Archivo para 27 junio 2011

“Marketing del beneficio, la tendencia que empieza a reconfigurar el consumo”

El último research de Nielsen mostró, entre decenas de datos referidos a las tendencias de consumo, una información contundente: el 70% de los consumidores argentinos elige dónde realizar sus compras según las promociones que cada supermercado realice. Esta tendencia -que ya se ha naturalizado en casi todas las categorías de productos y servicios- acaba de ser analizada en profundidad en un informe de la consultora Cicmas.

El estudio informa que esta búsqueda de “beneficios adicionales al producto” han modificando drásticamente comportamientos y vínculos con las marcas. Esos beneficios, que guían y modifican comportamientos y actitudes en los consumidores, en términos generales, son de índole racional y tangible (descuentos de precios, ofertas de 2,3 y 4 x1, días especiales de promociones, etc.). Es tan intensa la campaña de difusión de los mismos que hoy ocupan importantes espacios en todos los medios masivos (televisión, radio, gráfica, internet, vía pública), que no solo es imposible que pasen desapercibidos sino que por el contrario genera una búsqueda sistemática de los mismos.
Ya están repercutiendo en el valor simbólico de las marcas, y a su vez, la búsqueda del beneficio económico adicional no avergüenza al consumidor, sin importar el nivel socio económico, tal como ocurría en años anteriores. El “smart shopper”, que es capaz de comprar maximizando el valor de su dinero está cambiando el juego de las marcas. Desafíos para las marcas en este contexto.
La existencia de este nuevo marketing del beneficio obliga a los responsables de productos y marcas a reconsiderar todas las estrategias del marketing mix, incorporando beneficios adicionales en cada una de ellas.

Producto:
-Productos «multitasking» (convergencia de varias funciones, tecnologías, propiedades en un mismo producto)
-Tecnología aplicada a mejorar los productos y desarrollo de nuevos

Co- creación entre marcas y consumidoresCanales:
-Nuevos formatos de acercamiento a los clientes
-Productos vivos» en góndola para llamar la atención del cliente, despertando los sentidos, a través de la tecnología
-Elección del lugar y momento de la compra

Profundización y masificación del uso Internet y aparición de nuevos soportes tecnológicos Precio:
-Optimización en la relación precio- calidad
– Benchmark de beneficios antes de llegar al punto de venta

Consumidor más activo = buscador de descuentos Comunicación:
– Mensajes más veloces y con mayor viralidad
– Comunicación ligada a lo sensorial, búsqueda de la participación del receptor con la marca, la haga propia y la experimente con todos sus sentidos
– Uso de internet y redes sociales permiten estar al alcance del consumidor, al momento de informarse, comprar y relacionarse con la marca
– Verdadera customización de la información online y comunicación 1:1 (inteligencia interactiva) Lo principal es sumarse a esta tendencia, y crear productos con beneficios reales agregados, que se comercialicen al alcance de la mano del consumidor, con la mejor relación costo- beneficio y aprovechen la comunicación interactiva para integrar al cliente con la marca.

Revista Brands

Anuncios

“Llega una nueva inyección de efectivo para la clase media y los comercios ya se preparan para un trimestre “hot” de consumo”

Llega una nueva inyección de efectivo para la clase media y los comercios ya se preparan para un trimestre “hot” de consumo

Primero, el aumento salarial, con una mejora de bolsillo del 15%. Luego, el medio aguinaldo, sobre el salario ya aumentado.

Más adelante vendrá un segundo incremento y hasta quizá, de yapa, alguna suma no remunerativa.

Así, los argentinos vuelven a recibir nuevas inyecciones de dinero para sus bolsillos.

Y el “consumo recargado” recobra un nuevo impulso, de cara al segundo semestre.

Los bancos lo saben. Y no dudan en echar mano a cuanta estrategia tengan a su alcance para que las tarjetas de crédito “exploten”.

A diferencia de otros años electorales -en donde primaba la cautela, miraban con lupa los saldos financiados como así también a quiénes otorgaban créditos-, ahora parece ser quelas entidades entraron en el reino del “vale todo”.

Y para que el combustible necesario para fogonear el nivel de compras sea el suficiente, avanzaron en ampliar el límite de financiamiento, que llega a ser de hasta 3 o 4 veces el ingreso del asalariado.

Pero no sólo eso. Entidades de primera línea ya enviaron miles de cartas a sus clientes para tentarlos con beneficios y puntajes a todos aquellos que “contribuyan” a sumar personas como adicionales de sus plásticos.

Tiempo atrás una idea de este tipo hubiese parecido descabellada, habida cuenta de queantes era el usuario quien pedía una extensión y la entidad analizaba el requerimiento.Ahora es, justamente, al revés.

Las estrategias de seducción son muy amplias. Además de las ya mencionadas, en muchos casos se opta por bonificar los costos de emisión y los premios están a la orden del día.

Junto a cada resumen ya se hizo costumbre recibir una catarata de nuevas promociones, con descuentos del 15% como piso y planes de 24 cuotas fijas, algo que había decaído en meses previos.

Por las dudas, para que las tarjetas no sean las únicas protagonistas, también se hacen presentes los préstamos personales preaprobados, por montos que van desde los $15.000 hasta los $30.000, según pudo comprobar este medio.

Más dinero en los bolsillos vía aumentos de salarios, más saldo para gastar con plásticos, más descuentos, más créditos para refacción del hogar, más incentivos para lacompra de un 0km. Más todo.

Este es el combo de estímulos que empezaron a recibir las familias argentinas y que, con perfecto sentido del timing político, alcanzará su apogeo en el próximo trimestre, justo en coincidencia con el tramo final de la campaña electoral.

Así se presenta el panorama a pocos meses de los comicios.

Trimestre “hot”

De cara al tercer trimestre, la palabra “enfriamiento” parece no figurar en el diccionariode los grandes comercios.

Incluso, se da un fenómeno bastante curioso, del que ya diera cuenta iProfesional.com.

La mayor compra de dólares y el alto consumo parecen haberse “amigado”.

A diferencia de otros tiempos, ambos conviven en armonía, sin que uno opaque al otro (ver nota: “Los argentinos vuelven al dólar y además siguen de shopping: ¿Cuánto durará esta ‘extraña’ convivencia?“).

Así, todo está preparado para el revival de un “trimestre hot”, en el que la fuerte demanda de bienes seguirá siendo el principal motor de la economía, aun con los peligros propios del recalentamiento.

“Para nada tenemos la impresión de que pueda haber un freno o un enfriamiento, ni en el consumo ni en la disposición a tomar créditos. Las ventas siguen muy bien“, afirma de manera rotunda Guillermo Olsen, gerente comercial de Frávega.

El directivo cree que el efecto de las nuevas promociones con financiación bancaria hará que se mantenga alto el nivel de comercialización de los distintos electrodomésticos. Incluso el de aquellos que, como los televisores LCD, habían alcanzado su pico el año pasado.

En la misma línea, desde el Banco de Galicia, directivos de la gerencia de tarjetas de crédito dan cuenta de una cifra contundente: señalan que el monto que se está destinando a financiar el consumo, mediante el uso de plásticos, está un 45% por encima del registrado hace un año atrás.

Es decir, aun asumiendo una inflación de 25%, tal registro da cuenta de un incremento real de unos 20 puntos.

“Estimamos que se va a mantener esta tendencia, influenciada por los aumentos salariales que se están produciendo, más el aguinaldo, que se va a cobrar a mitad de año”, afirman desde la entidad.

También desde el banco Credicoop, su gerente de Banca Personal, Nelson Pereira, confía en que el escenario de los próximos meses será particularmente propicio para la actividad comercial.

“Estamos convencidos de que el desarrollo que van teniendo los salarios formales son potenciadores del consumo. A su vez, este año el cobro de aguinaldos coincide con un evento deportivo de magnitud como lo es la Copa América“, señala el ejecutivo, para quien los rubros estrella de las próximas semanas serán el turismo y la electrónica.

“Ya tenemos la experiencia del año pasado con el Mundial, cuando las ventas de LCD superaron las expectativas. Y por ese motivo es que estamos trabajando desde mayo en ofertas que acercan productos con ahorros y amplia financiación, tanto para aquellos que vean los partidos desde casa como para quienes los quieran ver en sus sedes”, se entusiasma Pereira.

Con timing electoral
A contramano de muchos pronósticos, y tal como viene dando cuenta este medio, el año electoral no está haciendo mella en el ánimo de los compradores (ver nota: “El ‘voto consumo’ apuntala al Gobierno y lleva a la oposición a un callejón sin salida“).

Para Vicente Lourenzo, secretario ejecutivo de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, no debe caerse en el error de asimilar esta campaña electoral con el antecedente de las legislativas de 2009.

“En aquel momento había un alta incertidumbre, provocada principalmente por el conflicto del Gobierno con el campo, que llevó a una retracción del consumo. Hoy notamos más certezas, en el sentido de que no va a haber grandes cambios a futuro“, indica el directivo.

Y agrega que los comerciantes perciben un clima social más relajado, con certidumbre en el sentido de estabilidad laboral y mecanismos de actualización de ingresos ante la inflación.

“Esta sensación hace que los argentinos continúen consumiendo y no sientan mayores miedos en endeudarse. En los próximos meses prevemos un nivel de ventas alto, como el que tuvimos el año pasado”, afirma Lourenzo.

Los encuestadores son categóricos al respecto: más allá de los conflictos políticos, aquello que motoriza el buen humor social y que permite el actual escenario de alto consumo es laestabilidad laboral.

Además, está el hecho de que se van indexando sus salarios, conforme se van cerrando los acuerdos en las distintas ramas de actividad.

Lo cierto es que estas seguridades que perciben los argentinos como para continuar su sesgo consumista, unida a la inyección de dinero que se producirá en el mercado el próximo trimestre, representa una “poderosa fórmula”, desde el punto de vista político.

Voto consumo
Resulta notablemente coincidente la curva ascendente de ventas que muestra la economía con la de la popularidad del Gobierno.

Según Alejandro Catterberg, director de la consultora Poliarquía, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recuperó 15 puntos de imagen gracias a la reactivación económica ocurrida a partir de 2010.

Es por ello que, lejos de seguir los consejos del exterior en el sentido de evitar un recalentamiento de la economía, el Gobierno sigue con su estrategia de pisar el acelerador a fondo, aun con los riesgos que esto implica.

“El modelo económico actual es potente electoralmente, está basado en el consumo y en un incipiente retraso del tipo del cambio”, afirma Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica.

En filas oficialistas, esta relación tan estrecha entre alto consumo y predisposición al votoresulta clara.

A tal punto que la concentración de estímulos para la compra tiene una singular coincidencia con el trimestre previo a la fecha de las elecciones.

La estrategia oficial implica, además, que el consumo no se centre únicamente en los niveles de ingresos medios que, por trabajar en el sector formal, están mejor protegidos ante la inflación.

Por el contrario, los segmentos de menores ingresos, que incluyen a los trabajadores informales y a los desocupados, así como a una amplia masa de jubilados, están en elcentro de la estrategia oficial.

Es así que se prevé, posiblemente para agosto, una serie de anuncios vinculados a ajustes de las jubilaciones y de los planes sociales.

Cambio de paradigma
Algo que a esta altura llama la atención es cómo, lejos de los pronósticos que buena parte de los analistas han venido realizando desde mediados del año pasado, los argentinos de todos los niveles socioeconómicos no sólo no frenan su nivel de consumo sino que, por el contrario, lo exacerban.

Los economistas vamos a seguir quedando mal parados un rato largo, así que más vale que empecemos a acostumbrarnos”, grafica el consultor Fernando Moiguer.

Su análisis es que ya no son válidos los análisis que usan paradigmas viejos.

Moiguer destaca que están ocurriendo cambios profundos respecto de otros momentos históricos de la Argentina, como el hecho de que se está incorporando al consumo un segmento que antes se mantenía al margen.

En su visión, para un amplio porcentaje de la población, el largo plazo es un factor que hoy por hoy no entra en consideración.

En el caso de los sectores de ingresos medios, porque se alejó la cultura del ahorro para la compra de una vivienda. Y, para los segmentos bajos, porque se consolida una cultura en la que el dinero se destina a la satisfacción inmediata.

“Aunque llame la atención, el hecho de que en momentos como el actual los argentinos sigan adquiriendo bienes no es algo anormal. La tendencia mundial es que la identidad se construye alrededor del consumo, a diferencia de lo que sucedía otras épocas”, señala Moiguer.

En una visión similar, Brian Heiquel, analista senior de la consultora Cicmas, considera que siguen dadas las condiciones para que el nivel de compras no decaiga.

Argumenta que la demanda interna es en parte impulsada por el modelo “K”, al que define como “de no ahorro y en el cual la mejor inversión es consumir“.

Esto potenciado por los bancos y cadenas de retail bajo el concepto de “marketing del beneficio”.

“Esta nueva tendencia implica una renovación permanente de las ofertas y descuentos, que les permite manejar los momentos en los que se busca bajar un poco el nivel de consumo respecto de otros en los que se apunta a reactivarlo”, explica.

En el corto plazo el plan funciona y la facturación va en alza, agrega el analista.

Las encuestas parecen darle la razón. En el último relevamiento sobre expectativas económicas que realiza la Universidad Católica, la disposición a comprar bienes durablesalcanzó uno de sus niveles máximos de la última década.

Otra de las predicciones que se escuchan desde hace un año apunta a la saturación del endeudamiento de las familias.

Sin embargo, por el momento, esto tampoco se verifica. Desde el Banco Hipotecario, uno de los más agresivos en el marketing del dinero plástico, destacan que “si bien hay una mayor demanda de créditos por parte del público, todavía estamos muy lejos de llegar al tope“.

El nivel de morosidad ha disminuido considerablemente. La gente usó la tarjeta y pagó. Por eso, las acciones de marketing atadas a los bancos han sido exitosas. El negocio mejoró en cuanto a su capacidad de pago. Y la gente está asumiendo su responsabilidad”, señala Osvaldo del Río, analista de consumo de la consultora Nielsen.

Y agrega que la actual pujanza no se limita a los bienes durables, sino que también se observa en los supermercados.

La nueva dosis de euforia monetaria está lista. Y, por ahora, sigue surtiendo efecto.

IProfesional

“Día del padre: las ventas en comercios aumentaron un 7,6%”

Las ventas por el día del padre aumentaron 7,6%

Las ventas por el Día del Padre en los comercios aumentaron un 7,6% frente a igual fecha del año pasado, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). “Se trata de un aumento importante, que marca la continuidad de un clima favorable para el consumo”, sostiene el estudio realizado en base a 359 locales encuestados.
Para la entidad que dirige Osvaldo Cornide, desde el miércoles al mediodía los consumidores se lanzaron a la búsqueda de los regalos, aunque el movimiento más fuerte se registró durante la tarde del sábado.

“En general, el público se mostró mucho más decidido que en otras oportunidades en la elección del regalo, caminó y averiguó menos, pero compró más”, sostiene el informe.

La venta promedio se ubicó en $175, casi 30% por encima del año pasado.

En cuanto al medio de pago, el relevamiento sostiene que el consumo con crédito y en cuotas sin intereses fue la alternativa más elegida.

El rubro más buscado fue el de ‘Electrónica’, pasando por ‘Artículos deportivos’, ‘Gastronomía’ y ‘Vinos y licores’. También, ‘Relojerías y joyerías’, ‘Calzado’ e ‘Indumentaria’, experimentaron incrementos en la demanda.

“Las ventas del Día del Padre se vieron fortalecidas por la continuidad de la ola de descuentos y promociones, que siguen siendo un imán de compra para un público que adoptó como hábito aprovechar ofertas”, dice la CAME. “La mayoría de los comercios contaron con dicha herramienta, resultando atractiva y útil para mover la venta en fechas especiales”, agrega el estudio.

Los rubros más buscados fueron los artículos deportivos, que crecieron 9,1% respecto del año pasado; vinos y licores con una suba de 8,9% y los artículos de electrónica, con una mejora de 7,3 por ciento.

Además, este año tomaron más relevancia las ventas de relojerías y joyerías (+11,6%), y la llegada del frío empujó sobre el viernes y sábado la venta de calzado (+7,1%) e indumentaria (+9,9%), que venía más retrasada.

Por otra parte, quienes buscaron un regalo más económico escogieron los rubros herramientas y artículos de ferretería, que finalizaron con un alza de 6,8% frente a la misma fecha del año pasado; librería, compact disc y DVD, donde las ventas crecieron 4,6% interanual; y perfumerías con un alza de 5,4%, se informó.

Clarín

“Grandes hipermercados dan pelea en el terreno de los chicos”

Los grandes hipermercados están dando batalla en el terreno de los chicos. Después de que en la crisis de 2001 proliferara el negocio de las tiendas de descuento y de los autoservicios chinos, las grandes marcas como Carrefour, Walmart y Coto comenzaron a experimentar con el desarrollo de minisupermercados en zonas urbanas. Pero lo que fue tímidamente un experimento se transformó ahora en un negocio clave.

“En octubre de 2008, hicimos la primera prueba, hoy tenemos 41 Carrefour Express; diez abrimos este año, y la idea es terminar con 70 en 2011”, confía Carlos Velasco, director de Comunicaciones de Carrefour. La marca francesa planea llegar a las 80 bocas en 2012 y, si bien por ahora todas sus unidades están concentradas en la Capital Federal, prevé replicar este modelo de negocios en el Gran Buenos Aires y en el interior, donde según anticipa Velasco, proyectan abrir no menos de 100 locales al año. “Lo que arrancó como una prueba es un modelo exitoso, pero se necesitan muchas bocas para que sea rentable”, admite Velasco.

Según Guillermo Oliveto, presidente de W, una consultora especializada en tendencias sociales y de consumo, este tipo de minimercados, que ocupan superficies de entre 200 y 300 metros cuadrados, es la respuesta de las grandes marcas al crecimiento de los negocios de cercanía, que supieron aprovechar después de la crisis las tiendas de descuento y los autoservicios chinos. Se trata, dice Oliveto, de “un formato que les permite desarrollarse fuerte en áreas urbanas, donde predominan los dinks [nombre en inglés con el que se bautizó a aquellos hogares con dos ingresos y sin hijos] y los hogares de una sola persona”.

Walmart vio la veta en 2007, cuando creó Changomas para insertarse en el negocio. “Es una apuesta en la que creemos desde hace cuatro años y la estamos profundizando cada vez más”, comenta Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales de Walmart. Aunque los supermercados Changomas -la mayoría ubicados en el Gran Buenos Aires y en el interior- pueden ser chicos (Changomas Express, de unos 300 metros cuadrados), supermercados de 1000 metros cuadrados, o más amplios y con un surtido mayor de productos y rubros, en 3500 metros cuadrados. Changomas ya tiene cinco Express, siete de los de tamaño medio y 25 hipermercados compactos.

A diferencia de los hipermercados tradicionales, que requieren grandes espacios de depósito, los nuevos minimercados no manejan grandes stocks, sino que almacenan los productos en las mismas góndolas, tienen sistemas de reabastecimiento más simples y, como en el caso de los Carrefour Express, tampoco suelen tener carnes y frutas, pero, sí, privilegian el surtido de productos de limpieza, lácteos y almacén.

“Ese proceso operativo más sencillo nos permite tener costos logísticos más bajos y trasladarlos casi directamente a los precios finales a los que acceden nuestros clientes”, apunta Carboni. Así, la ventaja de este modelo de negocios es no sólo la cercanía, sino que el consumidor puede encontrar el mismo precio y las mismas promociones que en un hipermercado. Además, a diferencia de muchas tiendas de descuento o autoservicios chinos, los minisupermercados suelen aceptar todo tipo de medios de pago.

“Comenzamos con locales por donde hay mucho peatón”, dice Velasco. “Porque en este modelo de negocios es de una compra chica; se busca la oportunidad de las personas que entran y hacen la compra rápida. También estamos instalándolos cerca de edificios. Queríamos ser una cadena multiformato y para eso necesitábamos estar más cerca de la gente. El hipermercado queda para la compra mensual y esto para la diaria.”

Menos en los híper

De acuerdo con datos de la consultora W, que se presentaron esta semana en el congreso WOM Marketing Update, en la Argentina los hipermercados concentran cerca del 46% del negocio de consumo masivo -alimentos, bebidas, cosmética y limpieza-, pero existe todavía un 54% que se canaliza vía negocios tradicionales. Esto indicaría que las cadenas como Walmart, Carrefour o Coto -que recientemente también refaccionó sus locales más pequeños- tienen mucho terreno por recorrer.

Si bien en los últimos años los grandes hipermercados lograron recuperar parte del terreno cedido durante la crisis de 2001/02 a autoservicios chinos, según la consultora W, todavía no lograron alcanzar la participación de mercado que tenían antes de esa debacle.

“Pero la ventaja que tienen para competir está en la variable de una marca reconocida, llevada a la cercanía más extrema, con una misma campaña publicitaria puesta al servicio de toda una cadena”, anticipa Oliveto.

La última palabra la tendrán los clientes.

COMPRAR O NO DEPENDE DE LA QUÍMICA

Una decisión de compra es un proceso mucho más complejo de lo que uno cree. De hecho, la química puede ser clave para lograr una venta exitosa. Según el economista norteamericano Paul Zak, que disertó en el WOM Marketing Update, la hormona conocida como oxitocina es la que incrementa la sensación de confianza de un humano hacia otro, al mismo tiempo que potencian su naturaleza social. La empatía hacia otros hace que los humanos liberen oxitocina, explica. Por ello las marcas que logren vender experiencias, más que simples productos, podrán entablar relaciones de más largo plazo con sus consumidores.

“Consumo, divino tesoro”

Los supermercados e hipermercados son uno de los sectores que mejor aprovechó la política oficial de incentivo al consumo interno, pese a que ese mismo Gobierno, a través del polémico Guillermo Moreno, los complica con controles de precios y frenos a las importaciones.

Este año el sector viene incrementando sus ventas entre cinco y ocho por ciento en volumen de mercadería.

A tal punto es sólido este crecimiento que en el sector consideran que sólo la complicación del clima electoral puede ensombrecer el escenario.

Así lo destacaron los directivos de las principales cadenas de hipermercados en Córdoba, reunidos en Goulu por el Círculo de Anunciantes de La Voz del Interior.

Carlos Velasco, director de Comunicaciones de Carrefour Argentina; Guillermo Destefanis, director de Marketing de Grupo Casino, dueño de Libertad y Víctor Lobo, gerente de Dinosaurio, analizaron la situación del retail en el país y en Córdoba. Este año, Disco optó no participar por decisión propia ante problemas internos de la compañía.

Crecimiento firme. “Las ventas en el comienzo de 2011 mostraron una buena tendencia, incluso mejor que la registrada en el último trimestre del año pasado”, asegura Destefanis.

Hasta abril, la actividad de los supermercados viene creciendo entre cinco y ocho por ciento en volumen, asegura Lobo.

El año pasado, Carrefour terminó con ventas 20 por ciento mayores en facturación y entre cinco y seis por ciento en volumen; Libertad registró una tendencia similar, mientras que Libertad mostró un crecimiento en cantidades en torno a cuatro por ciento, con ventas también 20 por ciento por encima de 2009.

“Se está notando recién en mayo un cierto freno; la tendencia es buena, pero Carrefour pensaba que iba a ser mejor y la verdad es que no va a crecer más de esta cifra”, resalta Velasco.

Para el encargado de Comunicaciones de Carrefour, algo de este descenso en el crecimiento está ligado a que la clase media llegó a un cierto nivel de endeudamiento que ahora tiene que comenzar a pagar. “La facilidad de crédito es muy linda, pero después se hace un fijo muy importante que hay que enfrentar y esto repercute en el consumo”, resalta el ejecutivo de la cadena francesa.

Por su parte, el gerente de Marketing de Casino destaca que en algunos momentos del año “la gente toma un respiro financiero” y frena sus compras.

Pero esta tendencia de crecimiento se registra sólo en alimentos y otros productos de almacén. En el resto de los denominados non food (artículos que no son alimentos) la tendencia es dispar.

“Desde hace tiempo, el corazón del crecimiento está en los productos básicos, en los alimentos. En el resto, hay crecimiento, pero es más estacional, como los aires acondicionados y la calefacción”, explica Destefanis.

Este crecimiento está encabezado por las marcas líderes, a punto tal que las marcas propias de los supermercados no superan el 10 por ciento de las ventas totales.

Al ritmo del descuento. Este crecimiento en las ventas encontró otro motor en la financiación a través de las tarjetas de crédito y, fundamentalmente, en las ofertas y descuentos a partir de la compra en cuotas.

“En Carrefour, el 60 por ciento de las ventas se hace con tarjetas de crédito y débito (cada una se lleva la mitad) y el 40 por ciento es en efectivo. Históricamente la tendencia era al revés, pero las promociones hicieron que quienes tenían dudas en utilizar una tarjeta de crédito comenzaran a utilizarla”, resalta Velasco.

Al respecto, Lobo explica que el consumidor que comenzó comprando con la tarjeta de crédito, aprovechando los descuentos, “ya no sale más del sistema”, ya que aparece como más ventajoso que la compra en efectivo.

Libertad, por su parte, realiza la mitad de sus ventas en efectivo y el otro 50 por ciento a través de plásticos, apoyándose en su propia tarjeta, Libertad-Visa, desarrollada junto a Banco Hipotecario.

“El débito es un commoditie, todos los hipermercados lo tienen. La idea es fidelizar a los clientes con la tarjeta propia”, resalta Destefanis.

Esto hizo que las ventas comenzaran a moverse al ritmo del descuento.

“El acuerdo de Carrefour con Banco Santander Río era para un solo día y lo tuvimos que ampliar a dos días porque los locales no daban abasto para atender a la gente. Pero así como uno tiene hoy esos clientes, mañana el banco se va con otra cadena y los clientes se pierden”, asegura el ejecutivo de Carrefour.

“Por eso es mejor mantener a estos clientes con planes de largo plazo, aunque los beneficios no sean tan fuertes”, recalca Lobo.

Lo que se viene. En este contexto, la tendencia de las grandes superficies es convertirse en cadenas “multiformato”, con el objetivo de captar las diferentes tendencias de crecimiento.

Es así que tanto Carrefour como Dinosaurio este año se meterán de lleno en el mercado mayorista.

“El objetivo de Carrefour es ser una cadena multiformato para llegar a todos los públicos posibles”, resalta Velasco.

Por esa razón, este año la cadena francesa incrementará además de 40 a 70 la cantidad de locales Carrefour Express y a partir de 2012 abrirá 100 de estos locales por año.

Otra cuenta pendiente del sector es avanzar con ventas en Internet, de los cuales sólo Libertad está preparando planes firmes posiblemente para el año próximo. Lo único que puede ensombrecer el escenario es el clima electoral.

“Si las elecciones no generan demasiado ruido, las ventas seguirán sin problemas. Pero si se complican, comenzará la fuga de divisas y todo se complicará”, resalta Lobo.

Este escenario no está demasiado alejado en el tiempo y, según los ejecutivos, comenzará a plantearse en los próximos meses.

La Voz (Córdoba)

“Redes sociales y consumo: un 70% de los usuarios consulta antes de comprar”

Redes sociales y consumo: un 70% de los usuarios consulta antes de comprar

Siete de cada diez usuarios argentinos de Internet no compra antes de saber qué piensan sobre un producto o marca sus amigos y contactos en las redes sociales, según un estudio de la consultora Oh Panel! Además, para el 40% de los consultados esas opiniones influyen decisivamente en las decisiones de compra.

Así, las empresas que sin saber muy bien por qué ni para qué se volcaron a las redes sociales (principalmente Facebook y Twitter), podrían empezar a cosechar indirectamente aquella siembra: el 36,8% se presenta como seguidores de marcas.

En Facebook, las empresas pueden tener perfiles (como cualquier usurario) o, lo que es más habitual, fan pages, es decir páginas mediante las cuales pueden relacionarse con sus seguidores y atender reclamos. En Twitter ya hay varias compañías (los sectores de telecomunicaciones y bancos) que habilitaron cuentas que funcionan como una nueva e instantánea ventana de atención al cliente.

El estudio de Oh Panel!, encargado por mercadolibre.com , concluyó que “las redes sociales se consolidan como un espacio de socialización y de encuentro virtual entre las personas que está modificando el comportamiento de los consumidores”. Según esta investigación, el 67% confía más en las recomendaciones que hacen sus conocidos sobre productos y marcas que las que realiza la publicidad o los expertos.

La investigación se hizo en abril y mayo en la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, entre 1258 usuarios de mercadolibre.com . En la Argentina, el 94,4% de los usuarios de Internet utiliza alguna red social. Las cuatro redes sociales con más usuarios son Facebook (93,8%), Twitter (26,4%), Sónico (19%) y Taringa (17%). Por el peso que tiene en Brasil, donde llega al 78,1% de los usuarios, Orkut es la red social más usada en América latina después de Facebook.

Casi ocho de cada diez consultados (78,9%) afirman que son útiles las opiniones y recomendaciones de marcas que encuentran en la Red. Y el 66,9% confía más en estos comentarios subidos por los usuarios que en las publicidades de la marca. A pesar de este dato, la publicidad online es todavía marginal en la Argentina, donde representa alrededor del 3% de la torta total.

Entre los usuarios argentinos de Internet que son fans de marcas (por ejemplo, aquellos que en Facebook cliquearon “Me gusta” en la fan page de una empresa o producto), la mayoría argumenta querer conocer las novedades de la marca en productos y servicios (78,6%) y encontrar ofertas. Otras razones relevantes por las que los usuarios siguen a las marcas en las redes sociales son la indentificación con los valores y la imagen de la empresa (33,1%) y la realización de eventos que interesan (30,7%).

40%
Sigue las recomendaciones

Cuatro de cada diez usuarios se consideran influidos en su decisión de compra por las recomendaciones de amigos en las redes sociales.

Al estilo de las grandes ciudades del mundo, los porteños cada vez más se inclinan por las compras en supermercados on line. Y según los expertos, Internet no da tregua: brinda cada vez más oportunidades de realizar y cumplir distintas obligaciones sin moverse de casa.

Hace rato que el e-commerce se viene imponiendo, venciendo todo tipo de barreras y el auge ya se ref leja en el rubro supermercadista local, ya que sólo en la Ciudad alrededor de 130.000 porteños eligen hacer sus compras y llenar el changuito de manera virtual.

Más allá de que los precios son más altos que si se recorre personalmente la góndola, aseguran que entre las ventajas que repiten los consumidores están la comodidad, los descuentos que ofrecen algunas tarjetas y la seguridad. Al clickear la web de una cadena de supermercados, lo primero que impacta al usuario es el cartel que anuncia los días de descuento, el porcentaje y el banco que brinda la promoción.

En este sentido, en la página de cadenas como Disco, aparecen descuentos de hasta el 25% para aquellos clientes que paguen con tarjeta del Banco Francés los martes y miércoles.

En sintonía, Jumbo, a través de su site “Jumbo a casa”, los martes realiza 20% de descuento con tarjetas del Banco Patagonia. En tanto Coto también promueve descuentos por el uso de plásticos que promedian el 20%.

“Lo que hay que tener cuenta es que las promociones no están vigentes en toda la cadena. Por el contrario, por lo general se ajustan a algunas sucursales en particular”, aseguran desde las asociaciones de consumidores.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de hacer las compras a través de la PC es que la franja horaria de entrega de los súper es demasiado extensa, por lo que habrá que coordinar que alguien deba permanecer en casa. Y más allá de las promos que tratan de seducir a los usuarios, los precios siempre son más caros que si se compra en vivo y en directo. También se suma el cobro de traslado a domicilio.

Los artículos de almacén como galletitas, fideos y condimentos, sumados a las bebidas, productos de limpieza y perfumería, son los más solicitados entre los consumidores que hacen sus compras a través de la web. Mientras que los productos frescos son los que tienen mayor espacio de crecimiento, “ya que su participación sigue siendo menor a la que se observa en los locales”, dijo Daniel Degiorgis, gerente de Venta No Presencial de Jumbo.

También ganan una creciente participación los productos de gran volumen, como por ejemplo los electrodomésticos.

La Nación


Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter