“Congelamiento: qué productos saldrán más rápido del freezer y cuáles golpearán los bolsillos de la clase media”

Hay un viejo refrán que dice que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Parecía que calzaba a la perfección cuando se lo vinculaba con el plan de congelamiento de precios, allá por los primeros días de febrero de este año, cuando recién nacía la iniciativa concebida para durar sólo dos meses.

Por ese entonces, los analistas aseguraban que la medida podía resultar exitosa en tanto fuera implementada por no más de un trimestre, porque no era una verdadera solución contra la inflación.

Y eso fue lo que sucedió, producto desucesivas prórrogas, ya que su efectividad se fue “diluyendo” y los precios siguieron aumentando.

“Si en el camino no se toma algún tipo de decisión de largo plazo, el impacto de la salida va a ser mucho mayor”, advertía oportunamente José Ignacio Amodei de la firma CCR.

En los primeros meses del “freezer”, el Gobierno logró reducir la inflación al 1,5% mensual, tal como arrojó el IPC Congreo en marzo.

Pero con el tiempo fueron quedando en evidencia algunas falencias y la necesidad de una medida más de fondo.

La primera prórroga tuvo lugar en abril, por dos meses más, y una vez que llegó junio se optó por sostenerla hasta octubre.

Fue ahí cuando se dio a conocer una lista de 500 productos que quedarían “congelados”.

Poco antes de las elecciones, “los huecos” se hacían notar cada vez más, al punto que en septiembre la inflación alcanzó el 2,11%, el mayor incremento desde el mismo mes de 1991.

No obstante, la semana pasada la Subsecretaría de Defensa al Consumidor anunció que la medida se extendería – al menos- hasta fin de año:

Mientras muchos analistas se preguntan por qué el Ejecutivo tomó esta decisión pese a que “las góndolas hablan por sí solas” con precios “descongelados” y también con “faltantes”, lo que es indudable es que la credibilidad y la sustentabilidad del plan quedaron “en la cuerda floja”.

De hecho agregan que a nueve meses de que naciera el congelamiento ninguna de las cadenas cuenta en todas sus sucursales con los 500 artículos de la lista. E, incluso, en su lugar se ven opciones más caras o productos similares con nuevas presentaciones y composición para escapar al freezer.

En este escenario, algunos afirman que la prórroga tuvo que ver con los resultados adversos para el oficialismo en los últimos comicios legislativos.

En tanto, desde el Gobierno insisten en mantener la medida. De hecho, Colombo afirmó en su cuenta de Twitter que “en los hogares argentinos ha mejorado el acceso al consumo de bienes y servicios”.

Para Fernando Blanco Muiño, titular de la entidad Unión de Consumidores de Argentina (UCA), los “aumentazos” van a llegar a un 9%.

“Va a haber un impacto en los supermercados”, alerta en diálogo con iProfesional Claudia Collado desde la entidad Acción del Consumidor (ADELCO).

Por otra parte, Blanco Muiño señala que “se prevén incrementos en la nafta y los costos de transporte, lo cual también va a repercutir en los precios“.

“Lo que más preocupa es que se produzca un aumento importante en los alimentos básicos“, enfatiza el experto.

En este contexto, los analistas anticipan que los argentinos se verán oblilgadoa a tener que “ajustar aún más sus cinturones”.

Subas de precios y faltantes
Así las cosas, lo que impera entre los analistas es el escepticismo.

“Hay que ver si dejan de reponer la mercadería congelada“, advierte Emiliano Schwartz desde la consultora Tomadato.

En tanto otros expertos ya hablan de fuertes subas de precios para aquellos artículos que estánfuera del famoso listado. Y creen que no se darán los aumentos de igual modo en las distintas categorías.

Es que, tal como indica Miguel Calvete del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM),“el Gobierno arregló con la industria incrementos diferenciados”.

En este sentido, el especialista asegura que serán de entre un 9% y un 14% en los Premium.

De acuerdo con el supermercadista, las subas en alimentos se harán evidentes, principalmente en:

Frescos: debido a la alta rotación de este sector, Calvete asegura que será uno de los primeros rubros en los que se sentirá el impacto.

Productos elaborados con harina: al respecto, Blanco Muiño destaca que “la escasez va a afectar próximamente a sus derivados”.

Aceites: los aceites también fueron señalados como productos que subirán de precio en estas semanas por efecto del “descongelamiento”.

Lácteos: de acuerdo con el titular de UCA, en “esta categoría se autorizaron subas de hasta un 9%”.

La “trampita” de las marcas
En este contexto, los expertos señalan que las empresas ya “buscaron la vuelta” para elevar el valor de su mercadería.

Según Calvete, lo que se hace es tomar algunos artículos de “compra frecuente” y catalogarlos dentro de los grupos en los que se autorizan las subas más fuertes.

Por ejemplo, “muchos de los productos que las marcas ubican como selectivos, en realidad, sonclaramente masivos pero las empresas los categorizan así para poder subirles el precio“, dice el titular de INDECOM. (Lea más: “Los nuevos aumentos llegarán a las góndolas pasadas las elecciones legislativas”).

De hecho, afirma Calvete, “un 37% de los que se consideran selectivos forman parte de la canasta básica y se encuentran dentro de los 250 artículos de supermercado más consumidos por los argentinos”.

Los efectos del “descongelamiento”
Ante este panorama, los especialistas estiman que los argentinos van a poner nuevamente en marcha aquellas estrategias que ya conocen de memoria para cuidar el bolsillo.

En este sentido, aclara Calvete, “el consumo hoy está amesetado y los argentinos se muestran más cautelosos en el supermercado”.

Y remarca que “en 2013 empezaron a resurgir con fuerza las B brands, lo cual se hizo más notorio en los últimos seis meses“.

Esta tendencia, puntualiza el analista, se viene dando sobre todo en la categoría alimentos.

Por otra parte, los especialistas afirman que el “descongelamiento” podría traer como consecuencia una “vuelta” de los consumidores a las superficies más chicas, que habían quedado más relegadas a raíz del freezer.

“La gente ahora compra menos productos y lo hace -muchas veces- en los locales de cercanía, lo cual implica una baja en el ticket promedio”, apunta Collado.

Sin embargo, los argentinos no se quedarán solo con los negocios chicos ya que, afirma la experta, “ciertos artículos, como el vino, son más baratos en los locales de cercanía, pero otros están más caros”.

Con poco dinero en el bolsillo y precios altos, se hacen menos compras en el supermercado y si baja la cantidad no se justifica tener que ir a las grandes superficies”, concluye Blanco Muiño.

IProfesional

Anuncios

0 Responses to ““Congelamiento: qué productos saldrán más rápido del freezer y cuáles golpearán los bolsillos de la clase media””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 62 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: