“Las dos caras de la misma moneda”

En la actualidad, las ventas en los supermercados y en los centros de compra se han expandido fuertemente, impulsadas por el aumento en la confianza de los consumidores, una inflación creciente que fomentó el gasto en vez del ahorro y los planes de cuotas más extendidos.

Los niveles de consumo están respaldados con promociones y descuentos en la compra con tarjetas.

A los descuentos de hasta el 15% por las compras con tarjetas de débito, según el banco, ahora se sumaron los descuentos por las compras de dos o más productos similares.

Por ejemplo, en la principal cadena retailer del país, el 60 por ciento de las ventas se hace con tarjetas de crédito y débito (cada una se lleva la mitad) y el 40 por ciento es en efectivo. Históricamente la tendencia era al revés, pero la realidad es que hoy en día las ventas se mueven al ritmo del descuento.

Desde la perspectiva del consumidor, se puede empezar a sentir que se está perdiendo poder adquisitivo por la inflación, pero la situación se va a empezar a revertir con el aguinaldo y los incrementos salariales de las paritarias. Los aumentos de sueldos comienzan a llegar al bolsillo de los argentinos. Se suma el efecto aguinaldo.

Rápidos de reflejos, los bancos no perdieron tiempo y están saliendo a ofrecer tarjetas y créditos personales para captar esa sobredosis de dinero.

Así, los argentinos van a volver a recibir nuevas inyecciones de dinero para sus bolsillos. Y el “consumo recargado” recobrará un nuevo impulso, de cara al segundo semestre.

Los bancos lo saben. Y no dudan en echar mano a cuanta estrategia tengan a su alcance para que las tarjetas de crédito “exploten”.

Y para que el combustible necesario para fogonear el nivel de compras sea el suficiente, avanzaron en ampliar el límite de financiamiento, que llega a ser de hasta 3 o 4 veces el ingreso del asalariado.

De cara al tercer trimestre, la palabra “enfriamiento” parece no figurar en el diccionario de los grandes comercios.

Como conclusión, en los tiempos que corren podemos definir el comportamiento de la demanda interna bajo el lema del “no ahorro, si al consumo”.

Emiliano Schwartz

*Esta columna de opinión fue publicada por la Revista ASARETAIL edición Julio 2011 

Anuncios

0 Responses to ““Las dos caras de la misma moneda””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: