Archivo para 28 mayo 2014

“Mirar el Mundial por TV también sufre el impacto inflacionario”

 La inflación no perdona ni siquiera a los hinchas argentinos que verán el Mundial por televisión. Para los millones de argentinos que se preparan para ver los partidos de la selección desde sus casas, juntarse con amigos costará más del 150% que en Sudáfrica 2010 y sólo en los primeros tres meses de este año la canasta del hincha ya acumula una suba cercana al 10% y sin signos de que haya una desaceleración.

Para analizar la evolución de la canasta del hincha ya existen en Buenos Aires dos índices privados. Uno fue creado por la consultora Tomadato, que releva una canasta de 19 productos de consumo tradicional en este tipo de reuniones: desde la picada hasta el asado, pasando por las bebidas y las golosinas para el postre. El índice de precios del Mundial (IPM) compara el precio de esta canasta desde el Mundial de Corea-Japón de 2002 y además cruza este dato con la evolución que tuvieron los salarios.

“En junio de 2002 el salario privado promedio permitía comprar 14 canastas del Mundial. En 2010 el poder de compra subió a 20 canastas, pero como producto de la inflación en marzo de este año volvió a caer a 16 canastas”, alerta Emiliano Schwartz, gerente de Marketing de Tomadato.

BEBIDAS PARA TODOS

De acuerdo con la medición de Tomadato, hasta marzo último la canasta del Mundial acumulaba una suba del 157% frente a Sudáfrica 2010, y los aumentos eran liderados por los rubros de alimentos no perecederos -que en cuatro años triplicaron su precio- y los frescos, que anduvieron muy cerca con un incremento acumulado del 169,2%. En cambio, la mayor competencia en el mercado de las bebidas se tradujo en un incremento bastante menos significativo, aunque igualmente en el período sufrieron una suba del 106,2 %. De esta manera, las bebidas fueron el único rubro en el que los salarios privados le ganaron la batalla a la inflación con un incremento acumulado del 115%.

PRECIOS EN ALZA

La Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo también está elaborando su propio índice de precios del Mundial -bautizado como IPMu-, que debutó en Sudáfrica 2010 y en los últimos cuatro años acumuló una suba del 173%. En este caso, además de los alimentos, el indicador incorpora otros rubros como la camiseta titular de la selección de la marca Adidas, dos modelos de televisores y el abono del servicio de cable.

TELEVISORES Y CAMISETAS

Según la medición de la UP, el mayor golpe al bolsillo del hincha llegó de la mano de los ingredientes de la picada, con aumentos acumulados de un Mundial al otro superiores al 200%. Como contrapartida, la indumentaria oficial de la selección tuvo una evolución claramente por debajo del promedio con subas que oscilan entre 95 y 135%. En el caso de los televisores, por razones obvias, los modelos incluidos en el IPMu no son los mismos que en la medición de Sudáfrica 2010, ya que en el medio se produjo un recambio tecnológico no menor, que incluyó el desplazamiento de los LCD por las pantallas de LED. En el caso de los TV de 32 pulgadas -que continúan siendo los más populares-, la suba acumulada entre los dos mundiales fue de apenas un 16%, aunque como contrapartida el mayor perjuicio para los consumidores pasa por la desaparición de las 50 cuotas sin interés que hicieron furor en 2010 y que ahora se vieron reducidas -en el mejor de los casos-a 12 o 18 pagos.

La Nación

Anuncios

Del “llame ya” al “compre ya”: se ofrecen descuentos de hasta 30% para despertar el consumo compulsivo

Aprovechar una promoción que durará unas pocas horas, quizá un par de días, no más, antes de que desaparezca.

Esa es la idea central que da vida a toda una serie de acciones de marketing que empresas, bancos y supermercados desarrollan en la actualidad con el objetivo de captar la atención -y los pesos- de los argentinos, en momentos en los que buena parte de la sociedad se muestra especialmente atenta a las ofertas.

A través de esta estrategia, y replicando la fórmula del “Llame ya!”, las marcas buscandespertar el consumo compulsivo y para ello brindan reducciones de precios más sustanciales, que superan las que se ofrecen de manera continua.

Es así que, aprovechando estos “ofertones” -que hacen recordar a aquellos años “dorados” del boom consumista- los usuarios de tarjetas logran ahorros de hasta un 30% en indumentaria, mientras que los descuentos en este rubro suelen promediar el 15 por ciento.

Los supermercados, que están por cerrar un semestre con caída en ventas, no se quedan atrás y también apelan al “compre ya” para impulsar a los argentinos a adquirir artículos que inicialmente no tenían pensado llevar.

“Lo que se busca con estas acciones es causar un shock de demanda, ya que cuando los particulares ven que el descuento dura sólo dos días se apuran y compran sin pensarlo tanto”, describe en diálogo con iProfesional Adrián Kittner, desde eConsultora.

En el caso de los súper, las acciones de este estilo se aplican a dos rubros:

Alimentos y bebidas: se trata de fuertes descuentos y de acciones que apuntan a la compra en cantidad -como el 2×1, 3×2 y hasta 4×3- que se impulsan, principalmente, los fines de semana.

 Productos de tecnología: rebajas de hasta un 30% en artículos de electrónica y electrodomésticos, hasta un 10% más beneficiosas que las promos habituales.

Este tipo de acciones de corta vigencia apelan a captar el lado “busca promo” que losargentinos han ido desarrollando en los últimos años y que, en un escenario de caída del salario real, adquieren un mayor protagonismo.

De hecho, un informe de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) señala que actualmente “ocho de cada diez personas considera las promociones a la hora de efectuar sus compras”.

La encuesta revela, además, que “tanto mujeres (78%) como hombres (72%) prestan atención a los beneficios que otorgan los diferentes supermercados, orientadas a ayudar a cuidar la economía del hogar”.

En este contexto, y teniendo en cuenta que comprar con descuento ya se ha vuelto un hábito arraigado entre los argentinos, las rebajas se convirtieron en aliadas fundamentales de las empresas para estimular las compras.

Y, “por la desaceleración del consumo, las acciones promocionales y beneficios volvieron a sermás agresivos“, dice desde la consultora Abeceb Soledad Pérez Duhalde.

El “compre ya” para los plásticos
Además de la propulsión a comprar con descuento, los expertos vinculan este “compre ya” con una cuestión coyuntural: la caída en ventas obliga a las marcas a impulsar acciones adicionalesa las promociones regulares para captar a los llamados compradores compulsivos.

“Muchas empresas hoy están poniendo a prueba estas estrategias. Principalmente, en el rubro textil y en supermercados“, apunta Kittner.

Pérez Duhalde aporta otro dato referido a la corta vigencia de las promos: “Ocurre que algunasempresas no están seguras de poder sostener descuentos tan grandes durante mucho tiempo“.

En el caso de Santander Río, el banco lanzó un “ahorro especial” para martes y miércoles, por el que otorga hasta un 30% de ahorro en Alto Palermo, Paseo Alcorta, Dot Baires Shopping y Soleil, entre otros shoppings (ver imagen).

Otro de los que apuesta a los “descuentazos” por poco tiempo es el Macro, que durante lunes y martes ofrece rebajas que alcanzan un 30% (ver imagen).

También el Galicia adoptó esta modalidad de promos de corta duración para estimular las compras. Es por eso que, en los locales de Falabella, brinda un 25% de ahorro y 3 cuotas sin interés.

Las rebajas, a su vez, se pueden aprovechar en las góndolas del súper.

Otra de las cadenas de retail que se sumó a esta estrategia de presentar planes de corta vigencia es Jumbo, que lanzó fuertes descuentos que están disponibles sólo por algunos días, tanto en alimentos como en electro:

Además de las promociones “compre ya”, algunas empresas de electro aplican esta misma estrategia y ofrecen un financiamiento “extra” por uno o varios días.

Por ejemplo, Garbarino este lunes invitaba a aprovechar las 12 cuotas con una acción del estilo“Sólo por hoy”:

El último fin de semana, Walmart también lanzó un plan de cuotas enfocado en electro disponible sólo por cuatro días, según puede verse en su página de Internet de la empresa (ver imagen).

Los findes, de remate
Además de las acciones “compre ya”, en el caso de las cadenas de retail se pueden aprovechar las promociones que se extienden de viernes a domingo.

“Se trata de fuertes descuentos que se ofrecen durante un par de días”, dice a iProfesional Emiliano Schwartz desde la consultora Tomadato.

En los supermercados también se han hecho frecuentes las rebajas por tiempo limitado en determinados productos o categorías.

Según explica Schwartz, por lo general, “estas acciones se impulsan para liquidar el stock disponible y surgen de la negociación entre cadena, marcas y proveedores”.

En el caso de Carrefour (ver aviso) el fin de semana pasado se podía acceder a un 30% de descuento en determinados artículos.

Otra de las herramientas a la que apelan los supermercados para estimular las ventas los fines de semana son 2×1 o descuentos en la segunda unidad.

Despertando el consumo compulsivo
Con esta estrategia, marcas, bancos y retailers apuntan a “despertar” el consumo compulsivo de los argentinos que, luego de años de haber funcionado como motor de las compras, ahora brilla por su ausencia.

En palabras de Vicente Lourenzo, secretario de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), lo que sucede es que “la gente ya no lleva cualquier cosa a cualquier precio y las personas direccionan sus compras hacia aquellos productos puntuales que necesitan”.

Es así que, al día de hoy, el gasto no planificado se encuentra “adormecido” y cede su lugar a un comportamiento más racional.

Por eso, “los retailers ponen en juego una serie de estrategias para estimular la compras oportunistas“, señala el ejecutivo de Tomadato.

En tanto, Kittner pone la lupa en que “hay un enfriamiento del consumo y las firmas apelan al marketing para tratar de sostener sus ventas”.

Según explica a iProfesional Juan Manuel Primbas, country manager de la consultora Kantar Worldpanel, “las marcas, con este tipo de acciones, quieren también tener un impacto rápido en ventas“.

Y lo resume en una frase: “Se busca que la gente reaccione y salga a comprar“.

Estrategias y efectos
Pero, más allá de los objetivos de las empresas, los expertos señalan que no siempre las tácticas que ponen en juego las marcas resultan efectivas en un contexto como el actual.

Ocurre que, al estar más atentos a los precios, los argentinos valoran más aquellas accionesque impliquen una reducción en el valor total de la compra antes que aquellas que apuestan a llevar más cantidad.

Las promociones que apuntan al stockeo, como la del 2×3 o 3×2, no están teniendo la eficacia de otros años, ya que se prefieren los ahorros en el acto.

En el mismo sentido, el mencionado estudio de la UAI arroja que “el descuento sobre el precio final de la compra es lo más valorado“.

La apuesta por el Mundial
Después de una primera mitad de 2014 “floja” en materia de ventas, son muchas las marcas que “ponen sus fichas” en el evento deportivo más importante del año para mejorar el escenario.

Es por eso que desarrollaron acciones promocionales y campañas tendientes a aprovechar el“boom mundialista”.

Y, si bien es indudable que algunos rubros sacarán rédito del campeonato, los analistas remarcan que el impulso de este evento no resultará suficiente para generar una mejora sustancial en las ventas.

En este punto, Schwartz advierte que “algunas categorías como alimentos, bebidas y electro, pueden verse beneficiadas por el Mundial, pero la tendencia negativa se mantendrá”.

La esperanza en los salarios
Si bien los primeros meses del año fueron fríos en materia de consumo, los analistas pronostican que, debido a la actualización salarial y el aguinaldo, se puede producir algún alivio en los próximos meses.

Sin embargo, aclaran que esto no sólo dependerá del poder adquisitivo, sino también de laevolución de los precios de los artículos en góndola.

“Las paritarias van a mejorar el escenario, pero es posible que la segunda mitad de 2014 no sea buena en comparación con 2013”, arroja Kittner.

A diferencia de años anteriores, en que el segundo semestre presentaba un fuerte repunte en relación con el primero, los expertos advierten que ahora los aumentos de sueldos no alcanzarán para producir un cambio significativo en el nivel de compras.

En este punto, Primbas destaca que “las paritarias van a dar algo de aire, pero no va a haber un gran repunte en el consumo”.

IProfesional

Repliegue oriental: supermercados chinos cierran o cambian de rubro, acorralados por los comercios “express”

El sector del supermercadismo asiste a un verdadero cambio de “época”. Al menos, en lo que se refiere al segmento de negocios vinculado con los llamados “locales de cercanía”.

Uno de los jugadores importantes de este rubro son los comercios chinos que, tras protagonizar un sorprendente “boom” de crecimiento y haber armando una gran red de establecimientos, ahora exhiben claras señales de retroceso.

Esto, producto de la mayor competencia que hoy día imponen los formatos express de las grandes cadenas, como por ejemplo Carrefour o Walmart, entre otros.

Se multiplican en los barrios, acompañados por sus descuentos y promociones, una avanzada que hace retrotraer a los comercios asiáticos y obliga a muchos de sus dueños a migrar a otros rubros.

En algunos casos, tal como aseguran desde las cámaras que reúnen a estos establecimientos, lossupermercadistas orientales optaron porretornar a su país e insertarse dentro del crecimiento económico que evidencia China.

Fin de la expansión
Desde la Federación de Supermercados Chinos señalaron que la expansión irrefrenable de las propuestas “express” de cadenas, como Carrefour o Walmart, culminó por acorralar al supermercadismo oriental, que carece de espalda financiera para competir de igual a igual en lo que a beneficios ofrecidos y apertura de bocas de ventas se refiere.

Además, destacaron con marcada preocupación la cantidad de autoservicios asiáticos que debieron bajar las persianas por efecto del crecimiento de opciones como Changomas, Mini Carrefour o el modelo de franquicias que propone Día.

“Sólo el último año cerraron algo más de 400 súper chinos y desaparecieron unos 1.100 puestos de trabajo”, reconoció a iProfesional Miguel Calvete, titular de la Federación de Supermercados Asiáticos.

“Ya no hay más aperturas de bocas de expendio. No sólo eso, sino que además se estántransfiriendo muchos fondos de comercio. La expansión que vienen haciendo las grandes cadenas -bajo formatos express- hizo que muchos clientes dejaran de venir y esto afectó la rentabilidad de nuestro negocio”, aseguró a este medio.

Para Calvete, la estrategia de los grandes establecimientos de “atacar” el canal de proximidadle está dando resultados a Carrefour o Walmart.

“Más allá de la competencia en precios y productos, se han alzado con habilitaciones incluso en aquellos lugares donde están prohibidas o limitadas las expansiones de este tipo de superficies”, argumenta.

La avanzada de las opciones “express” de las cadenas ha crecido de manera casi exponencial. Al respecto, un informe de la consultora CCR dio cuenta de que de cada 100 aperturas que vienen dándose en el sector del supermercadismo, el 75% corresponde a locales de tamaño reducido.

El plan de los grandes
Una muestra de la decisión de los grandes jugadores del supermercadismo de imponerse en los negocios de cercanía puede ubicarse en la estrategia de Carrefour pautada para 2014.

Hace pocos días, la cadena confirmó que sólo para este año tiene programadas 80 aperturas de su alternativa “Carrefour Express”.

Por su parte, Día está creciendo con el modelo de franquicias y en la actualidad de los más de500 comercios que operan en el país, 160 están en manos de terceros.

Vale recordar que Día debutó con este modelo de supermercados franquiciados en 2005 ypróximamente también podría sumarse Carrefour, que ya está haciendo una prueba piloto en el Gran Buenos Aires.

En todos los casos, el modelo comercial de las tiendas de proximidad no difiere demasiado del que supieron imponer con éxito los autoservicios chicos, con el foco puesto en productos dealmacén, bebidas, lácteos y con una participación más reducida de alimentos frescos.

La apuesta de Walmart en el mismo nicho se ajusta a la expansión de Changomas, que en enero -y con la apertura de un punto de venta en el interior del país – alcanzó los 44 locales en funcionamiento.

La cadena explota, además, otros formatos derivados del mismo nombre. Así, cuenta con 29 bocas de expendio con identidades como MiChangomas o Changomas Express.

Bajo el mismo paraguas, ostenta hoy unos 105 espacios comerciales, que operan en 60 ciudades o localidades de la Argentina.

Tickets más cortos
La mayor presencia de personas en los comercios de cercanía se debe, entre otros factores, a la necesidad de concentrar la compra en productos básicos y evitar la tentación que genera el recorrer las góndolas de los grandes establecimientos (ver nota: Consumo gasolero: se compran más productos básicos, menos premium y crecen los comercios express).

Tal como diera cuenta iProfesional, para la clase media el peso de la canasta en su presupuesto resulta hoy día cercana a un 40%, lo que hace que se vea afectada fuertemente por las subas de precios.

Esto deriva en la búsqueda de un gasto más controlado. De acuerdo con Kantar Worldpanel, esta cautela se traduce principalmente en tres comportamientos:

• Abandona la compra de algunos productos.
• Adquiere menos cantidad de la mercadería que lleva.
• Recurre más al almacén o a los “mini-market”.

El fenómeno de “changuitos más gasoleros” se acentúa y queda evidenciado en tickets más cortos -que denotan un comportamiento más selectivo- y en la preferencia por concurrir a almacenes de barrio o comercios express, en los que la “compra del mes” es reemplazada por visitas semanales o hasta diarias.

Dejando atrás los tiempos en que se estilaba ir cada 30 días, hoy las visitas se volvieron más frecuentes.

“La compra ahora es diaria o semanal y el consumidor va a buscar puntualmente lo que necesita”, señaló a iProfesional Emiliano Schwartz, desde la consultora especializada en consumo Tomadato.

En tanto, Fernando Aguirre, desde la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), señala que las mayores restricciones presupuestarias “llevan a optar por los formatos más chicos”.

“La gente necesita sentir que está controlando su gasto. Y los locales de cercanía ofrecen la ventaja de que en ellos las posibilidades de tentarse son menores en relación con un gran hipermercado”, explicó José Amodei, director de CCR.

Comida al peso, la alternativa
A la par del repliegue de los supermercados chinos en la escena comercial, viene ganando protagonismo una alternativa que muchos empresarios asiáticos han elegido como opción para los autoservicios: la venta de comida al paso y por peso.

En ese sentido Miguel Calvete, de la Federación de Supermercados Chinos, sostuvo aiProfesional que los comerciantes orientales ya controlan más de 400 puntos de venta de este tipo de comidas en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

“Muchos supermercadistas chinos ven en esta alternativa un negocio más redituable. En ese sentido, se puede hablar de una suerte de migración comercial. Hoy estimamos que cerca del10% de los establecimientos de comida por peso pertenece a empresarios chinos que antes estaban al frente de autoservicios”, aseguró.

Según datos aportados por la misma entidad, fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), hoy funcionan casi un centenar de comercios de estas características en ciudades.

El directivo destacó como ventaja la menor cantidad de personal -por no tener atención de mesas – y la medida exacta de lo que van a vender en el día, ya que liquidan en una jornada todo el menú.

“Además, compran en pool, con lo que abaratan los precios. Las verduras en el Mercado Central, y la carne directamente en frigoríficos”, precisó.

Inversiones en otros sectores
En simultáneo a la inclinación por poner en marcha comercios de comida al paso y por peso, desde Cedeapsa -la cámara que aglutina a los comerciantes asiáticos en general- también reconocieron a iProfesional que muchos supermercadistas se hallan en la búsqueda de nuevos horizontes comerciales.

Al respecto, Yolanda Durán, presidenta de la entidad mencionada, destacó las inversiones que -siempre bajo el asesoramiento de Cedeapsa- vienen haciendo en el sector del ladrillo en el interior de la Argentina.

“Como muestra de esto podemos mencionar el caso de Mar del Plata, ciudad en la que lossupermercadistas chinos llevan construidos tres edificios. Incluso, están evaluando más proyectos en otros lugares turísticos del país”, reconoció.

Durán anticipó detalles de hacia dónde están mirando en materia de nuevas oportunidades de negocios.

“El sector de la hotelería también es muy interesante, ya que ofrece buena rentabilidad”, dijo.

“Se están evaluando proyectos inmobiliarios en Misiones. La idea siempre es optimizar recursos. También hay propuestas para avanzar en el sur del país. Por ejemplo, en Bariloche,con la instalación de hoteles“, agregó.

De acuerdo con Durán, también cada vez más asiáticos colocan sus fondos en obras en boca de pozo, aunque también “están quienes han avanzado en emprendimientos en el rubro alimentos e indumentaria”.

“Otro grupo se está inclinando por el campo. Están comprando tierras e instalando granjas. Son muy activos en lo que hace a cría de animales. En la Argentina deben vivir unos 80.000 chinos y muchos de ellos se han ido insertando en distintos rubros de la economía”, concluyó.

IProfesional

La plata no es todo: el “olor” a desempleo pone en riesgo el plan k de llenar bolsillos para reactivar el consumo

Cuando se instala el miedo entre los consumidores, no hay aumento salarial ni crédito ni oferta ni promoción que valga.

Esa es la dura lección que empieza a corporizarse entre los funcionarios del Gobierno y comerciantes: su gran esperanza de que a partir de mayo, con la actualización salarial, pueda repuntar el consumo, está seriamente amenazada por el temor a la recesión y al desempleo.

Y es que, si algo se ha aprendido en los años post crisis en la Argentina, es que las expectativaspueden ser muchas veces más fuertes que el dinero: quien ve a su vecino perder su puesto de trabajo, lo pensará dos veces antes de endeudarse para comprar un bien durable.

Algo de esto ya se está percibiendo entre los profesionales del marketing, quienes ven cómo lasacciones promocionales que en los últimos años dieron alegrías ya no resultan tan rendidoras.

“Los estrategia de descuentos que aplican bancos y tarjetas es la misma que la del año pasado, pero el escenario es otro”, señala Emiliano Schwartz, analista de la consultora Tomadato.

Esta frase describe lo que sucede en el actual contexto: los estímulos ya no resultan suficientes para “remar” la notoria caída en ventas.

“Los esfuerzos que hacen las cadenas no se están viendo reflejados en los números finales. Por más que haya ofertas y descuentos, esto por sí sólo no alcanza para mejorar los niveles de ventas”, argumenta Schwartz.

Y las cifras parecen darle la razón. En abril las ventas en comercios minoristas volvieron a caer por cuarto mes consecutivo.

Esta vez, el desplome fue de un contundente 7,5%, según el relevamiento realizado por la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) que mide las cantidades despachadas en comparación con abril de 2013.

Los rubros que más bajaron fueron electrodomésticos (15%), indumentaria (7,4%) y alimentos y bebidas (3,6%).

Además, en los canales masivos, como supermercados y shopping, las cifras asustan cuando se hace el cálculo “depurado” del efecto inflacionario. En este sentido, el departamento de investigaciones económicas del Banco Ciudad estima que las caídas reales en marzofueron de 8% en los centros comerciales y de 4,4% en los súper.

El regreso del fantasma Para los expertos no hay duda sobre cómo hay que interpretar este fenómeno: hubo un aspecto coyuntural, que fue la pérdida del poder de compra tras la devaluación de enero.

Esa es la parte relativamente fácil de arreglar, una vez que, al ritmo de los acuerdos de paritarias, la mayoría de los asalariados hayan percibido sus sueldos con aumentos.

Pero hay otro elemento más complejo y estructural: el miedo a que la economía del país caiga en crisis.

Aun cuando el Gobierno esté impulsando una baja en las tasas de interés como forma de volver a alentar el consumo, todavía no se logra ahuyentar al fantasma del desempleo.

Así queda claro en los sondeos de opinión pública, como la encuesta de expectativas económicas que mide la Universidad Católica.

Ante la pregunta de si éste es un buen momento para comprar bienes durables, un contundente 51% respondió que no. Hace un año, sólo un 31% daba esa respuesta (ver gráfico).

Y en cuanto a la percepción de dificultad para conseguir empleo, las respuestas marcan elmayor temor desde la recesión de 2009: un 53% responde que hay pocos puestos de trabajo, el doble del nivel de respuestas que se registraba durante el boom de consumo de 2011, cuando Cristina Kirchner fuera reelecta.

Y cuando se pregunta cómo cree que le irá en su situación personal en los próximos 12 meses, el porcentaje de quienes prevén un empeoramiento ya está en los niveles de la crisis de 2009(ver cuadro).

A primera vista, puede parecer excesivo este temor, cuando las estadísticas oficiales de desempleo siguen mostrando números relativamente buenos y estables. Un 6,4% de gente sin trabajo, después de todo, parece una excelente cifra para los estándares que se manejan a nivel internacional.

Sin embargo, la tendencia es a un rápido empeoramiento. Para empezar, porque esa estadística se logra producto de que menos gente sale a buscar trabajo. Si no fuera por eso, el índice de desempleo ya estaría cerca del 8%, estiman los analistas.

Pero, más allá de los números, hay un empeoramiento de las expectativas por las noticias que llegan desde sectores líderes de la economía.

En las últimas semanas se han intensificado los llamados “despidos hormiga”. Es decir, reducciones de personal que, sin ser masivas, implican recortes de puestos de trabajo y achique de estructuras (ver nota: Despidos hormiga: el motor de la industria baja un cambio y complica los planes K para sostener el modelo)

En donde sí se ha realizado “cirugía mayor” es en el sector automotriz, como ha sido el caso de Peugeot que suspendió a 1.000 trabajadores por tiempo indeterminado. Se estima que lassuspensiones ya afectan a unos 12.000 empleados en esta rama de actividad.

Luchando contra los malos pronósticos Ante este panorama, los analistas son muy cautos respecto de cuál será el verdadero poder reactivante de los aumentos salariales y del regreso del crédito y las promociones.

“Estamos ante el peor momento de la demanda. Esperamos que en los próximos meses, con las paritarias nuevas mejore un poco, pero el consumo seguramente terminará el año con una evolución cercana a cero”, afirma Guillermo Oliveto, director de la consultora W.

Y agrega: “El panorama es parecido al de 2009 y el dato clave a tener a cuenta es lo que puede pasar con el desempleo“.

Soledad Perez Duhalde, economista de Abeceb, se expresa en igual sentido: “El ajuste monetariodesacelera los créditos. La moderación de las paritarias y la aceleración dla inflaciónredundarán en una erosión de los salarios”.

“En un contexto de nula creación de empleo y suba de precios en ascenso, se retraerá la masa salarial. Con un nivel de actividad en caída (1,5% este año) la expectativa para el consumo es la de un retroceso del 1,8%”, completa.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo confirma el escepticismo que reina entre los comerciantes: “La gente ya no adquiere cualquier cosa a cualquier precio”, resume, a la vez que señala que “las personas ahora direccionan sus compras hacia aquellos productos puntuales que necesitan”.

“Ante un comportamiento más cauto, se compra lo que se puede y si es posible en cuotas y con descuento”, admite el directivo.

¿Hay que concluir, entonces, que aun con salarios aumentados y con una eventual vuelta del crédito no se moverá la aguja de las ventas? No tanto, dicen los comerciantes, pero lo que síqueda en evidencia es que hay que buscar nuevas formas de acercarse al consumidor.

Por lo pronto, están viendo la forma de aprovechar el que, se supone, será el mejor trimestre del año en términos de capacidad de consumo.

“Esperamos que, a partir que la gente empiece a cobrar los aumentos de sueldo, la situación se revierta”, se esperanza Lourenzo.

Y recuerda que, además de la mejora salarial, se debe tomar en cuenta el efecto del clima mundialista de junio, que suele impactar positivamente en rubros como electrodomésticos, uno de los más castigados en lo que va del año.

A ello deberá agregarse, luego, el “efecto aguinaldo”, que completará la mejora estacional del poder adquisitivo.

Cuotas y descuentos ya no alcanzan Si bien es cierto que las promos y descuentos este año no alcanzan para calentar un consumo más frío, también es verdad que muchos comercios tampoco pueden prescindir de ellos.

En los locales de indumentaria, el mayor plazo que se está ofreciendo para el financiamiento sin interés son 3 pagos, si bien varios comercios ya están aplicando recargos a partir del segundo mes.

Otro de los rubros en el cual la oferta de beneficios no alcanza para calentar el consumo es el de esparcimiento, que es uno de los primeros en verse afectados por las restricciones presupuestarias.

“Las personas están recortando todo aquello que resulte prescindible y eso se nota en una reducción de las salidas, por ejemplo a comer afuera”, puntualiza Pérez Duhalde.

Dado el cambio de escenario, algunas de las estrategias promocionales no son tan efectivaspara los tiempos que corren y empezaron a perder atractivo entre los clientes.

Un ejemplo que cita Schwartz es el de los clásicos 2×1, 3×2 y 4×3. “Antes estas acciones se aprovechaban para llevar mercadería en mayor cantidad, pero hoy la gente está comprando lo que necesita para el momento”, remarca el analista.

“Este tipo de ofertas siguen vigentes, pero no tienen el mismo efecto que un año atrás”, agrega.

En la actualidad, los argentinos prefieren aquellas promos que contribuyen a rebajar el precio total del ticket de compra, más que aquellas acciones promocionales orientadas a dar un beneficio por “stockeo”.

“Se valoran más las rebajas con tarjeta que un 3×2, ya que apuntan a la compra en general y no sólo a ciertos productos”, indica Schwartz, de Tomadato.

Del consumista compulsivo al racional Producto de la mayor cautela, los argentinos están sacando a relucir aquellos comportamientos que -como ya saben- les permiten ahorrarse algunos pesos.

Los expertos señalan, principalmente, dos: oponen menos “resistencia” a las segundas marcascaminan más para pagar menos.

Por ejemplo, “en alimentos, la gente se está inclinando más por las B Brands“, apunta Lourenzo. En tanto, cada vez se vuelve más habitual que las personas combinendistintos puntos de venta para encontrar mejores precios.

Estas conductas dan cuenta de cómo el consumo compulsivo cedió terreno ante las adquisiciones de tipo racional.

Toda una señal de cómo han cambiado los tiempos: hasta no hace mucho, se hablaba de “fuga al consumo” y de compras oportunistas para aprovechar precios que no se volverían a repetir.

Hoy, en cambio, la actitud de los argentinos, con dinero fresco en sus bolsillos se puede definircon una palabra que “detestan” tanto el Gobierno como los empresarios: cautela.

 IProfesional

“Prevén que el consumo no podrá repuntar este año pese a los aumentos salariales”

Crece el consumo y aumenta el PIB en EEUU

El fuerte crecimiento que muestran las ventas de casi todos los artículos que integran el plan Precios Cuidados no alcanzó para reactivar el consumo: por tercer mes consecutivo, marzo cerró con una caída en las ventas medidas en volumen, que según el canal oscila entre el 1,1 por ciento que sufrieron los supermercados y el 1,5 por ciento de los negocios más chicos, de acuerdo con la medición que realiza la consultora CCR.

“Estamos ante el peor momento de la demanda y esperamos que en los próximos meses, con las paritarias nuevas, mejore un poco, pero el consumo seguramente termine el año con una evolución cercana a cero. El panorama es parecido al de 2009, y el dato clave a tener a cuenta es lo que puede pasar con el desempleo”, señaló Guillermo Oliveto, director de la consultora W.

Olivetto ayer fue uno de los disertantes del Encuentro Nacional Retailer, que se llevó a cabo en el hotel Hilton de Puerto Madero.

ESCENARIO DIFÍCIL

“Si partimos de que el primer trimestre muestra una caída acumulada en las ventas de los supermercados del 0,6 por ciento, para que el año termine con una variación de 0 en el consumo tendríamos que crecer a un ritmo del 2 por ciento, y no parece algo muy fácil”, coincide José Amodei, director de CCR.

Una visión apenas un poco más optimista es la que tienen en Tomadato, otra consultora que se especializa en el relevamiento de los precios en el llamado canal moderno (súper e hipermercados y grandes autoservicios). “Después de un primer trimestre muy complejo, esperamos una tendencia un poco a la suba del consumo a partir de los aumentos de salarios, que se empezarán a sentir durante este mes y en junio”.

Además, el Mundial de fútbol puede ayudar a que se recuperen algunas categorías que vienen muy golpeadas, como electrodomésticos”, señaló Emiliano Schwartz, de Tomadato.

En una primera mirada, las bajas en las ventas en los supermercados en marzo pueden no parecer tan graves como las que se registraron en el mismo mes en otros rubros como viviendas (-25%), autos (-35%) o motos (-45 por ciento). Sin embargo, la demanda en alimentos y bebidas históricamente muestra una elasticidad mucho menor que el resto de las categorías -el último gasto que recortan los hogares son los productos de la canasta básica-, lo que da cuenta de la profundidad del parate económico.

“No hay mucho margen para trasladar las subas que tenemos en nuestros costos a los precios de venta al público porque la demanda no responde”, admitió el director de una empresa fabricante de artículos de limpieza, confirmando la sensación de que la menor inflación de abril se explica básicamente por una retracción del consumo.

No es descabellado pensar que, sin el papel que jugaron los Precios Cuidados, la caída en las ventas hubiera sido peor, y esta hipótesis se refuerza cuando se analiza lo que pasó con la demanda en el interior del país.

POCO EFECTO

Más allá de los esfuerzos oficiales, los acuerdos de precios están muy concentrados en las grandes cadenas de supermercados que son más fuertes en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, lo que explica que en el interior del país el consumo haya sufrido una baja del 2,9 por ciento, y de esta manera completó un primer trimestre muy malo, con una caída acumulada del 2,2 por ciento.

“Crisis se siente. Y en nuestro caso se nota especialmente en algunos supermercados que tenemos en ciudades de la provincia de San Juan, que se vieron golpeadas por la pérdida de empleos en la industria de la minería”, explican en la cadena cuyana Átomo.

El impacto en el consumo no perdona ni siquiera a las plazas más prósperas, como en el caso de Neuquén, que ya empezó a recibir algunas de las inversiones que promete atraer a la región la explotación del yacimiento hidrocarburífero Vaca Muerta.

“Hay una crisis de confianza, de no saber lo que va a pasar, y esto se siente en las ventas”, reconoció Alfonso Sahores, socio de la cadena neuquina Topsy.

Del editor: qué significa. La inflación y el riesgo de desempleo, ante el parate económico, le restan oxígeno al consumo, el motor al que apostó el Gobierno hasta ahora

La Nación

“Para las grandes cadenas, el Mundial empezó: salen a jugar su partido con descuentos más agresivos y cuotas sin interés”

En Brasil están ultimando detalles de infraestructura para el evento deportivo más importante del año y los ciudadanos de los distintos países del mundo se preparan para ver jugar a sus equipos.

En este escenario, las marcas ponen todas sus fichas para aprovechar un momento en el que tendrán la posibilidad de incentivar fuerte las ventas.

Las cadenas de electrodomésticos han preparado un arsenal de beneficios, aunque no son las únicas. Empresas de todos los rubros también han lanzado sus propuestas para subirse a la pasión futbolera y conquistar los bolsillos de los argentinos.

Marcas de indumentaria, de alimentos y bebidas, aseguradoras y bancos ya comenzaron a jugar sus partidos promocionales, de cara a Brasil 2014.

En el caso de las grandes cadenas de artículos del hogar, una de las que presentó su campaña de tinte mundialista ha sido Garbarino, que apuesta al concepto de “Hincha”.

La firma presentó una acción enfocada en el hashtag #hinchas2014, que muestra cuáles fueron los cambios que experimentaron los fanáticos del Mundial en estos últimos años.

El slogan que guía la acción es “Garbarino te conecta más que nunca”.

Frávega también ha salido al ruedo. En este caso, el concepto elegido para la acción de marketing es “preparados”.

Como anticipo, arrancó con una imagen que juega con la incógnita resumida en dos palabras:“¿Estás preparado?”.

“Apuntamos a la idea de preparación para algo muy bueno”, explica a iProfesional Juan Romero, director de Marketing de Frávega.

Y cuenta que “salieron primero los afiches en la calle, luego la campaña en Internet y más tarde en televisión”.

En segunda instancia, y develado el misterio, la empresa asoció ese concepto a si las personas estaban preparadas para obtener fuertes descuentos en la compra de productos, que se suman a las 12 cuotas sin interés que, tímidamente, comenzaron a asomar en marzo.

Tanto en el caso de Frávega como en el de Garbarino y Compumundo, la apuesta por los 12 pagos se concentra, principalmente, en los fines de semana (ver imágenes):

Por otra parte, los argentinos pueden aprovechar la posibilidad de abonar hasta en 18 cuotas, aunque en este caso sujetas a un recargo.

En cuanto a los descuentos que se enfocarán en productos asociados al Mundial, desde Garbarino adelantaron a iProfesional que las acciones también se desarrollarán de viernes a domingo: “Va a haber shots con promociones los fines de semana”.

Aquellos que quieran aprovechar los beneficios que ofrece la cadena, podrán acceder a ahorros de hasta 5.000 pesos.

“Las rebajas más fuertes van a estar enfocadas en LCD, tabletas y smartphones“, agregan desde Garbarino.

En el caso de las TVs, los descuentos se concentrarán en pantallas que van desde las 40 hasta las 55 pulgadas.

Descuentos para las compras por Internet
Una de las estrategias que las marcas de electro han implementado consiste en ofrecer precios promocionales a todos aquellos que compren por la web.

Es así que, a la hora de hacerse de un producto tecnológico, los interesados encontrarán un“doble precio“: el regular y el “online”.

Dependiendo del artículo, la diferencia -según la modalidad de pago elegida- puede llegar a superar el 30%.

Garbarino propone estos beneficios, con descuentos de hasta $5.000:

“Queremos darle comodidad a la gente a través de una manera más fácil de comprar”, dice a iProfesional Carmelo Ferrante, director de Marketing y Ventas de Garbarino.

Un gran porcentaje de las operaciones que se realizan hoy son online“, afirma. La modalidad más frecuente, indica, es “la compra a través de la web y luego el retiro en las sucursales de cualquier parte del país”.

Así, desde las cadenas de electro, señalan que la compra por Internet es una tendencia que viene creciendo con fuerza a la hora de adquirir artículos de tecnología.

Frávega, en tanto, ofrece beneficios de hasta $3.200, tal como se observa a continuación:

Lejos de las 50 cuotas
Si bien las 12 cuotas sin interés son un beneficio altamente valorado en los tiempos que corren, las 50 cuotas que se brindaban en 2010 quedaron atrás.

“El del 2014 es un escenario muy distinto al de aquel entonces. Mucha gente en su momento compró a pagar en 50 meses. Pero hoy en día es muy complicado ofrecer este tipo de financiación”, señala a este medio una fuente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Y agrega que “un evento deportivo, como lo es un Mundial, genera una gran demanda que las marcas tratan de aprovechar con fuertes promociones”.

Esto explica los “descuentazos” que los argentinos encontrarán en las casas de electrodomésticos en vísperas del Mundial.

Las marcas “se ponen la camiseta”
A la hora de sacarle rédito al Mundial, en términos de marketing, las propuestas de las marcas son de lo más variadas.

Coca-Cola, por ejemplo, apeló a la tradicional costumbre de “destapar tapitas” para podercompetir por paquetes en avión y en motorhome para viajar a Brasil.

Por otra parte, cargando el ticket de compra de cualquier producto de la marca en el sitio de la promoción se pueden ganar siete viajes, 30 “livings” -que incluyen una TV 55″, 4 puffs y una heladera de Coca-Cola- y 500 camisetas oficiales de la Selección Argentina.

Otra de las que apuesta fuerte es Personal, que cuenta con la licencia de los contenidos móviles y web asociados con el evento.

Gracias a una alianza con la FIFA, los usuarios de la firma podrán disfrutar de la cobertura de los 64 partidos, la fiesta inaugural y de clausura, con el relato en español del equipo periodístico de Directv Sport (ver imagen).

También Carrefour presentó una propuesta “mundialista”. Se trata de la acción “Chango 01”, que consiste en un sorteo por viajes para 60 personas, del que participan todos aquellos que abonen con tarjetas Visa, tal como se muestra a continuación:

Nike tampoco se queda atrás en la competencia por acercarse a los clientes de cara a Brasil.

En este caso, la marca dio a conocer la indumentaria con la que vestirá a 10 seleccionados: Inglaterra, Brasil, Francia, Holanda, Portugal, Australia, Estados Unidos, Croacia, Corea del Sur y Grecia.

Apostando por la sustentabilidad, la firma presentó una camiseta, un pantalón corto y medias realizados con una tela confeccionada a partir de botellas de plástico recicladas.

Los bancos también juegan
Los bancos también desarrollaron acciones para aprovechar el “boom mundialista” como una herramienta de fidelización de los clientes.

Por ejemplo, en conjunto con Visa, Santander Río lanzó una propuesta que invita con tono futbolero: “Tu próxima vuelta la podés dar en Brasil”.

La iniciativa consiste en un sorteo que permitirá a cuatro personas viajar para ver a la Selección.

El Galicia también cuenta con promociones pensadas para este evento. En este caso, ofrece 10 cuotas sin interés a aquellos que compren el ticket aéreo, las entradas de los partidos o abonen los traslados con sus tarjetas (ver imagen).

Otro de los que juega “el partido” es el ICBC que, en esta ocasión, propone dos accionesasociadas a Brasil:

• El “préstamo soñado”, acción por la cual la entidad financiera regalará una cuota de los créditos otorgados por cada partido que gane la Selección Argentina.


• La promo “ICBC Start”, que invita a los clientes del banco a participar de un sorteo para viajar junto con dos amigos.

El Hipotecario es otro de los bancos que desarrolló acciones de cara a junio. En este caso, comprando con la tarjeta de la entidad se participa de un sorteo para ganar un viaje para dos personas.

El slogan de la campaña apunta a lo divertido y desafía a participar: “¿Sillón o butaca?”.

Otro de los que se sumó a la pelea por conquistar a los clientes subidos a la ola mundialista es el Patagonia. Con la contratación de un seguro, se puede participar de un sorteo para ganarse uno de los LCD.

El slogan de la campaña dice “Estar protegido, una buena jugada”.

La cuenta regresiva
Resta poco más de un mes para que llegue el evento deportivo que será un escenario de lujo para las marcas, que ya han comenzado a “entrar en calor”.

Y, si bien desde las cadenas de electro son conscientes de que este es el momento clave del año para apuntalar sus ventas, los analistas en consumo se muestran cautos respecto de los resultados que puedan obtener, en comparación con otros Mundiales.

Así lo señala en diálogo con iProfesional Soledad Pérez Duhalde: “En un escenario como el actual, la compra de electrodomésticos tiene que estar asociada a fuertes beneficiospromocionales, para inducir a la gente a gastar”.

Así, las cuotas y descuentos funcionarán como un gran estímulo para todos aquellos argentinos que quieran renovar su equipamiento y, de paso, disfrutar en equipos tecnológicos más modernos los goles de una Selección que es candidata a ocupar los primeros lugares del podio.

IProfesional


Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter