“Llegó a las góndolas el efecto paritarias”

El impacto del cierre de paritarias en diversos sectores llegó a los supermercados.Después de un comienzo de año muy flojo, las ventas de alimentos, bebidas y artículos de tocador y limpieza tuvieron un fuerte repunte en mayo, y el buen momento se extendería a junio.

A la hora de explicar este cambio en la tendencia, empresarios del rubro y analistas dicen que no se debe al congelamiento de precios -de hecho, empezó a resquebrajarse en mayo-, sino a los aumentos de los salarios de trabajadores bajo convenio gracias al cierre de las paritarias.

Según la medición de la consultora CCR para el llamado canal moderno -agrupa a los híper, supermercados, cadenas de descuento y tiendas de proximidad, y representa a cerca de la mitad del consumo-, mayo cerró con una suba de 8% en las ventas medidas en unidades de los productos que integran la canasta básica.

La performance de mayo alcanzó para compensar el pobre desempeño del consumo en los primeros meses del año, con una suba en el primer trimestre de apenas 1,8%. Gracias a mayo, el acumulado de los primeros cinco meses se ubicó en 2,8%, frente al 1,1% de todo 2012.

No obstante, los analistas dicen que el repunte no parece sostenible en el largo plazo por causa de la inflación, que termina “comiéndose” las mejoras salariales.

“La muy buena evolución del canal de hipermercados, supermercados y tiendas de descuento se da en un marco en el cual ha habido cierre de paritarias, que se adelantaron respecto del año anterior. Hay que tener en cuenta que en mayo de 2012 para el sector había sido un mes con un comportamiento por debajo del promedio anual”, señaló José Amodei, director de CCR.

En la consultora igual aclaran que los últimos resultados distan mucho de ser tan buenos cuando se analiza qué pasó con el canal mayorista, que abastece a autoservicios, almacenes y negocios de barrio. En mayo este sector registró una baja del 0,5% en volumen y acumula en los primeros cinco meses de 2013 un retroceso del 1,3 por ciento.

 En Carrefour -la cadena líder del mercado- coinciden en que a partir de mayo el consumo pegó un fuerte repunte. “Mayo funcionó muy bien y a partir de junio, incluso, vimos un crecimiento más pronunciado”, explicaron en la empresa.

HISTORIA CONOCIDA

En la misma línea, Guillermo Oliveto destaca que el panorama actual en materia de consumo masivo no difiere demasiado del que se vivió en 2012 para la misma época del año.

“El crecimiento del consumo en mayo responde a la lógica que trae el mercado desde 2012. La peor parte del ciclo se da en marzo y abril, cuando la gente se queda con los precios nuevos y los sueldos viejos por demora en el cierre de paritarias. El acuerdo de precios que duró días apuntó a moderar ese problema y ayudó, pero no alcanzó para revertir el ciclo. Hoy lo que vemos es que al llegar los sueldos nuevos a la calle el mercado se oxigena, y más con la llegada del aguinaldo. Este tipo de curva descendente en la primera parte del año y ascendente en la segunda ya se dio en 2012 y se repite ahora. Si las cosas siguen como van, parecería ser algo que se podría repetir en los próximos años”, explicó el presidente de la consultora W.

Los analistas igualmente destacan que la mejora del consumo no parece sostenible en el largo plazo por la acción de la inflación, que termina “comiéndose” las mejoras salariales que se obtienen en las paritarias. “Se trata de medidas de corto plazo que son eficaces por un tiempo, pero no hay que perder de vista que la mayoría de las paritarias se están cerrando con aumentos salariales en torno al 23% y la inflación en los supermercados está por arriba del 27%, con lo cual veo un segundo semestre difícil”, explicó Juan Manuel Primbas, director de la filial argentina de Kantar Worldpanel, una consultora que en su panel de hogares dio cuenta de una suba superior al 4% en las compras medidas en unidades, contra el promedio del 1% de los primeros cuatro meses del año. En Kantar además destacan que si se analizan los datos del consumo por segmento social, el que resultó más favorecido en lo que va del año es el segmento más alto de la pirámide social, con una suba del 5%, contra el 1% de la clase media y el 2% de la baja.

IMPACTO ELECTORAL

Con este panorama, el gran interrogante desde el punto de vista político es qué puede pasar con el consumo a medida que se acerquen las elecciones legislativas y cómo podría afectar los resultados un eventual mantenimiento en el tiempo de los índices positivos registrados en mayo.

“La pregunta del millón es si este consumo, que ya no tracciona al 8% sino al 2%, le alcanzará al Gobierno para sus objetivos políticos. No lo sabemos. Eso se esta jugando ahora. Mi hipótesis es que bajo la lógica imperante del ciudadano-consumidor, el Gobierno va a tratar de fortalecer su vínculo con los ciudadanos estimulando su condición de consumidores. Es de esperar que de acá a octubre se profundicen las medidas en este sentido y que el consumo tenga un ritmo razonable”, pronosticó Oliveto.

La Nación

Anuncios

0 Responses to ““Llegó a las góndolas el efecto paritarias””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 61 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: