“¿Tarjeta o un préstamo del banco?: la clase media quiere saber qué resulta más barato”

El boom del consumo que se viene registrando desde principios de año encuentra en los préstamos personales y tarjetas de crédito a sus principales aliados. Y todo parece indicar que “este romance” se prolongará en lo que queda del 2010.

Los principales negocios de indumentaria y cadenas de electrodomésticos saben que, además de las innumerables acciones que despliegan a través de las tarjetas de crédito, el ofrecer préstamos a sola firma es otro factor clave a la hora de incrementar su caudal de ventas.

Más allá del contexto inflacionario, que hace que deban solicitarse montos mayores al aumentar los precios de los productos que se desean adquirir, el gráfico permite apreciar cómo los argentinos comenzaron a demandar más crédito apenas percibieron un panorama “más despejado”.

¿Tarjeta o préstamo personal?
Más allá del furor que genera el Mundial en cuanto a la oferta de LCD, los argentinos suelen plantearse el interrogante de si conviene utilizar la tarjeta o recurrir a un préstamo, en el caso de querer efectuar una compra específica, de un monto relativamente elevado.

Desde el punto de vista operativo es claro que “tarjetear” es mucho más práctico que recurrir al banco y llenar la solicitud para acceder a un préstamo personal.

¿Esa mayor dificultad se ve compensada con un ahorro en el costo de financiamiento? Las cifras que muestran las entidades, para ambas opciones, indican que no es así.

“En general es mucho más barato y práctico la tarjeta que un personal”, afirmó Marcelo Zárate, CEO de ZonaBancos.com.

“La única restricción es el límite que se le aplica al dueño del plástico, más allá de la carga que puede venir acumulando de meses anteriores”, destacó.

  • En el caso de las tarjetas, el costo financiero total (CFT) oscila -para los principales bancos del sistema- entre un mínimo del 36% y un máximo del 54 por ciento.
  • En tanto que en el caso de los préstamos, éstos se mueven en un rango que va del 40% al 79 por ciento.

Resultan llamativo los casos del HSBC y del Santander, que cobran casi 14 puntos más por un crédito personal a quienes ya poseen cuentas sueldo en la entidad, respecto de la clientela en general.

En el caso de los otros bancos la situación es opuesta.

Del comparativo entre el costo financiero total (CFT) de tarjetas vs. préstamos, se desprende que el Macro y el Nación ofrecen la mejor relación, en cuanto a brecha.

Para el resto de las entidades el préstamo personal resulta ente 12 y 25 puntos más caro que el plástico.

¿Qué destino tienen los préstamos?
Según Pablo Etcheverry, directivo del Banco Supervielle, “el impulso proviene del mayor equipamiento que los argentinos destinan a los hogares”.

Desde las entidades sostienen que mucho ha contribuido la actitud defensiva de gran parte de la sociedad que busca adelantar consumos para ganarle a la inflación.

“Si bien hubo un fuerte crecimiento de las promociones con tarjetas de crédito, para la compra de LCD y notebooks, tanto el rubro tecnología como el de refacción del hogar tuvieron una fuerte participación entre los destinos más elegidos”, consideró Etcheverry.

“Entendemos que existe una mejora en el ánimo del consumidor por el Mundial de fútbol y los festejos del Bicentenario que, combinados a las mejores perspectivas en el plano personal, propició la tendencia por incrementar el volumen de compras”, sostuvo el directivo del Supervielle.

Préstamos, la clase media vuelve a los mostradores
“Actualmente la demanda de créditos se encuentra en continuo crecimiento. En nuestra entidad, si tomamos este cuatrimestre como punto de referencia, el incremento fue de casi el 40%, en comparación con los primeros cuatro meses de 2009”, afirmó Valdizan.

Desde el Banco Patagonia también coincidieron con este marcado repunte. Y afirmaron que esta tendencia se profundizó en estos últimos 5 meses. “Para el banco, el incremento de enero a mayo se ubicó en el orden del 25%”, resaltó la fuente consultada.

Desde el HSBC coincidieron en afirmar que “el mercado ha registrado un importante incremento en la demanda, en lo que va del año”.

En tanto, desde el Banco Galicia expresaron: “Comparando primer cuatrimestre 2010-2009, los montos otorgados se han duplicado y la demanda de préstamos personales continúa creciendo a un ritmo muy elevado”.

Fuente IProfesional

Anuncios

0 Responses to ““¿Tarjeta o un préstamo del banco?: la clase media quiere saber qué resulta más barato””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Emiliano Schwartz

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 63 seguidores

Archivos

Twitter

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: