“Paritarias, la última esperanza de los empresarios para reactivar las ventas”

La palabra paritarias se convirtió en el nuevo santo al que los fabricantes de alimentos y los grandes supermercados elevan sus plegarias para pedir la reactivación del consumo. Después de quince meses de caída continuada en las ventas, ahora los empresarios de consumo masivo están esperanzados en que los aumentos salariales que están negociando los principales gremios terminen ayudando a despertar la demanda.

El último antecedente no les juega a favor a los hombres de negocios. A partir de 2011, el segundo trimestre del año siempre coincidió con una reactivación de las ventas, pero esta tendencia se cortó en 2014, cuando el efecto paritarias no se tradujo en una mayor demanda, y de hecho el año pasado el segundo trimestre fue el que presentó el peor desempeño de todo el período.

Los empresarios igualmente ahora se muestran confiados en que la historia no se repetirá, y destacan como un dato alentador que en los últimos meses la inflación dio señales claras de una desaceleración, incluso para los relevamientos de precios de las consultoras privadas.

“Estamos esperando las paritarias para ver si podemos superar este momento de calma que vive el consumo. Y tenemos la esperanza de que la reactivación podría empezar en junio y que se profundice durante el tercer y el cuarto trimestres del año”, señaló a LA NACION Daniel Fernández, presidente de Carrefour, el grupo número uno en ventas de alimentos y bebidas a nivel nacional, que esta semana participó de una nueva edición del Encuentro Nacional Retailer, evento de consumo masivo que se lleva a cabo en el hotel Hilton de Buenos Aires.

En Walmart Argentina -filial local de la mayor cadena de supermercados del mundo- comparten el moderado optimismo. “Este año las negociaciones vienen atrasadas, pero igual confiamos en que los aumentos de salarios que se pacten ahora se volcarán mayoritariamente al consumo en los supermercados.”

COMPARACIÓN

De acuerdo con la medición de la consultora CCR, en el primer trimestre del año las ventas de productos de la canasta básica -alimentos, bebidas, artículos de tocador y de limpieza- acumulan una caída de 0,7%, que se suma así al retroceso de 1,4% con que había terminado 2014. Pero el dato más preocupante es que marzo cerró con la mayor baja (-1,6%) de los últimos seis meses, que sólo fue superada por el descenso de 1,8% que se había registrado en octubre del año pasado.

En un contexto de estancamiento generalizado, el consuelo es que cuando los números malos se repiten durante tantos meses tarde o temprano las mediciones interanuales tienden a mostrar resultados positivos.

“La gran ventaja que tiene el Gobierno para mostrar una reactivación del consumo para junio es que el año pasado ese mes fue muy malo en ventas, con lo cual en términos interanuales no va a resultar tan difícil mostrar una mejora. Pero a largo plazo el interrogante sigue siendo si los salarios le van a ganar la carrera a la inflación”, señaló José Amodei, director de CCR.

Analistas y empresarios además destacan que el panorama para el segundo semestre del año se presenta más favorable.

 

 

“Este año lo veo más parecido a 2013 que a 2014, y proyectamos que va a terminar con una pequeña suba en las ventas de alimentos, que llegará a 1%. El segundo semestre se perfila un poco mejor gracias a las paritarias y otras medidas que está impulsando el Gobierno para inyectar más fondos al mercado, como el plan Ahora 12 o la baja en Ganancias”, explicó Guillermo Oliveto, de la consultora W.

En el sector además descartan un impacto negativo que puedan tener las elecciones. “Las elecciones tienen un efecto neutro para el consumo, porque por un lado la gente está con la cabeza en otra cosa, pero a la vez hay más recursos en la calle”, explican en Carrefour.

“Va a haber una inyección de plata importante en el consumo y se va a sentir no sólo en la venta de alimentos y bebidas, sino también en otros rubros, como electrodomésticos, en especial con un dólar planchado como está ahora”, se mostró confiado Emiliano Schwartz, de Tomadato..

A LA ESPERA DE LA RECUPERACIÓN

  • Desde enero de 2014, el consumo muestra una caída sostenida en la demanda y al menos el año pasado no alcanzó a revertirse con las paritarias.
  • La baja en las ventas se siente con más fuerza en el llamado canal tradicional (almacenes y autoservicios), pero en marzo también llegó a las cadenas de supermercados.
  • Los empresarios confían en que el clima electoral tendrá un efecto positivo porque se traducirá en más plata en la calle.

La Nación

Anuncios

0 Responses to ““Paritarias, la última esperanza de los empresarios para reactivar las ventas””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: