“Golpe al consumo: comercios redujeron financiación y los argentinos se despiden de las 12 cuotas sin interés”

Durante los últimos años, si hubo una variable que ayudó a explicar el boom de consumo fueron -además del contexto con pocas alternativas de inversión- los cada vez mayores plazos para financiar la compra de todo tipo de bienes, ya sea electrodomésticos como, viajes y autos.

La leyenda “12 cuotas sin interés” se había transformado en un estándar, si bien había cadenas de retail que, de la mano de tarjetas y bancos, ofrecían planes de pago de más largo plazo.

Hasta comienzos de 2012, por ejemplo, era común ver en algunos comercios, promociones que llegaban hasta los 36 meses.

Sin embargo, el abrupto salto del dólar, sumado a las expectativas inflacionarias en alza -con consultoras que ya plantean un piso del 33% para este 2014-, impactaron de lleno en las góndolas.

En las cadenas de retail, el fuerte avance del billete verde se tradujo en faltante de productosy alzas de hasta el 40% en los precios al público.

Esto fue lo que obligó al Gobierno a intervenir, obligando a las empresas del sector a no “stockear” mercadería, a cambio de permitirles ajustes de hasta el 7,5%.

Sin embargo, esta concesión, aseguran en el sector, no resulta suficiente para sostener la rentabilidad, considerando que más del 90% del contenido de la electrónica es importado. Esto, sumado a las expectativas de una mayor presión inflacionaria y de una creciente tensión cambiaria, terminó impactando en el terreno de las promos y los planes de pago en cuotas.

Los economistas se muestran preocupados ante este escenario de financiación recortada”, al tiempo que remarcan que las cuotas son un elemento clave para impulsar las compras tanto de electrodomésticos como de paquetes turísticos y viajes.

“El modelo actual es absolutamente dependiente de la financiación y de las rebajas“, indica a este medio Santiago Mignone, socio de la consultora PWC, ex Price Waterhouse, quien observa que este “fin de ciclo” va a impactar negativamente en el ritmo de compras de los argentinos.

Para Mariano Lamothe, en tanto, el hecho de que “se encarezca el financiamiento del consumoque hacen los bancos, hace que no se pueda esperar un desarrollo positivo de la economía“.

El discurso y la realidad
En una conferencia de prensa que brindaron en conjunto la semana pasada, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Axel Kicillof, se mostraron preocupados por losincrementos de precios que se habían producido en rubros como el de la electrónica yartículos del hogar.

Además, los funcionarios también hicieron referencia a la importancia que tiene la oferta de cuotas para este sector.

“Gran parte de los artículos electrodomésticos se comercializan en cuotas a través de instrumentos como tarjetas de créditos. Por eso, su uso es una garantía para resolver el funcionamiento del sector“, aseguraba el jefe de Gabinete en su discurso.

Sin embargo, apenas unos días después de estas palabras, los argentinos se toparon con otra realidad al ir en busca de celulares, tabletas, televisores o aires acondicionados: pese a la advertencia oficial, las empresas alertaban que la oferta de cuotas estaba llegando a su fase final.

Y la confirmación de este cambio de tendencia llegó este mismo domingo, cuando las líderes del sector achicaron a la mitad -de 12 a 6- los planes de financiamiento que venían ofreciendo.

Este viernes, algunas tarjetas de grandes retailers, como Cencosud -que hasta 2013 acostumbraban a lanzar fuertes acciones con hasta 24 meses de plazo– comenzaron a comunicarplanes de 6 cuotas.

Además, otras cadenas, en una suerte de “remate de promos”, salieron a ofrecer lo que serían los últimos planes de 12 cuotas para la compra de heladeras, equipos de aire acondicionado y lavarropas, advirtiendo que se trataba de los “últimos días” para aprovechar estos beneficios.

Así las cosas, tal como consignara iProfesional, el inicio del mes de febrero se convirtió en una suerte de punto de inflexión para los tentadores planes de financiación, tan valorados por los argentinos.

En el caso de Falabella, por ejemplo, los clientes de la empresa pudieron enterarse de esta modificación por medio de un correo electrónico que los invitaba a disfrutar de esta oportunidad en vías de extinción:

Como se mencionó, la devaluación -que ubicó al dólar oficial por encima de los $8 – y la consecuente sensación de incertidumbre, impulsaron a las cadenas del rubro a realizar estas modificaciones en su política de precios y beneficios.

El fin de semana último se hizo evidente que el recorte de los planes de financiamiento se había hecho extensivoa las principales cadenas de electrodomésticos del país, lo cual da cuenta de que el escenario de devaluación del peso complica el panorama para todos aquellos que querían disfrutar de la posibilidad de hacerse de algunos de estos artículos abonándolos a lo largo de un año y con la posibilidad de “licuar” los pagos mensuales por el efecto inflación.

Algo que también llamó la atención de los consumidores es que, al visitar los sitios de Internet de las principales cadenas de electrodomésticos, habían desaparecido casi por completo lasopciones de planes de pago.

En la página web de otras cadenas de retail también se advierte la ausencia de la palabra “cuotas” (ver imagen): 

A esto se suma que cada vez son más los comercios que empiezan a rechazar el pago con tarjeta de crédito, según denuncian los usuarios de las redes sociales.

Tiempos de cambio
Quienes dejaron la compra de electrodomésticos para último momento, están padeciendo este “fin de fiesta” del financiamiento.

Así lo confirmaron a este medio desde el punto de ventas de una de las empresas líderes del sector, ubicado en el shopping Alto Palermo.

“Desde el domingo, ofrecemos sólo 6 cuotas en todos los productos“, contó la responsable de ventas del local.

Y advirtió que, por lo cambiante del escenario actual, la posibilidad de seguir comprando con financiación también está “en la cuerda floja”.

En este punto, recomendó que “si el cliente encuentra que subsiste alguna promo, la aproveche, porque esto puede cambiar de un día para el otro”.

La misma respuesta se puede encontrar al consultar en la sucursal de otro de los retailers más fuertes del sector, en Alcorta Shopping.

“Cambió todo el fin de semana pasado”, reconoció la responsable del local situado sobre la avenida Figueroa Alcorta.

Y agregó que “hoy las cuotas son hasta 6 en todos los productos y las condiciones cambian día a día”.

Bronca en las redes sociales
El espacio en el que los usuarios descargaron su bronca hacia el recorte de uno de los beneficios más valorados en el rubro fue, nuevamente, las redes sociales.

Principalmente en Twitter, las personas expresaron sorpresa ante la reducción de los planes de financiamiento y se mostraron molestos frente a la desaparición de esta alternativa de la web.

Y, por supuesto, allí tampoco faltaron quienes hicieron referencia a los precios de los productos, que sufrieron incrementos de hasta un 40 por ciento.

La tarjeta de crédito, “invitado no grato”

Otra de las “novedades” con las que se toparon los argentinos en los últimos días es que cada vez son más los comercios que rechazan el pago con tarjetas de crédito.

Si bien hace unos meses ya se venía notando que los comercios buscaban estimular el uso de efectivo a través de una serie de promociones que se aplicaban a aquellos que abonaran con cash,ahora algunos locales directamente no aceptan plásticos.

Esto, por supuesto, también tuvo su eco en las redes sociales, donde los usuarios aprovecharon para contar sus experiencias a la hora de ir de compras.

Algunos de ellos, inclusive, se mostraron sorprendidos de que esta situación también se haya replicado en la costa atlántica:

Otro golpe al turismo
Además de electrodomésticos, otro rubro en el ya se siente el impacto de la devaluación en la oferta de cuotas es en el de viajes y turismo. 

Tal como lo indicara iProfesional, algunas agencias advirtieron que se estaba ante los últimos días para acceder a las ansiadas 12 cuotas.

Por ejemplo, así se pudo ver en las páginas de Internet de Garbarino Viajes el viernes pasado:

Paralelamente, a fines de la semana pasada, la oferta de cuotas de Despegar llegaba a 12:

Este lunes, sin embargo, el escenario ya era otro y los planes de financiación son de hasta 6 cuotas:

Para los expertos, la limitación de los planes de pagos en el rubro turismo se traducirá en unduro golpe para el sector, que tras la suba del recargo que impone la AFIP y el salto del dólar, sólo podía aspirar a mantenerse a flote de la mano del financiamiento.

En efecto: uno de los “puntos débiles” del Gobierno en su cruzada contra el déficit del turismoera el amplísimo menú de cuotas, de la mano de bancos y compañías aéreas que ofrecían tentadores planessin interés y en pesos.

Así, en un contexto inflacionario como el actual, los movimientos cambiarios y los recargos, en alguna medida se podían ir diluyendo de la mano de la cancelación a lo largo de varios meses.

Para Belén Olaiz, economista de Abeceb, este cambio en el menú de financiamiento no pasará inadvertido, dado que “el pago en cuotas fue la gran clave para explicar el boom de argentinos en el exterior”.

IProfesional

Anuncios

0 Responses to ““Golpe al consumo: comercios redujeron financiación y los argentinos se despiden de las 12 cuotas sin interés””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: