Archivo para 30 mayo 2011

“Paradoja: pese a la inflación “se castiga” el uso de efectivo y un mismo producto puede tener hasta seis precios distintos”

Paradoja: pese a la inflación "se castiga" el uso de efectivo y un mismo producto puede tener hasta seis precios distintos

¿Hay discriminación del “cash” en la Argentina?

“El dominio que tuvo durante mucho tiempo el famoso ‘contado rabioso’ hoy perdió protagonismo. Ahora, para la compra de muchos productos, el que manda es el plástico”.

Esta frase pertenece a un experto en finanzas. Y retrata la notoria desventaja que encuentran los argentinos que deciden efectuar sus pagos en “cash” en los comercios de cualquier shopping.

En un país que ostenta uno de los niveles de inflación más altos del mundo resulta hastaparadójico que el utilizar dinero en mano resulte menos conveniente que pasar la tarjeta por un postnet que, de manera casi “milagrosa”, reduce el costo de la transacción hasta en un 20% y permite licuar los pagos en el tiempo.

En otros momentos por los que transitó el país -que quedaron marcados a fuego por las constantes remarcaciones de precios- era el “efectivo en mano” el que se imponía.

Ahora, los roles se han invertido.

Y esta menor participación en la utilización de billetes coincide con el auge en el uso de tarjetas.

Los argentinos -expertos en crisis y en adaptarse a los cambios de contexto- lo saben. Los bancos también.

El reflejo de esto es que, en el último año, más de 4 millones de nuevos plásticos salieron a rodar. Y el consumo por esta vía ha venido creciendo a tasas de un 40 por ciento.

Claro está, que las entidades financieras han sido las que lograron este vuelco. Con el crédito a largo plazo (hipotecarios) corrido de escena, la pelea por financiar la “inmediatez” del consumo terminó ocupando un lugar protagónico.

Pero hay más. En la Argentina de hoy, con precios que no se terminan de reacomodar, no queda muy en claro cuánto vale cada cosa.

O, lo que es peor aún, resulta difuso saber lo que realmente deben pagarse por ellas. Y si existe alguna alternativa para adquirirla a un costo menor.

Así las cosas, hoy un mismo producto puede tener hasta 6 valores diferentes:
1. Precio de contado (quizá el más castigado).
2. Precio por pago con débito (hasta un 20% menos).
3. Precio con tarjeta (pagos que se licúan en el tiempo)
4. Precio por pertenecer a un club de fidelización (2×1).
5. Precios en Internet (Mercado Libre).
6. Precio por cuponera (Groupon, entre el 40 y el 80% menos).

¿Cuánto cuesta?
A medida que se fue potenciando el boom de consumo, los argentinos comenzaron a verse seducidos por una agresiva “maquinaria” de planes de pago y rebajas de todo tipo.

Así, fueron ganando terreno diversas alternativas como las cuponeras de descuento, los plásticos de los clubes de fidelización, las promociones por pago con débito y hasta losprecios promocionales por compras a través de Internet.

¿Cuánto cuesta ir al cine, salir a comer, disfrutar de un spa, comprar en el súper o adquirir un artículo electrónico? Todo depende.

Por ejemplo, en el caso de querer disfrutar una película, se puede pasar por ventanilla ypagar $30 o, si se cuenta con una tarjeta del Citi, abonar la mitad.

Tal beneficio también se extiende a quienes están suscriptos a algún diario, beneficiados por el 2×1, o pertenecen a Club Personal o a Nextel.

Las diferencias de precios también están a la orden del día a la hora de renovar la casa.

En Easy, por ejemplo, quien quiera comprar un artefacto para el hogar, amoblamientos, y hasta una alfombra, tendrá un precio “castigo” por pago en efectivo.

En cambio, quienes simplemente tramiten el plástico de la casa –tarjeta Más-, pagarán en su primera compra un 15% menos y podrá licuar las cuotas a lo largo de 15 meses.

Adiós, amigo billete
“La gente se acostumbró a buscar ofertas y descuentos y, poco a poco, amoldó su consumo a las distintas propuestas de rebaja que pueden conseguirse. En definitiva, lo que se está viendo es una carrera contra el incremento de precios“, señala Gustavo Giraldez, CEO de Zonabancos.com.

Giraldez remarcó el retroceso que viene mostrando el billete respecto de otras formas de pago.

Es que ahí reside, según los analistas del sistema financiero, la gran diferencia entre este momento y otros períodos históricos de alta inflación: ahora la bancarización es masiva en comparación con su baja penetración de otras épocas. Y el desincentivo en el uso del cash tiene, como contrapartida, la expansión del negocio bancario, que embolsa las comisiones por el uso de los nuevos medios de pago.

Al respecto, Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), también destaca que la proliferación de cuotas y las promociones dieron lugar a un “predecible retroceso en el uso del cash”.

Además, da cuenta de que las fuertes subas de precios que enfrentan los argentinos sirven como caldo de cultivo para potenciar aún más el uso de estos mecanismos.

“Los descuentos y promociones tienen que ver, en gran parte, con que muchos valoresestán a un nivel que, en muchos casos, superan a los de Estados Unidos y Europa. ¿Cuántos realmente pueden hoy afrontar de contado los montos que se piden por la indumentaria o la electrónica?”, se pregunta.

“El problema ahora es que se llegó a una abundancia tal de ofertas y variedades de preciosque terminan confundiendo a gran parte de los consumidores“, añade.

Andrada va más allá al afirmar que las variaciones de precios que pueden ostentar hoy un mismo producto “no es más que un derivado de la política de consumo que promueve el Estado“.

Restaurantes, tecnología y más diferencias
Quien quiera salir a comer también encontrará múltiples alternativas.

El precio que figura en la carta puede cambiar sustancialmente si se presenta una tarjeta de fidelización, a través de la cual se puede obtener una rebaja del 20 por ciento.

Si, además, el comensal es un socio “Premium”, posiblemente pueda aspirar a undescuento del 40% en días especiales.

Del mismo modo, aquél que esté suscripto a los servicios que ofrecen las cuponeras online, podrá beneficiarse con una quita de hasta un 80% sobre el precio en efectivo.

El límite difuso de saber cuánto cuesta un bien toca de lleno a la tecnología.

En las principales cadenas de electrodomésticos, productos como las computadoras de escritorio se comercializan a un 15% menos si la transacción se hace con tarjeta de crédito y con la posibilidad de cancelar la compra en 18 cuotas sin interés.

A ese porcentaje, en muchos casos, se le adiciona otro 10% de rebaja si la misma se realiza de forma telefónica.

Haciendo una breve recorrida por varias cadenas de artículos para el hogar, se observa que la principal combinación, en cuanto a rebajas, responde a la “fórmula” 20% de reducciónen el precio y 20 cuotas.

En el siguiente cuadro pueden verse algunas de las opciones que ofrece el retail:

Muestras de la variedad
A la par de la tecnología o los restaurantes, otro ámbito que evidencia una amplia gama variaciones en el precio final son los supermercados.

En esa dirección, cadenas como Coto promueven descuentos por el uso de plásticos que promedian el 20 por ciento.

La vigencia de estos beneficios, por lo general, se extiende de lunes a sábado.

Por el lado de Disco, la compañía propone descuentos de hasta el 25% para quienes paguen con tarjeta del Banco Francés los días martes y miércoles.

Algo similar ocurre con la estrategia de Jumbo, promovida bajo el nombre “Jumbo a casa”.

Es muy habitual que, en determinados días, todas las cadenas otorguen 12 cuotas.

Este “mar de precios” también se da en los automóviles adquiridos vía Internet.

Este medio pudo comprobar diferencias de valores de hasta un 20% entre las unidades usadas que se comercializan en el canal tradicional y aquellas que aparecen en venta en la red.

El caso Groupon y los descuentos en la web
A este “revuelo” de precios, por el que cada día resulta más confuso el saber cuánto debe pagarse por un bien, se suma el caso de los agresivos descuentos que se ofrecen en Internet.

El exponente más evidente de esto es Groupon, que comenzó a operar en Argentina en 2010.

Este formato de compra colectiva a base de rebajas -que pueden llegar a ser del 80%-no ha parado de crecer, a partir de la ampliación de su menú de ofertas.

Comenzó sus operaciones con sólo tres cuentas de mail registradas (las de sus socios) y, gracias al boca en boca, ahora cuenta con más de 1 millón de suscriptores.

¿Cómo funciona?

• Es una plataforma de comercio electrónico social.

• Con la sola registración, cualquier persona puede acceder.

• Groupon y la empresa que ofrece el descuento son “socias por un día” y las dos ganan dinero por cada cupón vendido.

• Se publican artículos con rebajas que van del 40 al 80 por ciento.

• Una de las principales características de las ofertas es que duran sólo 24 horas.

• El objetivo de esta estrategia es generar la sensación de inmediatez, de urgencia (“si no lo comprás ahora, fue”).

• Debe reunirse una cantidad de interesados para cada descuento ofertado. Se estipula un período de tiempo. Si al término del mismo no se llega a ese total se cancela la operación y al usuario no se le cobra.

La empresa ya cuenta con 72.000 seguidores en Facebook, 3.500 en Twitter, y 1.300 empresas publicaron sus ofertas.

Crecimiento explosivo de los descuentos virtuales

Según datos de Groupalia, uno compañía con llegada a los principales países de la región, en la Argentina este mercado se ha desarrollado y crecido a razón de un 40% mensual.

El boom se ha dadoen primer lugar, “porque es un concepto simple, es decir, cuanto más se compra más se puede bajar el precio”, apunta Sebastián Pereira, country manager de la firma.

En segundo término, semejante repunte se explica “por la gran variedad de productos y servicios ofrecidos, algo que resulta difícil de encontrar en otro lugar”, señala el directivo.

En tercer orden, porque “permite acceder a comercios cercanos a donde uno vive, cuando antes el e-commerce era más global”.

Otro punto no menor es que a través de estos beneficios las empresas encuentran una nueva forma de hacer marketing y de promocionar sus negocios, mediante una campaña de publicidad a costos muy reducidos, con la ventaja de que llegan a un volumen nuevo de clientes que, de otra manera, no podrían alcanzar”, destaca Pereira.

Así, los descuentos online permiten que se beneficien los tres pilares que conforman el circuito: consumidores, empresas y las propias páginas de Internet que ofrecen la plataforma y obtienen una comisión por las transacciones, que suele ser de hasta el 20 por ciento.

En la Argentina ya operan más de 20 redes como Groupon, Groupalia, Pez Urbano, LetsBonus, No te la pierdas, Agrupate y Click On.

Esta proliferación de agresivas rebajas online viene a sumarse al menú de opcionesque encuentra la sociedad para adquirir un bien o un servicio, a un valor diferenciado.

Un producto, múltiples precios y el “castigo” por utilizar efectivo.

Así es el panorama que dibuja la Argentina de hoy, en donde todo es relativo.

Más aún, cuando se trata de saber cuánto vale cada cosa y cuál es el valor que debería pagarse por ella.

IProfesional

Anuncios

“El boom del consumo también llega al lujo”

Como ocurre a nivel global, el mercado de productos de lujo en la Argentina también está pasando por una buena etapa. Un resurgimiento luego del golpe que le significó la crisis económica de fines 2008. “Así como hubo crecimiento en consumo masivo en la Argentina, ante la inflación el consumo de bienes de lujo también crece”, señala Federico Eisner, analista de la filial local de la consultora Bain & Company. “Es un momento de crecimiento. Hay un nuevo perfil de consumidor que pasa a elegir productos más por el contenido emocional de relación con la marca que por el producto o servicio tradicional”, coincide Diego Schvartzman, presidente de la firma especializada Maison du Luxe.

En la marca Ermenegildo Zegna, con dos locales en Buenos Aires, prevén un crecimiento en sus ventas del 10% con respecto a 2010. “El consumidor argentino es, sin duda, uno de los más refinados en gustos de América latina, conoce y aprecia la calidad y sabe combinar colores y estilos muy bien”, señaló Alberto Candellero, responsable regional para la marca italiana.

En el caso de Kenzo y Tombolini aseguran que tanto en facturación como en prendas vendidas están por encima del año pasado. “Ya desde mediados de 2010, el crecimiento de este tipo de productos se hizo evidente, nuestras expectativas son muy buenas para este año, pero tenemos que tener en cuenta que años electorales son siempre difíciles de predecir”, destacó María Cecilia Bonaventura, directora Comercial de ambas marcas.

El consumo de lujo también crece en el rubro de joyería y alta relojería. Este año, por ejemplo, la cadena Danfer, con tres locales en Barrio Norte, Tribunales y Belgrano, prevé inaugurar uno más en el Patio Bullrich. “Este año, sólo en los primeros tres meses vendimos un 40% más que en el mismo período del año anterior”, explica Jonathan Lemcovich, presidente de Danfer. “Tenemos cada vez clientes más jóvenes, que son profesionales y disfrutan de usar productos que le den cierto estatus y que perduren en el tiempo”, agrega.

En el segmento de maquillaje, cosmética y fragancias también vislumbran un buen 2011. “El año comenzó con demanda superior a la prevista, principalmente por la dinámica de las fragancias y del maquillaje. Hasta la fecha, crecimos un 15% en unidades y un 35% en valores, creciendo más rápido que en 2010”, comentó Valentín González, director división productos de lujo de L’Oréal. “El turismo jugó un papel importante en el primer trimestre. Hay una franja de clase media y media baja que están accediendo a las fragancias selectivas como demostración de uno de los primeros gestos de status en el consumo”, agregó el directivo. La compañía francesa relanzó la marca Yves Saint Laurent, con productos de maquillaje, tratamiento y fragancias.

Un buen termómetro es la avenida Alvear, epicentro del lujo porteño, que hace dos años mostraba un 30% de locales sin alquilar y hoy está “completa”.

El Cronista Comercial

“Los nuevos lanzamientos del Marketing Bancario”

Desde ahora el cliente puede elegir los ahorros y dónde consumirlos

Megadescuentos: desde ahora el cliente puede elegir los ahorros y dónde consumirlos

Quiero!” es el nombre que le dio Banco Galicia a un nuevo sistema que presentó a sus clientes, mediante el cual otorgará beneficios por comprar con tarjeta de crédito pero que podrán adaptarse al lugar, tipo de consumo y porcentaje de descuento del interesado.

La propuesta de la entidad tiene como objetivo terminar con las promociones que se parecen a un commodity y que quedaron establecidas como estrategias inamovibles para un día, lugar y consumo determinado.

La acción se presentó en el mercado con una campaña que ya tiene su página en Internet, quiero.com.ar, la cual tiene como objetivo privilegiar la libertad del cliente.

Se trata de un programa de puntos que pueden ser canjeados en el banco por ahorros para cualquier comercio o rubro, o por productos que los clientes recibirán directamente en su casa.

Los puntos se podrán sumar con todos los consumos de las tarjetas Galicia adheridas, o con el saldo promedio de las cajas de ahorros adheridas al programa.

Luego, la equivalencia de puntos y descuentos variará según el producto o forma a través del que se los adquiera y según para lo que se desee usar el descuento.

Detalles
En Galicia definen a Quiero! como el primer y único programa de beneficios que permite canjear los puntos por lo que quiera el cliente: ahorros en los comercios y rubros seleccionados, en restaurantes preferidos, viajes, salida de shopping y compras en las marcas preferidas”.

¿Cómo sumar puntos?
Los clientes del banco ya están sumando puntos Quiero! Se deben adherir las tarjetas y a partir de entonces se acumulan puntos con cada compra que se realice, tanto con la tarjeta de débito cómo con las de crédito.

También se puede acumular con el saldo promedio de la caja de ahorros adherida al programa.

¿Cómo canjear puntos?
Para canjear los beneficios se debe acceder desde Galicia Home Banking para luego ingresar en la opción Quiero!. Una vez allí, se podrán realizar todas las operaciones, como consultar y canjear los puntos. Se deberá utilizar la tarjeta de coordenadas al momento de realizar el canje.

Buscador
En la página web de la nueva campaña se aloja un buscador que se divide en qué, cómo, dónde y cuándo.

En el mismo se debe seleccionar el rubro de interés, que son mas de 20. Una vez seleccionado aparecen las opciones con los puntos correspondientes.

También hay un simulador de puntos para que el interesado pueda calcular que opciones tiene.

Continuidad de las ofertas
El nuevo programa compartirá espacio con el viejo esquema y se mantendrán los convenios con los 800 retailers con los que actualmente ofrece descuentos.

Sin embargo, la iniciativa permite al cliente no acotarse a determinados comercios y poder elegir utilizar los puntos acumulados para canjearlo por el porcentaje que desee de descuento y utilizarlo en el rubro y comercio que quiera.

El Citi a la conquista: lanza dos tarjetas de crédito exclusivas para mujeres

El Citi a la conquista: lanza dos tarjetas de crédito exclusivas para mujeres

Citi Argentina lanzó las tarjetas de crédito Citi MasterCard Women y Citi AAdvantage Mastercard Black Women -con suma de millaje con American Airlines-, productos inéditos a nivel local y mundial destinados exclusivamente para clientes mujeres.

Otro rol social
Este doble lanzamiento está pensando tanto para los rubros clásicos ligados a la belleza y la moda como para aquellos que denotan que la mujer ya tiene un nuevo rango en la sociedad donde se mueve de modo independiente.

Se trata no sólo de un plástico novedoso en el mercado sino también de un programa global de beneficios que apuntan a conquistar el mercado femenino a través de una estrategia que responde a las necesidades de cada tipo de mujer, identificando las categorías vinculadas a sus diferentes intereses.

Rubros tradicionales
Ambas tarjetas agruparán descuentos y promociones en los rubros tradicionales como moda y belleza, pero también incluirá nuevas categorías que segmenten mejor los intereses de la mujer, en especial aquellos que apunten a un target de mayor poder adquisitivo.

Beneficios especiales
La tarjeta promete beneficios en entretenimiento -en obras de teatro dirigidas a la mujer-;libros y autoras recomendadas; promociones en viajes y destinos de interés femenino, ya sea románticos, con amigas o en familia; en restaurantes con mesas de mujeres solas; descuentos en peluquerías, tratamientos de belleza y en centros de estética.

Sobre ruedas
Pensando en la mujer independiente habrá descuentos en talleres mecánicos y en lavaderos de autos como así también guías de electricistas y otros servicios en donde encuentren, además de un mejor precio, un trato amigable.

La estrategia
Marcela Rémoli, gerente de Marketing de Citi Argentina, señaló la estrategia detrás de este lanzamiento.

“La flamante tarjeta está enfocada a un segmento que cada vez cobra más relevancia. En Citi siempre estamos a la vanguardia de las tendencias del mercado y hemos visto oportuno un producto especialmente diseñado para la mujer moderna, que busca precios y al mismo tiempo darse gustos y mejorar su calidad de vida”, dijo.

Decisiones de peso
Es sabido el peso de las mujeres en las decisiones de compra. Pero se las solía vincular a la elección de consumos familiares. Ahora, con este lanzamiento se pone el foco también en aquellas que se mueven de manera indenpendiente.

En sintonía
Las mujeres en general se estima que están vinculadas al 80% de las decisiones de compra. Sin embargo no fueron miradas por las marcas como un target que saliera de lo estrictamente familiar.

Entre otras cosas tienen previsto un encuentro de mujeres poseedoras de la nueva tarjeta en el Opera Citi, el teatro que esponsorean, detalla El Cronista. Y justamente será un encuentro de 1.800 mujeres porque ese es el número de butacas disponibles.

A su vez se utilizará a la clásica revista femenina Para Ti como una fuerte plataforma comunicacional. Y este lanzamiento tendrá un rol protagónico en la edición especial aniversario 89 del 13 de mayo próximo.

Dos opciones
La tarjeta Women viene en la versión clásica y la black. La segunda está orientada al segmento femenino de mayor nivel adquisitivo y además sumará puntos para el programa del banco con American Airlines.

Iprofesional


ATLANTA CAMPEÓN 2011

Fue Bohemio porque anduvo de aquí para allá, transitando los 100 barrios porteños hasta que, en 1922, se afincó en Villa Crespo, en el actual predio de la calle Humboldt. Fue Bohemio porque la suerte lo fue paseando de categoría en categoría, hasta que las vueltas de la vida, lentamente, lo fueron acercando a los pagos que nunca debió dejar. Atlanta, de 106 años de vida, fue uno de los creadores del Profesionalismo y se mantuvo en Primera durante 45 temporadas, hasta que en 1984 dio las hurras definitivamente hacia el Ascenso.

Esta tarde se vivió una verdadera fiesta, a pesar de la angustia, en el remozado estadio León Kolbovsky, algo extraño para las nuevas generaciones entre tanto cemento (en las cabeceras) y ese vacío sobre el lateral que supo ser de impactante tablón y le daba la espalda a las vías del San Martín. Y a propósito de San Martín, ¿quién no recordó entre los 10.000 testigos del ascenso el Atlanta-Chacarita que se viene, no?

Esta vez, el invitado a la fiesta fue Barracas Central, el equipo de Kopriva. En definitiva, un aguafiestas. El Camionero avisó a los 17′ cuando Matos tuvo el 1-0 en un cabezazo que dio en el travesaño. Sin embargo, a los 34′, Carlos Arce, también por arriba, le puso el testazo al córner de Almada Flores para el triunfo parcial que, en definitiva, sería final. Orfila pudo aumentar y Ferragut empatar antes de meterse en el vestuario a refrescar conceptos. Javier Alonso terminó cambiando todo el mediocampo aunque, así y todo, a pesar de tener un poco más la pelota, la historia no varió demasiado. El uruguayo Orfila, de nuevo, tuvo el 2-0 en sus pies y un offside privó a Atlanta del empate de Ferragut. Costó, claro que costó. Costó que bajase el almuerzo. Hubo que esperar a la hora de la merienda y a la derrota 3-0 de Defensores de Belgrano ante Nueva Chicago para, al fin, gritar campeón en un barrio sin siesta.

Fue el regreso a una categoría abandonada en 1999, un 22 de mayo, después de un duro 0-5 ante Quilmes en el Centenario, entre gases lacrimógenos y las malas noticias que llegaban desde Rosario, donde Central Córdoba caía frente a un Almagro que se salvaba gracias a un joven Lucas Pusineri.

La Primera B le dio la espalda con el tiempo al Bohemio, que tuvo en la 2003/04 una chance histórica de pegar la vuelta, aunque la final ante Sarmiento de Junín terminó de la peor forma: en derrota y con la agresión a Mauro Amato, delantero del Kiwi.

Por suerte, ya nadie habla de quiebra que lo dejó sin fútbol en el comienzo de los 90′ y los recuerdos quedaron más cercanos a las añoranzas, por ejemplo, de la desaparecida Copa Suecia o el 3° lugar en el Nacional 73. Otros tiempos, otras realidades.

Hoy fue tiempo de la potencia goleadora de los hermanos Soriano, de la experiencia de Llinás en el arco, y de los beneficios del acuerdo con Lanús, que data de 2009 (y le cedió al fulgurante Mancinelli, a Alvarez, Lolli, Pasquini, Segovia, Valdez y Bielkiewicz). Claro, todos manejados desde afuera por Javier Alonso, hombre de la casa.

En el medio del jolgorio, mientras la caravana va de acá para allá, mientras el sol cae, mientras Humboldt, Muñecas, Corrientes parecen tomadas por miles de almas auriazules, ellos ya se sienten en la B Nacional. Ellos ya se sienten, de nuevo, más Bohemios que nunca…

Diario Olé

Los argentinos, ricos en dólares, reviven el “déme dos”: ¿Durará este veranito noventista?

Los argentinos, ricos en dólares, reviven el "déme dos": ¿Durará este veranito noventista?

Los economistas, a la hora de analizar cuán competitivo es un país en relación a otros, utilizan un amplio abanico de variables.

Entre ellas figuran los costos laborales de la industria, las mejoras en la productividad, las presiones inflacionarias o, incluso, algunos índices de productos “globalizados”, como es el caso del que se elabora en base al precio del Big Mac.

Sin embargo, en la Argentina, también existe otro termómetro infalible: se trata, ni más ni menos, que del movimiento en los aeropuertos internacionales.

En efecto, el flujo de turistas argentinos que entran y salen del país a través de Ezeiza o Aeroparque brinda una pauta bastante precisa de cuán caro o barato está el peso en relación al dólar, más allá de las cotizaciones nominales.

Y, hoy en día, basta observar apenas unos minutos las puertas de ingreso o egreso para corroborar que se está a las puertas de vivir un auge similar al que experimentaba el país durante la época de la convertibilidad.

Paulatinamente, el flujo de turistas argentinos que eligen veranear en Brasil, Uruguay, el Caribe, Estados Unidos o Europa, vuelve a acercarse a los mayores registros históricos.

Mientras que en enero y febrero de 2001, cuando todavía con un peso se podía comprar un dólar, cerca de 447 mil argentinos habían decidido cruzar la frontera a través de los dos aeropuertos más importantes.

Y este verano, a pesar de que nominalmente el tipo de cambio marca una relación de 4 a 1, el número de personas que decidió tomarse un avión hacia otros destinos, fue bastante similar,y sumó más de 430 mil pasajeros.

El dato clave es que esta cifra representa un incremento de casi el 25% con respecto al mismo período de 2010.

Y a medida que las mejoras salariales van intentando al menos empatarle a la inflación -y en muchos casos ganarle- y la tasa de devaluación corre muy por detrás de la suba de precios,los argentinos se van sintiéndo, mes a mes, más ricos en dólares.

Esta tendencia quedó plasmada en los últimos datos disponibles del INDEC, que muestran además que en la reciente temporada alta de verano, estos turistas se “patinaron” unos u$s477 millones en el exterior, casi un 8% más que en 2010.

A Miami, con escala en el atraso cambiario
En este contexto, a pesar de que una familia de clase media se sienta reconfortada al poder darse el “gustito” de viajar a Miami o a otros destinos -como no sucedía desde la convertibilidad-, para los analistas, esto es suficiente para encender una luz amarilla.

En efecto, cuando el Caribe o Brasil -a pesar de lo caro que está el real con respecto al dólar- se convierten en opciones que directamente pasan a competir con los destinos locales, es un síntoma evidente de que, más que una recuperación del poder adquisitivo, se está ante una creciente pérdida de competitividad del “Made in Argentina” y una situación crítica en materia de atraso cambiario.

En este sentido, Alejo Espora, economista del Banco Ciudad, sostuvo a este medio que “si bien nominalmente la relación entre peso y dólar es de 4 a 1, en términos reales este año estaremos volviendo a una paridad 1 a 1. Lo único que está manteniendo con aire el colchón es el real brasileño, pero éste también se irá desgastando”.

“El problema, más que la foto, es la película. Una Argentina con una inflación del 25% frente a países desarrollados con tasas del 2% o emergentes con incrementos del 7%, marca que la apreciación real del peso continuará y se profundizará. Hoy no implica necesariamente que la economía se planche, pero todo tiene un límite y en el mediano plazo esta tendencia se tornará insostenible“, disparó el experto.

Para Martín Apaz, gerente del departamento de Economía de la consultora Deloitte, “todo esto es una luz de alerta más de un proceso que avanza desde hace un tiempo y está relacionado con que la Argentina se está volviendo cada vez más cara en dólares“.

“La devaluación del 2002 permitió que el país se vuelva más accesible en términos de divisa estadounidense. Esto generó que, por varios años, el consumidor doméstico se vuelque necesariamente a los bienes y servicios producidos localmente. Sin embargo, cuando la inflación empezó a hacer su trabajo, esa diferencia de precios pasó a equipararse y lo que antes estaba vedado, ahora está al alcance de la mano. Esto es lo que explica por qué aumenta la demanda de alimentos o de vehículos importados, dos sectores donde el Gobierno intervino para frenar su ingreso. O por qué cada vez más argentinos salen al exterior“, explicó Apaz.

En la misma línea, Espora destacó que “cada vez se está profundizando más este fenómeno. Este invierno y el próximo verano seguramente haya todavía más argentinos haciendo turismo fuera de la Argentina. Porque, si bien las paritarias a lo sumo empardan la inflación, con el dólar planchado estamos viendo un aumento fenomenal del poder adquisitivo en dólares“.

Para corroborar ello, no sólo es necesario ver las estadísticas del INDEC. Basta considerar que cada vez es más usual escuchar entre amigos o conocidos cómo se impone la técnica de la “valija vacía“, es decir, viajar al exterior con poca ropa y aprovechar el espacio libre para volver “cargados” tras varios días de shopping.

Los plásticos, “a full”
Una prueba de esto es que las tarjetas de los argentinos están “al rojo vivo“. No es para menos, según datos del Banco Central, en marzo, el saldo global en dólares de los plásticos alcanzó los u$s180 millones promedio, una cifra récord desde la salida de la convertibilidad, tal como se puede observar en la siguiente infografía:


Para tener una noción de cómo este revival noventista se está imponiendo entre gran parte de la sociedad, basta saber que en 2003, cuando viajar al exterior era casi una utopía para la mayoría de los argentinos, ese mismo saldo apenas alcanzaba los u$s16 millones.

Es decir que hoy por hoy, los argentinos tienen que cancelar, en dólares, una cifra once veces superior a la de hace ocho años.

Desde Banco Credicoop destacaron que “en todas las tarjetas que comercializamos hemos notado un importante crecimiento en nuestra cartera de consumos en dólares. Por ejemplo en Cabal, comparando el primer trimestre del 2011 con respecto al mismo período de 2010 registramos un incremento del 70% promedio“.

El saldo promedio por cliente en esa entidad ronda los u$s500, una cifra que “se vio impulsada por el mayor uso de plásticos en el exterior y un incremento en el consumo promedio durante la primer parte del año”.

Para los expertos de la entidad, “se va a sostener el crecimiento de consumos en el exterior“, al tiempo que destacaron que “nuestros asociados realizan continuamente viajes, ya sea por negocios o bien por placer. En este último caso, inclusive, está disminuyendo la marcada estacionalidad que mostraban tiempo atrás”.

El revival noventista, versión china
Meses atrás, cuando se hablaba del regreso del 1 a 1, los expertos siempre hacían hincapié en que esta “convertibilidad recargada” solamente se aplicaba para la relación bilateral con Estados Unidos, es decir, con el dólar, ya que con el resto de los principales socios comerciales, especialmente con Brasil, la economía doméstica seguía teniendo un colchón cambiario importante.

En otras palabras, esa paridad real con el billete verde se presentaba más como una “frontera psicológica” que como un problema a grandes escalas para la economía local.

El problema es que, con tasas de inflación que casi cuadruplican a la del promedio de los países emergentes, los expertos alertan que la Argentina, así como ya padece la pérdida de competitividad con la “zona verde”, ahora también se encamina a un nuevo 1 a 1 con una potencia que continuamente vive amenazando a la industria local: China.

En buen romance, en términos reales -es decir considerando las cotizaciones nominales y la inflación acumulada en estos años-, el gigante asiático, visto desde los ojos de la Argentina, a fin de año se volverá tan competitivo y sus productos serán tan atractivos como en épocas de la convertibilidad.

Según un estudio del Banco Ciudad, para diciembre de 2011, el tipo de cambio real con China será de apenas $1,15 por cada yuan. Es decir que tan sólo 15 centavos separan a este Modelo K versión 2011 de la realidad imperante antes de la salida de la convertibilidad a la hora de analizar la relación con el gigante asiático, tal como se puede observar en el siguiente cuadro:


Esto es lo que explica la catarata de medidas proteccionistas que viene aplicando el Gobierno, especialmente para frenar la avalancha de productos asiáticos.

“Más allá del dólar, con otras monedas también estaremos liquidando, para fines de año, casi todo el colchón cambiario generado por la devaluación“, alertó Espora.

Incluso, las luces de alerta ya se encienden con respecto al “súper real”, ya que, al encontrar su piso, toda la inflación argentina, de ahora en más, será “ganancia” para la industria brasileña.

En efecto: en diciembre de 2010, el tipo de cambio con Brasil, gracias a su apreciación, estaba en niveles ideales: $2,25 por cada real.

Sin embargo, Espora alertó que el real “ya no se va apreciar más, en tanto que la inflación argentina está triplicando la del país vecino“. ¿Qué provocará esto? Que la relación en términos reales en los próximos ocho meses baje hasta los $1,91, es decir, el nivel más desventajoso desde mediados de 2009, cuando la divisa brasileña estaba más devaluada.

En este contexto, Espora advirtió que “otro año más como 2011 y nos seguiremos comiendo el colchón que nos queda con China, Brasil y la zona Euro. Está claro que entramos en una fase preocupante”.

Mientras tanto, conforme se van achicando esas ventajas con otros países, para Apaz, “el auge de argentinos viajando y comprando en el exterior se va a mantener e, incluso, podría profundizarse, al menos hasta fines de 2012, ya que estimamos que la tasa de inflación nuevamente se ubicará por encima de la de devaluación. Así es como estará todo dado como para que la demanda de parte de la sociedad se siga trasladando a bienes y servicios producidos internacionalmente”.

Y eso significa más turismo en el exterior y más importaciones presionando por un lugar en las góndolas locales.

IProfesional


Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 57 seguidores

Archivos

Twitter