“Menos carne y más fideos”: ¿cómo cambiaron los argentinos el modo de llenar el changuito para cuidar sus bolsillos?

Los hábitos y comportamientos de los consumidores bailan al son de lo que les marcan los grandes indicadores de la economía.

Y el gran director de orquesta que establece el ritmo y modo en el que se desarrollan los actos de compra en el supermercado sigue siendo siempre el mismo: la inflación.

Si bien los argentinos ya habían comenzado hace algún tiempo la adaptación a un panorama de góndolas más caras –aprovechando las ofertas y cuotas y cambiando las “grandes compras del mes” por pequeñas visitas a locales de cercanía-, ahora se suman nuevas estrategias para gastar menos en el súper.

Y esto se evidenció a la hora de llenar el changuito. Por un lado, los argentinos se fueron volviendo más cautos a la hora de gastar sus pesos, de manera que los indicadores de consumo empezaron a mostrar una desaceleración.

Por supuesto, esa situación tiene sus consecuencias a la hora de decidir qué productos seguirán formando parte de las compras habituales, cuáles se abandonarán y cuáles se seguirán consumiendo, aunque de un modo más espaciado.

También es cierto, por otra parte, que para una alimentación sana hay ciertos alimentos que no se pueden dejar de lado.

Sin embargo, empieza a notarse que ciertos artículos comienzan a reemplazar a otros en los supermercados argentinos. Las razones, señala Adrián Kittner desde e-Consultora, son claras: “Se puede advertir una mayor racionalidad en el gasto”.

Por su parte, Ricardo Bastianón, director de Negocios y del Área Cualitativa (CUORE) de la consultora CCR, agrega que “la gente empieza a comprar menos”.

Según explica el especialista, las razones por las cuales los argentinos hoy se muestran más cautos en las góndolas son principalmente dos:

• A nivel micro, el aumento de precios de los productos, como consecuencia de la inflación.
• A nivel macro, la incertidumbre que expresan los consumidores con respecto al futuro económico del país.

En este marco, iProfesional.com consultó a diversos expertos para conocer qué consumos crecen y cuáles comienzan a resignarse ante un panorama más frío.

Los “dejados de lado”
Todos los cambios que introdujeron los argentinos a la hora de comprar tienen un denominador común: la búsqueda de reducir los gastos de supermercado.

“La gente empezó a consumir productos de un menor valor económico“, explica en este sentido Fernando Aguirre, desde la Cámara Argentina de Supermercados (CAS).

Por eso, advierte: “Estamos en un momento complicado”.

Y esa situación es especialmente difícil para algunos artículos que, si bien no se dejan de comprar, comienzan a consumirse de un modo más espaciado.

Algunos de ellos, según Kittner, son los siguientes:

• Snacks dulces y salados
• Postres
• Dulces
• Yogures de tamaño individual

“Este tipo de productos empiezan a comprarse menos”, resume el consultor.

Las nuevas “estrellas” de las góndolas
Pero en todo partido, donde hay perdedores también hay ganadores. Y ese es el caso de los“bienes de reemplazo”, que empezaron a copar los changuitos.

Es que, ante el aumento del precio de determinados artículos, empezaron a crecer ciertos “suplentes”, cuyo consumo “duele” un poco menos al bolsillo.

En este sentido, de acuerdo con Aguirre, algunos de los cambios que ya pueden notarse son:

• Menos carne y más fideos
• Menos gaseosa y más soda
• Menos yerba “premium” y más de segundas marcas

Otros de los principales sustitutos que comienzan a “ganar terreno” en el supermercado son los siguientes:

Pescado
• Jugos
• Arroz

En el caso del pescado, su rol empieza ser el de “reemplazante vacuno”. Así lo indica Kittner: “Bajó la venta de la carne porque muchos comenzaron a sustituirla”.

Por su parte, el jugo se volvió uno de los principales “suplentes” de las gaseosas. “Se las comenzó a reemplazar por los productos preparados o los que vienen en polvo“, menciona en este sentido el experto.

En el caso de la soda, que también apunta a cubrir este mismo espacio, los motivos de la elección son claros: “Es la bebida por excelencia que tiene gas, pero es muy barata”, describe el especialista de e-Consultora.

Las marcas de los súper, más “socialmente aceptadas”
Otro de los beneficiados por los cambios de hábito en el consumo son las “marcas propias”, tal como diera cuenta iProfesional.com. 

“Este año, empezaron a crecer con fuerza las líneas de productos con nombre de los supermercados“, sostiene respecto de este punto Bastianón.

Las razones de este incremento, de acuerdo con los expertos consultados por iProfesional.com,fueron principalmente dos:

1. Un mayor cuidado de los pesos que se gastan en el supermercado.
2. Un “cambio de mentalidad” en los argentinos con respecto a la calidad de este tipo de productos.

En este sentido, Emiliano Schwartz, desde Tomadato, indica que “hoy comprar las marcas propias de los supermercados está más aceptado socialmente“.

Por su parte, Kittner destaca que, “actualmente, estas líneas de productos se vuelven más atractivas”.

Sin embargo, los artículos “marca-súper” no crecieron de igual manera en todas las categorías. Según Schwartz, donde tuvieron mejor performance fue en:

Galletitas dulces
• Rollos de cocina
• Papel higiénico

En cambio, en determinados rubros, los artículos de los retailers aún no logran instalarse del todo. “En frescos y alimentos envasados todavía permanecen las marcas líderes“, puntualiza.

Según Schwartz, además de una actitud más cauta y de una mayor aceptación social de las marcas propias, también influyó un tercer factor en el crecimiento de este segmento de productos: lacalidad.

Es que, de acuerdo con el especialista, “los productos de marca propia mejoraron mucho en este sentido”.

Las segundas marcas no se instalan… todavía
Consultados por iProfesional.com acerca de si este panorama más “cuidadoso” en el consumo se traduce en un paso adelante de las segundas marcas, la respuesta es unívoca: aún no.

La explicación, menciona Schwartz, se vincula con que “los argentinos son en esencia marqueros” y, si bien compran determinados artículos “marca-súper”, buscan a toda costa no ceder sus firmas favoritas.

Por su parte, Bastianón -desde CCR- explica a este medio que “las primeras marcas aún gozan de buena salud”.

Sin embargo, una categoría en particular parece ser la gran excepción a la regla: la de losproductos de limpieza. Según indica a iProfesional.com Kittner, “en este tipo de artículos, empiezan a ganar espacio las marcas sustitutas”.

Pero un dato llama la atención: si bien en los números las segundas líneas aún no denotan un crecimiento, en las encuestas, una parte de los argentinos comienzan a mostrarse más abiertos a la posibilidad de comprar este tipo de productos.

Así lo indica Bastianón: “Cuando preguntamos a la gente acerca de cuáles son las medidas que toman para combatir a la inflación, aparecen en primer lugar la posibilidad de aprovechar las promociones y descuentos y, luego, comenzamos a advertir una mayor permeabilidad a abrirse a las segundas marcas”.

De acuerdo con el consultor, “esta es una diferencia con el año pasado y hasta puede ser el inicio de una nueva tendencia”.

Canales más chicos para compradores más cuidadosos
Si bien las elecciones que se llevan a cabo en las góndolas dan cuenta de un panorama más cauto en lo que hace al consumo, algunos expertos recalcan que el cuidado del dinero también se nota en el tipo de locales que eligen los argentinos para hacer sus compras.

En este sentido, Schwartz menciona: “El cambio de comportamiento no sólo se nota en los changuitos, sino también en los canales“.

Es que el “resguardo del peso” se advierte en la elección de los formatos más chicos para hacer las compras, como los locales chinos o los “mini-súper”.

Este hábito, que se fue instaladno lentamente y en estos meses se fortaleció, tiene consecuencias también en la frecuencia de las visitas a estos lugares.

Se reemplaza la compra quincenal o mensual y se empiezan a imponer los formatos de cercanía“, resume Schwartz.

En estos locales, de tamaño menor, el ticket promedio es más chico (“de aproximadamente de$40“, según el experto).

Packagings y envases, también en formato “mini”
De la mano de la preferencia por los formatos más chicos en supermercados, también comienza a notarse la inclinación por llevarse envases más pequeños, aún cuando proporcionalmente no siempre resulten más económicos (Lea más: Marcas apuestan a los formatos chicos: ¿alivianan el bolsillo o es un mayor gasto?).

Así lo explica Kittner a este medio: “El consumidor trata de no gastar mucho en una sola visita al súper. Por eso, prefiere los envases más chicos, aunque el precio por gramaje suele ser más caro”.

Otros cuidados
Pero no sólo los supermercados son el reflejo de esta nueva “mentalidad de consumo” argentina. Otros gastos comenzaron a resignarse, y las áreas relacionados con los “gustitos” que los argentinos se daban comienzan a sentir el impacto.

A modo de ejemplo, Bastianón destaca desde CCR que “comienzan a resignarse salidas a comer afuera”.

Y agrega que cada vez son más los que optan por visitar los outlets de las marcas de ropa en lugar de los shoppings a la hora de renovar su placard.

En otras palabras, aunque todavía hay cosas que para los argentinos “no se tocan”, a la hora de ahorrar unos pesos la mentalidad “marquera” se empieza a mostrar algo más laxa. Y es que, en la batalla contra la inflación, todas las armas disponibles son bienvenidas.

Guadalupe Piñeiro Michel

Anuncios

0 Responses to ““Menos carne y más fideos”: ¿cómo cambiaron los argentinos el modo de llenar el changuito para cuidar sus bolsillos?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 61 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: