“Prevén que el consumo no podrá repuntar este año pese a los aumentos salariales”

Crece el consumo y aumenta el PIB en EEUU

El fuerte crecimiento que muestran las ventas de casi todos los artículos que integran el plan Precios Cuidados no alcanzó para reactivar el consumo: por tercer mes consecutivo, marzo cerró con una caída en las ventas medidas en volumen, que según el canal oscila entre el 1,1 por ciento que sufrieron los supermercados y el 1,5 por ciento de los negocios más chicos, de acuerdo con la medición que realiza la consultora CCR.

“Estamos ante el peor momento de la demanda y esperamos que en los próximos meses, con las paritarias nuevas, mejore un poco, pero el consumo seguramente termine el año con una evolución cercana a cero. El panorama es parecido al de 2009, y el dato clave a tener a cuenta es lo que puede pasar con el desempleo”, señaló Guillermo Oliveto, director de la consultora W.

Olivetto ayer fue uno de los disertantes del Encuentro Nacional Retailer, que se llevó a cabo en el hotel Hilton de Puerto Madero.

ESCENARIO DIFÍCIL

“Si partimos de que el primer trimestre muestra una caída acumulada en las ventas de los supermercados del 0,6 por ciento, para que el año termine con una variación de 0 en el consumo tendríamos que crecer a un ritmo del 2 por ciento, y no parece algo muy fácil”, coincide José Amodei, director de CCR.

Una visión apenas un poco más optimista es la que tienen en Tomadato, otra consultora que se especializa en el relevamiento de los precios en el llamado canal moderno (súper e hipermercados y grandes autoservicios). “Después de un primer trimestre muy complejo, esperamos una tendencia un poco a la suba del consumo a partir de los aumentos de salarios, que se empezarán a sentir durante este mes y en junio”.

Además, el Mundial de fútbol puede ayudar a que se recuperen algunas categorías que vienen muy golpeadas, como electrodomésticos”, señaló Emiliano Schwartz, de Tomadato.

En una primera mirada, las bajas en las ventas en los supermercados en marzo pueden no parecer tan graves como las que se registraron en el mismo mes en otros rubros como viviendas (-25%), autos (-35%) o motos (-45 por ciento). Sin embargo, la demanda en alimentos y bebidas históricamente muestra una elasticidad mucho menor que el resto de las categorías -el último gasto que recortan los hogares son los productos de la canasta básica-, lo que da cuenta de la profundidad del parate económico.

“No hay mucho margen para trasladar las subas que tenemos en nuestros costos a los precios de venta al público porque la demanda no responde”, admitió el director de una empresa fabricante de artículos de limpieza, confirmando la sensación de que la menor inflación de abril se explica básicamente por una retracción del consumo.

No es descabellado pensar que, sin el papel que jugaron los Precios Cuidados, la caída en las ventas hubiera sido peor, y esta hipótesis se refuerza cuando se analiza lo que pasó con la demanda en el interior del país.

POCO EFECTO

Más allá de los esfuerzos oficiales, los acuerdos de precios están muy concentrados en las grandes cadenas de supermercados que son más fuertes en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, lo que explica que en el interior del país el consumo haya sufrido una baja del 2,9 por ciento, y de esta manera completó un primer trimestre muy malo, con una caída acumulada del 2,2 por ciento.

“Crisis se siente. Y en nuestro caso se nota especialmente en algunos supermercados que tenemos en ciudades de la provincia de San Juan, que se vieron golpeadas por la pérdida de empleos en la industria de la minería”, explican en la cadena cuyana Átomo.

El impacto en el consumo no perdona ni siquiera a las plazas más prósperas, como en el caso de Neuquén, que ya empezó a recibir algunas de las inversiones que promete atraer a la región la explotación del yacimiento hidrocarburífero Vaca Muerta.

“Hay una crisis de confianza, de no saber lo que va a pasar, y esto se siente en las ventas”, reconoció Alfonso Sahores, socio de la cadena neuquina Topsy.

Del editor: qué significa. La inflación y el riesgo de desempleo, ante el parate económico, le restan oxígeno al consumo, el motor al que apostó el Gobierno hasta ahora

La Nación

Anuncios

0 Responses to ““Prevén que el consumo no podrá repuntar este año pese a los aumentos salariales””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: