“Las urnas no detienen la fiebre del plástico: hay 3,6 millones de nuevas tarjetas”

Las urnas no detienen la fiebre del plástico: hay 3,6 millones de nuevas tarjetas y los expertos revelan si ya se llegó al límite de endeudamiento

¿Hay límite? Es la pregunta que se hacen analistas y expertos en consumo al observar la lluvia de tarjetas de crédito que cae sobre los argentinos.

Es que las compras y el financiamiento con plásticos parecen no tener techo a la vista.

Hablar de 3,6 millones de nuevas tarjetas en apenas un año es un dato no menor.

Actualmente, la cantidad de plásticos emitidos por las propias emisoras, bancos y compañías financieras ya superó los 31,2 millones, cuando, un año antes era de 27,6 millones (junio 2010- junio 2011).

Por otro lado la apertura de nuevas cuentas (bancarias y no bancarias) -en ese lapso- fue de 2,2 millones.

¿Qué significa esto? Que 2,2 millones de personas se sumaron a la fiesta consumista.

También, que 1,4 millones de argentinos aumentaron sus tenencias, bajo la forma de tarjetas adicionales.

En la actualidad existen 1,5 plásticos por resumen, es decir, por titular de cuenta bancaria y no bancaria (en este último grupo se ubica Falabella, Coto, Italcred, Provencred, Favacar, entre tantas otras).

Negocio para ambos
Los motivos que impulsan esta fiebre son muy variados.

Pero, básicamente, este auge se potencia porque termina siendo un negocio “redondo” para ambas puntas:

• Por el lado de los bancos, porque al no poder ofrecer créditos de largo plazo (hipotecarios) concentran toda su artillería en financiar las compras de corto. Y así ganan con los intereses que cobran de aquellos que no pueden pagar el total del resumen a fin de mes.

• Por el lado de los usuarios, porque sienten que hacen negocio gastando su dinero, recurriendo a las compras en cuotas fijas para así licuar posteriormente ese pago mensual, vía aumentos salariales.

Así se presenta la realidad de hoy en día, que muestra cómo quedó plasmado el “GEN K” en buena parte de la sociedad: consumo a pleno, satisfacción inmediata y pocos incentivos para el ahorro, vía colocaciones bancarias.

Shopping, supermercados, automotrices y fabricantes de electrodomésticos festejan. Y el Gobierno -que hizo del boom de compras un “dogma de fe”- también.

“Los empresarios en la Argentina viven en un estado de comodidad. El hiperconsumo lo opaca todo“, se anima a decir Javier Casas Rúa, flamante titular de PWC.

Las estadísticas parecen darle la razón. En los últimos doce meses, el nivel de compras promedio se incrementó un 40%, es decir, casi el doble que la suba de precios no oficial.

El siguiente cuadro es más que elocuente:

Del mismo se desprende un dato significativo:

• El gasto promedio por titular ha venido creciendo a la par de la inflación.

• Pero la deuda de las familias con las entidades bancarias escaló al doble de ritmo.

¿Qué significa esto? Que las compras efectuadas no se han cancelado en su totalidad a fin del período de pago, más aún en momentos en los cuales “todo se financia“.

Así, el stock de deuda total con los bancos ya perforó el techo de los $33.000 millones.

De modo tal que, el escenario actual muestra a más argentinos “tarjetas en mano” y que están con más deuda sobre sus espaldas.

¿Se llegó al límite?
El boom del plástico plantea la gran cuestión de si el mercado argentino puede soportar los niveles de endeudamiento que se están viendo hoy. O si ya se está cerca de una saturación.

Los analistas ya no ocultan su sorpresa por el vigor que aún siguen mostrando las líneas para financiar el consumo ya que –desde hace un año– vienen advirtiendo sobre elescaso margen que les queda a las familias para seguir asumiendo nueva deuda.

Pero lo cierto es que, lejos de mostrar un enfriamiento, el mercado no da señales de freno.

En efecto, los saldos prestados por las entidades siguen creciendo aproximadamente 20 puntos por encima de la inflación.

¿Hay techo? Sí, pero para los bancos éste aún está muy lejano.

Desde el Banco Hipotecario, uno de los que más agresivamente ha apostado a este mercado, indican que en la Argentina la relación histórica (pago mensual vs. ingreso familiar) es del 30 por ciento.

Si bien hay una mayor demanda de créditos por parte del público en general, todavíaestamos muy lejos de llegar al tope“, afirman desde la entidad.

Sobre este punto, también desde el Banco Galicia señalan que, en la medida en que se van produciendo incrementos salariales que acompañan a la inflación, también son revisados los límites al monto de endeudamiento.

“Nuestros clientes tienen margen para seguir creciendo y no notamos que estén llegando a un límite“, indican desde el Galicia.

¿Cuál es, entonces, ese límite para el endeudamiento? Guillermo Barbero, experto en financiamiento del consumo de la consultora Deloitte, aporta algunas estadísticas al respecto.

Señala que el nivel de deuda histórico estuvo en torno de los dos meses de ingresofamiliar.

No obstante ese indicador -que fue el que caracterizó a la década de los años ’90– fue superado en 2008, cuando se llegó a los 2,2 meses de ingreso.

Según el experto de Deloitte, este nivel tuvo un retroceso durante la recesión de 2009. Luego comenzó a repuntar con el crecimiento de la economía -que motorizó el crédito- pero al día de hoy está por debajo de su potencial.

Cambio de Paradigma
“El consumo con tarjeta tuvo un rol protagónico en este último tiempo. El público financió todo lo que pudo y en el mayor plazo posible”, destacan desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En un reciente informe la entidad remarcó que “los consumidores se mueven prestando atención a los descuentos y, en muchos casos, hasta salen a comprar exclusivamente ofertas“.

En la misma línea, desde la consultora Abeceb, liderada por Dante Sica, señalan que “las ventas en supermercados y centros de compra se han expandido fuertemente, impulsadas por una inflación creciente que fomentó el gasto en vez del ahorro“.

La gente construye su identidad en base al consumo. Le da una sensación de pertenencia”, señala Moiguer, quien augura que la actual fiebre consumista continuará por ser un fenómeno estructural.

Y así lo explica: “Cada tanto se agota una manera de pensar la realidad. Estamos asistiendo a una transformación fenomenal. No se hace un análisis complejo del largo plazo. Ahora se busca la satisfacción inmediata. Cuando se tiene, se consume, sin pensar qué va a ocurrir mañana. Ya no hay largo plazo“.

Consumidor compulsivo, tarjetas que “arden”
Los analistas califican al actual escenario como el de “sobredosis de consumo“.

Es un boom transversal donde cada uno compra más, ya sea un auto importado, uno nacional o una moto. Lo que sea. Lo importante es darse el gusto“, explica Guillermo Oliveto, experto en la materia y presidente de la consultora W.

Para el especialista, el actual contexto ha dado lugar a un “nuevo argentino” que él define como el “consumidor oportunista compulsivo“.

Oliveto, experto en identificar perfiles de comportamientos en la población, explica que es lamezcla del típico “compratodo” de los años ’90, con el “aprovechador serial” de promos y descuentos que floreció en estos últimos años.

Y esto es un factor común de todos los segmentos, no excluye niveles ni clases sociales.

Y esta sobredosis de shopping se ve reflejada en los mecanismos disponibles para financiar esta gratificación inmediata, como son las tarjetas.

Las tasas son altas, ¿importa?
Desde el lado de la oferta, el dato del monto total que actualmente está siendo financiadopor los bancos cobra una gran relevancia, habida cuenta de que es sobre dicho monto sobre el cual aplican los cargos administrativos y las tasas de interés.

En tal sentido, existe un amplio abanico, que depende básicamente de la calificación de cada particular, de la tarjeta que utiliza y de la política comercial de las entidades.

De los más caros a los más baratos, el ranking es encabezado por el Banco de Servicios y Transacciones, que aplica una tasa del 65% anual, seguido por Capital del Plata, con el 59% y GE, un punto por debajo.

Así, la lista va convergiendo hacia niveles levemente superiores al 33%, que es el promedio que cobran los principales bancos que operan en el sistema financiero local.

En el caso de las entidades de primera línea, el listado lo encabeza el Citi, con el 36,5% anual, seguido de cerca por el Standard, el HSBC y el Patagonia, con un rango que va del 35,5% al 34,5 por ciento.

Los “dueños” de los plásticos de los argentinos
En el ámbito local convive un buen número de tarjetas internacionales, regionales e incluso locales.

Sin embargo, el grueso del share se concentra en un pequeño grupo de ellas.

Tal es así que las cinco primeras cinco aglutinan el 70% del mercado, con una clara preeminencia de Visa que, según fuentes del mercado, reúne casi el 40% del total.

Le siguen, en orden de importancia, el conjunto de empresas que conforman las llamadasTarjetas Regionales (12%) y, más abajo, MasterCard, con el 11 por ciento.
Si el análisis se realiza en función de las entidades bancarias, el líder del mercado es el Santander Río (2,8 millones de plásticos), seguido por el Galicia (2,6 millones). Completa el podio el BBVA, con 1,7 millones.

En este punto es interesante detenerse en la política implementada por cada banco en cuanto a la emisión de tarjetas adicionales.

Así, el ranking lo encabeza el Nación, con 3,1 plásticos por cuenta seguido, muy de lejos, por el Santander y el Credicoop, cuyo índice es de 2,4.

Esta mayor demanda, vía consumo, se ve reflejada en la forma en que se han ido incrementando mensualmente los saldos financiados.

Para lo que resta del año, desde el sector privado se destaca que esta tendencia continuará firme, apuntalada por las ofertas y descuentos de bancos y tarjetas que no harán más que inyectarle una mayor temperatura a esta fiebre consumista.

IProfesional

Anuncios

0 Responses to ““Las urnas no detienen la fiebre del plástico: hay 3,6 millones de nuevas tarjetas””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 61 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: