 10 a 20%. Y en cadenas de hipermercados, la costumbre ya es comprar con “ahorros” del 10 al 20% que excluyen a los artículos de Precios Cuidados.

El problema es que la superabundancia de promos generó acostumbramiento. Para el consumidor –analiza Di Pretoro, de CCR– las ofertas y los descuentos “ya no son un plus, sino un básico” y este año apareció fuerte entre ellos la sensación de que comprar sin beneficios ya equivale “a pagar un sobreprecio, a ser víctima de una estafa”.

“Para seducir al cliente, el comerciante hoy necesita ofrecer porcentajes cada vez más altos. Antes un descuento del 10 o el 15% llamaba mucho más la atención. Y si aparecía uno del 25%, la gente hacía cola. Pero ahora pueden no tener ningún efecto: los que realmente traccionan son los del 35% en adelante. Se sube cada vez más la apuesta”, lamenta Vicente Lourenzo, secretario de la CAME.

Lo que explican los empresarios es que, aunque las “rebajas” sean en apariencia más grandes, el beneficio real puede ser el mismo o incluso menor al de antes. Porque también cambió la forma como los comerciantes fijan los precios. Y si prevén ofrecer descuentos más grandes y masivos, ahora parten de un valor “normal” más alto que les permita mantener la rentabilidad. Lo que resulta cada vez menos conveniente para la gente, coinciden, es comprar sin ninguna rebaja. Porque quienes lo hacen pagan crecientes “sobreprecios” que terminan subsidiando los descuentos que aprovecha el resto.

Clarín

“Dólar nervioso y consumo en alza marcan el ritmo de las elecciones”

Finalmente, la reactivación del consumo está llegando. No tan marcada como querían los candidatos del oficialismo, ni tan fría como especulaban desde la oposición. Pero la economía empieza a marcar ritmos a la política.

Mediodía de esta semana en una parrilla de Dardo Rocha, San Isidro. Se reúnen ejecutivos de las mayores empresas de consumo masivo del país. “Todos mis colegas tenían la misma sonrisa que yo”, cuenta uno de los que se sentó a la mesa, de una compañía líder en alimentos. Y agrega: “En julio, finalmente, las ventas empezaron a recuperarse”.

Hasta junio el consumo venía frenado. “Las ventas cayeron el mes pasado un 1,3%”, dice José Amodei, de la consultora CCR, que sigue día a día el pulso de los despachos de alimentos, tocador, limpieza, bebidas, y el resto de los productos que pueblan las góndolas de supermercados y almacenes. “Venimos además de una caída de 4% del año pasado, que sumado al primer semestre del año, que también dio en rojo, da un retroceso de más del 5%”, agrega. “Pero en julio las cosas pueden cambiar”, dice.

En julio, en efecto, paritarias, aguinaldo y suba de la AUH movieron algo los indicadores. “No es una barbaridad, pero hay una tendencia para arriba, luego de tantos meses de caída”, agrega otro empresario de primera línea, que no estuvo en el almuerzo de San Isidro, pero igual que su colega pide reserva de fuente.

“La economía se está reactivando”, dice Miguel Bein, economista asesor de Daniel Scioli, en sus informes. Desde el equipo que lidera, la visión es optimista para el candidato del Frente para la Victoria. Creen que el consumo ya está en alza, que la inflación está controlada por el cepo cambiario, que la economía se recupera.

Distinta es la percepción de los economistas del candidato del PRO Mauricio Macri. Miguel Braun, director de la Fundación Pensar dice que “el plan del oficialismo era tratar de llegar con el consumo lo mejor posible y para eso fueron emparchando la economía una y otra vez; pero lo que no cambia es la desconfianza, la gente empieza a darse cuenta de la situación real, y eso genera inseguridad y esas ganas de protegerse, en volcarse al ahorro, al dólar, a desensillar hasta que aclare. Lo que hay en el fondo es una profunda desconfianza en un modelo agotado que hace 4 años que no genera empleo”.

“Están los que están enojados y los otros, los que están consumiendo más”, replican desde el sciolismo. “Hay que segmentar el electorado”, agregan. Y eso quiere decir diferenciar el perfil de quiénes sienten hoy alguna mejoría en su bolsillo y quienes no. Lo definen con una imagen. “Los que están todo el día con la radio, con la TV cable, están enojados, nerviosos; esos no tienen confianza, y o están consumiendo más. Pero los que sólo, y tal vez, ven un noticiero en la tele abierta por la noche, esos están gastando los pesos que recibieron con el aguinaldo, con las paritarias, con los planes sociales. Esos están empujando el consumo”. El electorado de la clase media es el que no termina de registrar esa mejoría, que sí sienten los sectores medios bajos y bajos, según ese análisis. Y, en esa línea, ese sería hoy el target político del oficialismo.

Pero, en medio, el dólar metió la cola, y pegó un salto que puso presión. “La gente trata de cubrirse, por más que el Gobierno hable de la cultura del peso; mienten con el Indec, emiten para financiar gastos políticos y corrupción; evidentemente la gente no confía”, añade Braun.

Es un indicador de inestabilidad al que en el sciolismo buscan quitarle presión. “Este es un mes particular para el blue, porque la gente cobró con aumento y aguinaldo, y compraron el dólar ahorro, y en lugar de venderlo, se lo embolsaron”, dicen. Pero añaden que “el Gobierno no se va a quedar quieto”. Dan una idea de una de las medidas que se discuten: el pago anticipado del Boden 2015 que vence en octubre. “Eso volcaría US$$ 3.000 millones al mercado, dejará frío al blue”, señalan. Pero, claro, eso ya quedaría para después de las PASO. A las elecciones del domingo se llegaría entonces con un consumo creciendo en el último mes, de manera clara pero tímida; y con un dólar nervioso, que muestra señales de desconfianza. ¿Qué candidatos se beneficiarán (o perderán votos) con ese escenario?

Clarín

“Incertidumbre, la palabra del momento”

Incertidumbre es la palabra que define el momento. Un estado de ánimo que es habitual ante todo cambio de situación, de era. Como es el final de un período de gobierno. Pero la tensión de los últimos días lo potenció de manera tal que se escapó de los márgenes esperados, y hoy afecta dos variables clave para medir el humor de la población: el consumo y el dólar.

En los últimos días se acumularon hechos que tensaron el ambiente social y económico. Se supo que la ex SIDE espiará a quienes compren dólares sin autorización. El oficialismo dio otro paso en su intento de controlar la justicia, esta vez por la vía de las subrogancias, y la Corte Suprema lanzó señales de alerta. LA UCA informó que hay 11 millones de pobres, pero el Gobierno dice que eso es una “fábula”. Un juez ordenó recabar información en la empresa de la familia de la Presidenta y dos días después lo habían desplazado de la causa. Y habló de que podrían asesinarlo. Son sólo un puñado de ejemplos de temas que pondrían en jaque a países normales. Aquí fueron títulos en la misma semana.

“Hay un clima social abrumador y un humor social sensible”, define la consultora CCR, especializada en consumo, en su último trabajo, presentado esta semana. Las confrontaciones políticas, los conflictos sociales, los cambios de valores explican la situación. En el estado de ánimo, señalan, se destacan dos definiciones: inestable y tenso. Allí surge la palabra incertidumbre a la hora de definir, por parte de los consumidores, su situación.

“Tengo miedo de lo que venga”, “El temor es qué va a salir a la luz cuando venga el otro y se destape la olla”, son dos frases que tomaron como ejemplo, entre las muchas que recogen en los focus group. Pueden parecer sólo palabras, pero se expresan en números. Pese a la inyección de dinero que propulsa el Gobierno (el gasto crece al 44%), hace 17 meses que las ventas de supermercados y almacenes vienen en caída, según datos de la misma CCR. Hacia adelante, por las paritarias, prevén que podría haber un quiebre de tendencia. Pero eso, aclaran, depende de “las expectativas de los consumidores”. Otra vez la incertidumbre como factor central.

El dólar es otra variable que se juega fuerte en este escenario. “Esta semana las diferentes cotizaciones del dólar siguieron subiendo aceleradamente, impulsadas por los crecientes desequilibrios macroeconómicos así como por la mayor incertidumbre respecto a la futura política económica, donde la continuidad en la orientación de las mismas viene siendo percibida en forma muy negativa”, señaló un informe del Banco Ciudad. Ayer, el blue llegó a rozar los $14,30, y cerró un 5,4% arriba que la semana anterior. El contado con liquidación avanzó en 7 días un 1,6%.

“Siempre en período electoral hay dolarización de carteras -dice el analista Sergio Berensztein-. Aunque no haya incertidumbre sobre el resultado de la elección, como en 2007 o 2011, cuando se sabía que ganaba Cristina, pero los inversores dolarizaron activos. Es como un comportamiento preventivo, estacional, ligado a lo electoral. Pero ahora se agrega un factor adicional, que es el atraso cambiario, muy visible, agregando más dramatismo a la posibilidad de una corrección en el precio del dólar, algo que no tenía esa dimensión en 2007 y 2011”.

“Curiosamente -continúa Berensztein-, en contra de todo esto, los dos candidatos con más chances para las elecciones, Scioli y Macri, no son un salto al abismo. Uno habla de continuidad y el otro de cambio, pero en términos de política económica se mantienen ene el main street. Eso debería generar horizontes de estabilidad”. Pero en la Argentina de hoy eso es complejo. Esta semana Macri dijo que era entendible que la gente comprara dólares en el actual contexto económico y el ministro de Economía, Axel Kicillof, lo acusó de “fomentar una corrida cambiaria”. Lo que constituye un delito, de aquellos que habilitan hoy a la ex SIDE a espiar a alguien. El funcionario hizo caso omiso a lo que en verdad fue la señal de alerta e incertidumbre más fuerte que recibió el mercado esta semana, cuando el lunes este diario dio a conocer la denuncia de la Procelac que buscaba prohibir el “contado con liqui”. Tampoco mencionó Kicillof, claro, que la emisión monetaria crece al 34% anual, presionando al tipo de cambio. Sólo dijo que la economía “no tiene problemas”. ¿Negar las dificultades no es generar más incertidumbre?

En ese contexto, la venta de dólares para ahorro creció 53% respecto al mes pasado, y llegó a US$ 442 millones. A diferencia de otros meses, ahora más billete verdes quedan depositados en los bancos. Ya no es el negocio del puré, de aquellos que compraban sólo para vender inmediatamente y ganar unos pesos. Ahora es algo que apunta a un plazo más largo. Como intentando comprar algo de certidumbre. La contracara de la incertidumbre.

Clarín


Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter